Educación positiva, Dunkerque y Abracadabra

He estado
leyendo la “novela-juego” de Elisa Macías Rivero ‘Educación Positiva. La
asignatura pendiente que cambiará el mundo’. Es la historia de Sara, profesora
de expresión oral de un instituto, que utiliza el modelo SER-HACER-TENER (la
ley del Orden). En sus clases utiliza conceptos como la Imaginación, el
Silencio y el Miedo, y emplea el poder de la risoterapia (“la risa nos ayuda a
aprender y a desaprender”), técnicas para hablar en público y la fantasía de
libros mágicos.
La
gaditana Elisa Macías, motivadora de talentos, dedica esta obra a las personas
valientes, y en especial a su madre. “¿Qué es real o imaginario? ¿Qué nos
impide cumplir nuestros sueños? Cuando en la vida estamos desde nuestros
talentos y desde lo que nos apasiona, el miedo se asusta. Se evapora. Momentos
para que fluyan los milagros cotidianos.” En un universo abundante, para
conseguir nuestros sueños, la cooperación es más fuerte que la competencia:
sembrar  y regar para aceptar y recibir
(¡¡gracias!!). La autora nos habla del poder de la palabra positiva (acoge su
energía para investigar sobre tu Tikún, tu Talento), de las palabras MADRE
(Abundancia, Amistad, Amor; Fuerza, Atrevimiento, Apoyo, Libertad, Esperanza,
Belleza, Horizonte, Diligencia, Autenticidad, Serenidad, Ilusión, Creatividad,
Humanidad, Meta”. Al cuidar nuestro lenguaje, nos cuidamos a [email protected] [email protected] y
a quienes queremos. El libro incluye una serie de dinámicas de juego (la última
de ellas, ¡Somos TRIUNFADORES!) y un (mini)diccionario de palabras divertidas.
Gracias, Elisa, por tu relato y tu espíritu.
Días de
cine. Antes de ayer fuimos a ver ‘Dunkerque’, escrita y dirigida por
Christopher Nolan, aclamada por la crítica (94/100 en Metascore) y con un 8’4/10
en la base de datos IMDB. Es la historia de la evacuación de las fuerzas
británicas y aliadas en la batalla de Francia del 26 de mayo al 4 de junio de
1940. Winston Churchill había asumido el cargo de primer ministro el 10 de
mayo. A pesar de que les prometió a los franceses que los británicos les
cubrirían, fue al revés. 338.226 soldados escaparon (entre ellos, casi 200.000
ingleses). Unos 40.000 franceses tuvieron que rendirse ante los alemanes. Los
nazis entraron en París el 14 de junio. El deán de la Catedral de San Pablo
llamó “milagro de Dunkerque” a lo sucedido (2 de junio) y la propaganda
británica hizo el resto. Se llama “espíritu de Dunkerque” a la solidaridad del
pueblo (las “pequeñas embarcaciones”, barcos de recreo) en tiempos de
adversidad.
La verdad
es que me ha pasado como a nuestra amiga Esther: no sé si recomendar la
película. Técnicamente irreprochable, no es larga (107’), buenos actores
(Kenneth Branagh, Mark Rylance, Cillian Murphy, Tom Hardy), música de Hans
Zimmer… pero no me parece épica. En general, me ha pasado con todas las cintas
de Dolan: la trilogía de ‘El caballero oscuro’, Origen, Interstellar, El truco
final…
Ayer
fuimos a ver ‘Abracadabra’, de Pablo Berger (Blancanieves), con Maribel Verdú,
Antonio de la Torre, José Mota, José María Pou y Quim Gutiérrez. Es la historia
de Carmen y Carlos, una pareja del extrarradio de Madrid. Ella es ama de casa;
él trabaja en la construcción y es futbolero. En la boda de su sobrino, Pepe,
primo de Carmen e hipnotista aficionado, hace una demostración y Carlos se
presta como voluntario. A la mañana siguiente, Carlos se convierte en un esposo
ejemplar y Carmen y Pepe inician una investigación para saber quién le ha
“poseído”. Carmen se siente atraída por su “nuevo” marido.
Para
Berger, esta peli está en las antípodas de la anterior. ‘Blancanieves’ era en
blanco y negro; ‘Abracadabra’ es en colores chillones. La anterior era muda, la
actual es ruidosa. Aquélla era un melodrama gótico; ésta es una comedia
hipnótica. Con el mismo equipo técnico y artístico y la misma protagonista, han
vuelto para hacer el reverso y, como dicen ellos, “para jugar”. Ésta sí la
recomiendo (a mayores sin reparos) como un ejercicio de entretenimiento y de
reflexión sobre el machismo y las diferencias socio-culturales.
La banda
sonora incluye música de Mike Oldfield (Tubular bells), Camilo Sesto (Algo de
mí), el ‘Abracadabra’ de la Steve Miller Band y ‘I’m not in love’ de 10cc: www.youtube.com/watch?v=M1o6f6sqU34
Esta
mañana he disfrutado, en Netflix, con la película ‘El guardián invisible’
(2017). Basada en la espléndida novela de Dolores Redondo (la primera de la trilogía del
Baztán), es un ejercicio interpretativo de Marta Etura, como la comisaria Amaia
Salazar, de Elvira Mínguez (su hermana Flora) y con actores y actrices de
reparto de alto nivel: Francesc Orella, Itziar Aizpuru, Pedro Casablanc, Paco
Tous, Ramón Barea, Manolo Solo, Colin MacFarlane. Casting de Eva Leyra y Yolanda Serrano, música de Fernando Velázquez. Un relato de la Navarra
rural, con su mezcla de mitología vasca, fundamentalismo religioso e intrigas
familiares. Costó 5 M € y recaudó el 25% en su primer fin de semana. El
thriller de Fernando González Molina (‘Palmeras en la nieve’) es muy recomendable,
aunque sea para verlo ahora en plataforma digital.                   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.