Pescando Talento

El último número del Shanghai Economist (www.sh-economist.com) publica en su portada “Fishing Talent” (Pescando Talento). Trata de la fábulas de las carpas del río Yi. Este río no fluía, sino que terminaba en un vasto lago al sur de una montaña. Lejos, en el norte, un grupo de carpas había oído hablar de la bellísima puerta del Dragón Dorado por una visita. Nadaron corriente arriba hasta llegar a la base de la montaña donde acababa el camino. Una carpa muy valiente se atrevió a seguir río arriba. Luchó y luchó hasta llegar a la montaña, y cuando se cayó de ella se convirtió en un espléndido Dragón. Otras carpas supieron de la historia y marcharon río arriba, se lanzaron desde la montaña… y se estrellaron contra las rocas. El dragón del éxito vivió en las grutas muchos años, en tanto las carpas volvieron a casa doloridas, con una marca negra en su cabeza para que no se les olvide lo ocurrido. Hoy todas las carpas (un animal que representa la longevidad en China) poseen esa marca.

La mencionada revista señala que la Gestión de RRHH es la práctica empresarial más retadora en el país. Las dificultades están por todas partes: mala selección, choques culturales, selección de incompetentes o pobre liderazgo a todos los niveles. El artículo del Shanghai Ecnomist acaba con las siguientes palabras: “China es el lugar más excitante del mundo para hacer negocios ahora; ningún otro sitio del planeta está creciendo tan deprisa y cambiando tan rápidamente. Los jóvenes profesionales lo sabe y por ello fidelizar a los mejores significa darles algo que merezca la pena; permitirles que crean de verdad que pueden subir la montaña y convertirse en dragones. Si no se consigue, el resultado es alta rotación y pobre productividad. Después de todo, las corrientes están llenas de carpas con puntos en la cabeza”.

¿Escasez de talento? Según McKinsey, las compañías chinas necesitan unos 75.000 líderes a todos los niveles que puedan trabajar en un entorno global; en la actualidad sólo cuentan con 3.000-5.000. Por ello están pagando algunos de los mayores salarios del planeta por sus directivos, con incrementos anuales de más del 20%. Según el informe del Instituto Adecco de diciembre de 2007, Carrefour China, con 35 hipermercados en 24 ciudades chinas, recluta al 90% de sus directivos entre los estudiantes de la Escuela de Negocios Sino-francesa, una joint venture entre China y Francia. Volkswagen Shanghai ha logrado acuerdos con los institutos de enseñanza media, Microsoft con varias universidades del país y McKinsey posee un programa de altos potenciales llamado “la Casa Asia”, con más de 40 profesionales. También en China, con 1.310 millones de habitantes, las empresas que mejor capten, fidelicen y desarrollen talento se llevarán el gato al agua.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.