Qué hemos aprendido de y desde el 11 S

Hoy es 11 de septiembre, 14 años después. [email protected] recordamos dónde y con
quién estábamos cuando un terrible atentado terrorista de Al Qaeda destruyó las
Torres Gemelas de Nueva York, con el saldo de 2.996 muertos (incluidos los 19
secuestradores). Osama Bin Laden se declaró autor de la masacre en 2004 y fue
asesinado en 2011.
Para muchos, aquel día comenzó el siglo XXI. ¿Qué hemos aprendido del
11-S?
He estado leyendo precisamente ‘What Have We Learned since September 11, 2001? A Network Study of the
Boston Marathon Bombings Response’ (¿Qué hemos aprendido desde el 11 de
septiembre de 2001? Un estudio en red de la respuesta a las bombas de la
maratón de Boston), de Qian Hu, Claire Connolly Knox y Naim
Kapucu: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/puar.12284/full La coordinación de las instituciones ha mejorado considerablemente
desde entonces, si bien George W. Bush gastó 1’3 B $ en guerras que no han
acabado con el problema.
Desde el 11-S, como comentaba en ‘Del
Capitalismo al Talentismo’, el mundo ha virado hacia China. En 2001, los
Estados Unidos debían a la República Popular unos 78.000 M $; diez años más
tarde, nada menos que 1’1 B $. La deuda se ha multiplicado por más de 14.
En este “día de la infamia”, mi recuerdo y
reconocimiento para mi buen amigo William Rodríguez, el último superviviente
del 11-S. Trabajaba en la Torre Norte de las Gemelas, portaba la “llave de la
libertad” que abría cada uno de los pisos, guió a bomberos y policías por la
torre y salvó la vida de cientos y cientos de personas.
Nacido en San Juan de Puerto Rico, mago de
profesión, marchó a Nueva York en busca de fama y fortuna. Y se encontró en la
Gran Manzana, según él mismo ha declarado, “como un pez chico en una gran
pecera”. Tuvo que trabajar como limpiador en las Gemelas, y le ganó un juicio a
la empresa de limpieza en el atentado anterior para tener la llave que
permitiera abrir los pisos. Solía desayunar con otros colegas hispanos en el
piso 106 del edificio… pero ese día, el 11 de septiembre de 2001, llegó tarde.
Eso le salvó la vida e hizo posible que se convirtiera en un héroe nacional.
Puedes ver su historia de primera mano en
castellano ante 2.500 jóvenes (‘Lo que de verdad importa’): www.youtube.com/watch?v=MVtBn8qgrR0
He tenido el privilegio de compartir presentaciones
con William Rodríguez, y desde entonces somos como hermanos. Hemos disfrutado
juntos en Casa Lucio y he aprendido mucho de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.