Factor Areté: Compórtate según te quieres Convertir

Hoy
hemos tenido, en el espacio Alma Sensei, la tercera de nuestras IPTs
(Interacciones Potenciadoras de Talento) con una veintena de Directores
Generales y CEOs, bajo el título ‘Transformación Digital Cultural y otros CEO
concerns’. Ha sido un diálogo fluido y mi esclarecedor.  Mi gratitud al equipo de Right Management por
una perfecta organización.
El
concepto de “concern” es difícil de traducir al castellano, porque no es
propiamente “precupación” (algo de lo que todavía no te ocupas, que está en tu
mente y no en la acción). “Concern” proviene del latín “concerniere”: “cernir”
era distinguir, tamizar, “con”, juntos. Algo que te concierne es algo de lo que
te sientes responsable, protagonista, que vas a resolver tú [email protected] Una
inquiertud esencial desde el Liderazgo Responsable.
Pues
bien, en este mundo “loco, loco, loco” (hiperVUCA), hay cinco grandes
necesidades en las organizaciones que conciernen a [email protected] [email protected] [email protected]:
crecer rentablemente, la excelencia (superar las expectativas del cliente para
fidelizarlo y que sea nuestro mejor comercial), la innovación eficiente (que
depende del orgullo de pertenencia), la productividad (causada por el mayor o
menor talento en la empresa)
¿Qué
pueden hacer los DGs? Por una parte, hacer posible que la empresa se transforme
en las 15 nuevas tendencias de la Gestión del Talento (de las que ya he hablado
en otras ocasiones en este Blog) y por otra, emplearse a fondo en tres
prioridades de acción:

Mostrar una Visión Compartida sobre los cinco retos… simultáneamente. El/la DG
es como un malabar con cinco pelotas en el aire. Si cae una caerán todas, y el
accionista (que decide sobre la continuidad del DG) tomará cartas en el asunto.
La rentabilidad es la consecuencia, nunca la causa.

Convertir la Alta Dirección de verdad en un Equipo de Alto Rendimiento (HPT,
por sus siglas en inglés). Las cinco prioridades lo son de todo el equipo, que
gana o pierde juntos. Desde una perspectiva de Balanced Scorecard (Cuadro de Mando
Integral) hay una clara secuencia: el crecimiento rentable (negocios) está
causado por la excelencia (clientes), ésta por la innovación eficiente
(procesos) y ésta a su vez por la productividad (talento individual y
colectivo) y la sostenibilidad (en términos dinámicos).

Comportarse según Quiera Convertirse (CQC). Es el Factor Areté, así llamado por
el ideal griego de potencial (mal traducido por “virtud”), claramente
humanista. Es el “ama, no lo que eres, sino aquello en lo que te puedes llegar
a convertir” de El Quijote, que inspira a José María Álvarez-Pallete,
presidente de Telefónica, y a un servidor entre muchos. Conviértete en lo que
deseas, y actúa como tal.    
El
psicólogo británico Richard Wiseman lo ha llamado “Principio As… If”. En su libro
de 2012 ‘Rip it up’ (Dales caña), se refería a William James, uno de los padres
de la Psicología, que en 1884 propuso una idea radical: si te comportas como la
persona que quieres ser, te conviertes en esa persona deseada. Tras décadas de
rigurosa investigación, esa aportación se ha comprobado en distintos aspectos
de la vida. Sonreír te hace instantáneamente ser más feliz (hazte muchas fotos
diciendo “cheese”). Una determinada postura de brazos te permite persistir en
algo el doble de tiempo. Convertir la mano en puño eleva la voluntad un 40%
(vamos, Rafa, Vamos). Un estudio de Harvard señala que personas con 70-80 años,
si se comportan como jóvenes, mejoran su memoria y capacidad de reacción. Si
las personas que posponen lo que han de hacer (procrastinadores) se ponen a la
tare durante 3 minutos, la completan mejor. Según el MIT, las personas sentadas
en sillas incómodas ofrecen una negociación precios un 30% más baratos que si
están en un sofá (Chester in Love). Pequeños cambios en la conducta modifican
ampliamente nuestros pensamientos y sentimientos. Además del “Pensamiento
positivo”, la “Acción positiva” (Just Do It). Puedes disfrutar del vídeo de
nuestro querido Richard Wiseman en https://richardwiseman.wordpress.com/2012/10/10/the-power-of-acting-as-if/ (por cierto, los dibujitos mejoran un 15% la
retención de información respecto a un vídeo en el que el ponente hable).
La
psicóloga de Harvard Amy Cuddy, autora del libro ‘El poder de la presencia’, lo
llama: “Fake it till you become it” (Finge hasta que sea natural). Es convertir
el esfuerzo consciente (una postura de seguridad, de autoconfianza, de poder)
en algo natural, habitual, inconsciente. Recordemos su exitoso vídeo TED: www.youtube.com/watch?v=Ks-_Mh1QhMc
El pensador
Wayne Dyer también planteaba actuar con el “Principio As…If”: pensar en un
ideal y comportarse desde esa situación. En nuestro país, Raimón Samsó (‘El
Código de la Manifestación’) nos enseña a comportarnos no según somos hoy, sino
según nuestra Areté, nuestro potencial, lo que estamos decididos a conseguir. Es
el “decretar el Yo Soy”: https://www.youtube.com/watch?v=RYjw82k3eZg. Como dice
mi amigo Pepe Orts, el mejor mixólogo de España, “el placer te puede llevar al
miedo”. El presente es de [email protected] valientes.
Areté.
Aristóteles de Estagira ayudó a su pupilo Alejandro a ser el estadista que
merecía ser… y el resto es historia.
En la
ITP de esta mañana, uno de los DGs ha planteado, desde su ejemplo, transformar
el OnBoarding/Welcoming en su empresa. Y otro, tratar desde hoy a sus clientes
como invitados. Dos ideas poderosas que convertirán en acciones impactantes.
La canción
de hoy, de Lionel Ritchie: ‘Stuck on you’ www.youtube.com/watch?v=nYHMZqt8uUM ¡Me
gusta este directo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.