Sócrates, Platón y Aristóteles, nuestro “centro del campo”

Me siento
consternado por el salvaje atentado terrorista hoy en Barcelona, en pleno
centro de la ciudad condal. No hay palabras para condenar esta masacre cobarde
a pacíficos ciudadanos, hombres, mujeres y niños, que estaban paseando en una
agradable jornada de verano por las Ramblas y la Plaza de Catalunya. Los asesinos
no conseguirán su propósito. Nuestra solidaridad con las familias de las víctimas
y con Barcelona en su conjunto.
Hoy he
estado ultimando el prólogo a la “ópera prima” de una buena amiga, que
presiento que será uno de los mejores libros de la temporada. Mi profundo
agradecimiento a la autora por contar conmigo. Y por la tarde a ver ‘Dunkerque’
de Christopher Nolan, entre amigos. Ya te contaré.
Ayer
estuve viendo en Movistar+ (no había tenido ocasión de verla en los cines)
‘Passengers’ (2016) con Chris Pratt y Jennifer Lawrence. Una cinta de ciencia
ficción impecable, con buenos actores y un guión que anima a reflexionar (somos
“pasajeros” en manos del destino). Una historia romántica a lo Adán y Eva bien
resuelta. Costó 110 M $ y en EE UU salió “lo comido por lo servido”.
La
sorpresa audiovisual de estas vacaciones estivales han sido los documentales
‘Genios del mundo moderno’, 2016 (sobre Marx, Nietzsche y Freud, ya comentado
en este blog) y ‘Genios del mundo antiguo’, 2015 (sobre Buda, Sócrates y
Confucio), ambos de la historiadora Bettany Hughes con la Open University, en
Netflix. Muy brillantes. Resulta fascinante que hace 2.500 años, pensadores en
lugares tan lejanos uno de otro como Grecia, China y la India revolucionaran el
pensamiento. La Dra. Hughes se pregunta por la relevancia de sus ideas hoy.
“Aunque estas ideas se desarrollaran hace 25 siglos, tienen incluso más
relevancia ahora. Ellos se enfrentaban a un mundo que se desintgraba, que tenía
poca racionalidad y compasión. En nuestro mundo es mucho más grave, porque no
sólo tiene problemas el ser humano, los tiene el planeta entero. Está en
nuestra mano poder destruir todas las civilizaciones, incluso el mismo planeta.
Por eso debe haber un cambio, no sólo un cambio en el sistema político o en el
económico, los cuales son muy necesarios, sino un cambio de mentalidad. Recuperar
la sabiduría de Sócrates, de Buda y de Confucio no es una cuestión de
relevancia, es una cuestión de supervivencia del ser humano”. Los pioneros de
la consciencia son más necesarios que nunca, en los inicios del Talentismo,
para una vida con significado.    
Se ha
comentado mucho en la SuperCopa de España el valor del centro del campo del
Real Madrid (Kroos, Modric, Kovacic, Casimiro) y lo que fue el centro del campo
del FC Barcelona en su día (Xavi, Iniesta, Busquests), que comentamos la Dra.
Leonor Gallardo y un servidor en ‘Los Mosqueteros de Guardiola’. El “centro del
campo” de nuestro pensamiento occidental está formado por la tríada
Sócrates-Platón-Aristóteles. Tras la muerte del primero, Platón abandonó con
disgusto su carrera política y fundó la Academia, a la que asistió Aristóteles
durante 20 años. La academia platónica duró 1.000 años y en la actualidad, no
lejos de la original, está una conectada con la red mundial de academias.
Bettany Hughes nos enseña: “Puede que Sócrates fuera exasperante, pero su tenaz
cuestionamiento de que lo significa ser humano todavía guarda eco. Al afirmar
que no hay mayor mal que la ignorancia, y que la buena vida está a nuestro
alcance, nos desafía a todos a no dejar nunca de reflexionar”. La frase
favorita de Sócrates es: “Una vida sin examen no merece ser vivida”. A eso me
apunto.
Gracias,
Bettany, por una forma de enseñarnos historia y filosofía muy inspiradora. Seguiré
tus trabajos. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.