Tú le das vida al vacío

Noviembre
comienza con un día de recuerdo a los seres queridos que se nos han ido. Como
decía mi amigo Juan Luis Galiardo, “Yo existo porque me imagináis”.
Revista
Emprendedores de este nuevo mes. En
portada, “Negocios disruptivos. Cómo crear una empresa rompedora para
conquistar el mercado”. Como dice el director de la publicación, Alejandro
Vesga, se han divertido mucho haciéndola. “El mundo de la empresa es
especialmente proclive a incorporar conceptos que pronto se convierten en
modas: innovación, escalabilidad, disruptivo, lean (ligero)… encierran una
novedad que al utilizarse mucho por todo el mundo acaban pronto dejando hueco
el concepto”. “Las empresas disruptivas son las que demuestran espíritu
emprendedor… ¡Toma tópico!”
Para
romper con las reglas, las empresas deben dirigirse a los “no-consumidores”,
que tienen una necesidad no resuelta. ¿Ejemplos? Google, Zara, Vente-privee,
Ikea, Nespresso, ING, Legalitas, Alain Afflelou, El Circo del Sol. También me
han interesado las “7 decisiones que salvan empresas” y la entrevista con José
García Carrión: “Un estudio de mercado sirve para hacer lo contrario de lo que
se dice”. Las claves de su éxito son “ser diferente y contarlo sin complejos”,
la apuesta tecnológica (inversión de 700 M € entre 2000 y 2010) y la materia
prima (1.000 M de kilos de fruta). “Nos gustan los retos y si tenemos un éxito
fácil, nos mosqueamos”.
Programa
doble de cine hoy. Por la mañana, Don Jon;
por la tarde, La mirada del amor.
Don Jon es una película
interesante. La historia de un joven guaperas, chulito de New Jersey adicto al
porno (Joseph Gordon-Levitt, que protagoniza y dirige con 32 años la peli cuyo
guión ha escrito), ligón y vigoréxico, que conoce a una belleza (Scarlett
Johanson) que desea amoldarle la vida y a una mujer madura (Julianne Moore) de
vuelta de todo. Un gallito entre una amaestradora y una coach. La frase de la
peli: “Si te quieres liberar, tienes que desatarte en la otra persona y que la
otra persona se desate en ti”. Así es el sexo cuando hay auténtico amor. “Quería
contar la historia de un chico que ve demasiado porno y una chica que ve
demasiadas comedias románticas” (Joseph Gordon-Levitt).
La mirada del amor es la historia
de Nikki (Annete Bening, en uno de sus mejores papeles), que ha perdido a su
marido hace cinco años. Conoce a un hombre (Ed Harris), profesor de arte y
pintor, que es idéntico a su difunto esposo. “Esta es una profesión que te hace
muy vulnerable, que pone en jaque tus debilidades y fragilidades” (Annett
Bening). Cuando Nikki le dice a su nueva pareja que “falsea casas” (las mejora
para que puedan venderse a buen precio), él responde: “Tú le das vida al
vacío”. Otras frases importantes de la cinta son: “Eres tan especial… Podría
sumergirme en tu mirada”, “Te he buscado toda mi vida y no me creo que te haya
encontrado”, “No estoy preparada para compartirte con los demás”, “¿Qué estamos
haciendo? Creando nuevos recuerdos”.
Dos
historias románticas diferentes, un tanto rompedoras, que animan a la
reflexión. Este mes de noviembre veré Thor.
El mundo oscuro
(Zoe la ha pedido para el domingo); Séptimo, con Ricardo Darín y Belén Rueda; Blue Jasmine, de Woody Allen y posiblemente dos pelis españolas, Vivir es fácil con los ojos cerrados, de
David Trueba y ¿Quién mató a Bambi? de
Santiago Amodeo.
“La
realidad, sí, la realidad:
un sello de clausura sobre todas las puertas del
deseo.” (Olga Orozco, de su poema La
realidad y el deseo
, dedicado, por supuesto, a Luis Cernuda). Mi
agradecimiento a Miguel Ángel, Tania y Cris, grata compañía (presencial y por
teléfono) en el día de hoy.           

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.