¡A jugar!

Acaba de llegarme el libro del Dr. Eduard Estivill y Yolanda Sáenz de Tejada, ¡A jugar!, subtitulado “Actividades para enseñar buenos hábitos a los niños”, en la colección Best-seller de Bolsillo de Mondadori. El Dr. Estivill dirige la clínica del sueño del Instituto Dexeus: es el científico de este tándem. Yolanda es creativo y poeta, una de las mejores de su generación. Desde su plataforma artística y creativa, La luna es mía (www.lalunaesmia.es) lanza propuestas innovadoras como “poesía en palacio” en Granada o “el camino del sueño” para la cadena Hospes. Según su biografía, “vive cerca del cielo, donde cultiva pimientos y poemas”. Va a donar parte de los beneficios de esta obra a AFESIP. YST es la artista de este tándem.

En el ejercicio 12, La campana ganadora (página 64), los autores tienen la amabilidad de citarme: “Los humanos somos seres necesitados de proyectos para nuestra supervivencia física y anímica, y por supuesto para dar lo mejor de nosotros mismos”. Les agradezco mucho la amabilidad, pero no creo que la cita sea original. Esta idea está en Victor Frankl (El hombre en busca de sentido), en José Antonio Marina, en Aristóteles… En cualquier caso, les estoy muy agradecido.

En la contraportada, escriben lo siguiente: “Abre este libro siempre que pienses que los niños son niños, que dependen de tu alegría y que crecen con tus besos. Si crees que no es así, no malgastes tu dinero, puedes hojearlo y volver a dejarlo en la estantería. O regalarlo a alguien que quiera vivir de nuevo en el corazón de los niños.
A veces los buenos hábitos –en la alimentación, en la higiene o en el comportamiento- resultan difíciles de inculcar. Este libro pretende que los padres, mediante unos juegos divertidos, eduquen a sus hijos a la vez que crecen con ellos”. Precioso. Valiente, sincero y muy al grano.

Los ejercicios y las citas son maravillosas. Algunos ejemplos: “La educación no es llenar un cubo, sino encender un fuego” (Yeats), “El tiempo no es oro, es vida” (José Luis Sampedro), “El amor es fruta de temporada todo el año” (Teresa de Calcuta), “Si alguna vez la vida te maltrata, acuérdate de mí, que no puede cansarse de esperar aquel que no se cansa de mirarte” (Luis García Montero), “Nunca te fíes de un líder espiritual que no sepa bailar” (Mr. Miyagi).

John Izzo nos propone vivir la “segunda inocencia” (la primera inocencia es la infantil, la natural; la segunda es elegida conscientemente, sin caer en la ingenuidad, sin desconocer el dolor, la insatisfacción, la derrota). Este libro es una magnífica guía para jugar con los niños, y para aprender de ellos. No conozco un texto mejor con este propósito. Absolutamente imprescindible para vivir mejor.

Si aún no has elegido libro para esta semana santa, te recomiendo éste (confío en que esté ya en las librerías).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.