Murcia, la crisis y la estrategia

Jornada de trabajo en Murcia capital. La ENAE (Escuela de Negocios de Administración de Empresas) de la Universidad, que dirige Enrique Egea, organiza desde el año pasado un Programa llamado Magistrae que convoca a los primeros ejecutivos de las principales empresas para tratar asuntos de management. Hoy voy a trabajar con ellos “Implantación de la Estrategia a través del Talento”.

Murcia es un paraíso (hemos estado a 20 grados, tomando el café al aire libre, y decían que el día era malo porque había un poco de viento) bastante desconocido. Se dice que a Murcia llega uno llorando y se va de ella llorando. El clima empresarial es tan bueno como el meteorológico: emprendedores, algunas multinacionales y buenas instituciones empresariales.

Hemos hablado de la crisis y cómo responder a ella desde la oportunidad: aprender, mejorar, crecer. De la estrategia como interno (recursos y capacidades propias) más que como entorno, desde un enfoque de cuadro integral, de estrategias de océanos azules y de perspectivas ganadoras (posicionamiento, agilidad, disciplina, enfoque). Hemos trabajado largo y tendido el tema del talento: por qué el líder no nace ni se hace, sino que se “forja”… y cómo se desarrolla a nivel individual, de equipo y organizativamente. Y hemos tratado extensamente la versatilidad del liderazgo.

Me ha encantado, una vez más, esta experiencia de aprendizaje. Un diálogo profundo con varios directores generales de la localidad: Enrique, Ángel, Mariano, José Manuel, Juan Carlos, José, Rafael, José Antonio, Antonio, Bárbara, etc. Estoy seguro de que les ha servido de reflexión y descubrimiento y de que pondrán en práctica mucho de lo tratado.

En el avión de vuelta a Madrid, leo en El Universal (el periódico de Iberia) un par de informaciones que me hacen pensar: una, relativa a los estudiantes universitarios. El 44% de ellos elige su carrera por vocación y el 28% por salidas, según Círculo Formación. Lástima que no todos sean vocacionales, cuando el talento es disfrute (lo de las “salidas” en un mundo global es una fantasía; todo y nada tiene salidas). El 56% prefiere no moverse de su Comunidad. El 78% en Madrid, el 70% en Valencia y sólo un 14% se iría a estudiar al extranjero.

La otra estadística es sobre nuestro nivel de inglés. Según el INE, el 5% de los adultos entre 25 y 74 años habla la lengua de Shakespeare. El 16% dice tener conocimientos medios y el 8% conocimientos básicos, lo que daría un total de 29’24% 14’7% el francés). Hay motivos para la esperanza: entre 25 y 34 años, el 50’24% dice hablar inglés en distintos niveles de conocimiento, y en ese tramo las mujeres (52’6%) más que los hombres (48%).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.