El Talento de Ryan Gosling, de La La Land a Blade Runner

Ayer tarde llegué de Sevilla a tiempo para
ver ‘Blade Runner 2049’, la secuela del clásico de Ridley Scott. De hecho, hace
unos días pude volver a ver la película de 1982, protagonizada por Harrison
Ford y basada en el relato de Phillip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
¿Por qué ‘Blade Runner’ tiene legiones de
fans? Para Roger Rebert, que es uno de los más notables (www.rogerebert.com/balder-and-dash/theres-something-about-blade-runner),
engancha la historia de Rick Deckart, un veterano “blade runner” (policía que
se dedica a perseguir y abatir a androides renegados) que debe acabar con Roy
Batty (Rutger Hauer) y sus secuaces. Cine negro en Los Ángeles 2019.
Rebert cree (y me parece una tesis
interesante) que Deckart (Harrison Ford) es presentado como el héroe, el poli
bueno, cuando en realidad es el villano. “Secuestra” a la replicante Rachel
(Sean Young). Parece que es voluntario por parte de ella, pero no es así. Roy,
supuestamente el malo, salva la vida de Deckart, y éste le escupe.
Entonces, ¿quién es el bueno? Pues Rory.
Deckart ha matado a la replicante Zhora (Joanna Cassidy) por la espalda y
retenido a Rachel. Si las acciones de Deckart parecen nobles, es porque Rory
las declara como tales.
En el documental ‘On the edge of Blade
Runner’ (www.youtube.com/watch?v=HDR0cxJZkho)
nos cuentan que la cinta tuvo muchísimos problemas en su elaboración. Phillip
Dick considera al público “anti-intelectual” (estoy de acuerdo) y por eso retó
las “leyes” de la ciencia-ficción. Harrison Ford y Sean Young se odiaban, y
tampoco les gustaba el director. Dick escribió una carta expresando que la
película no le gustaba, y Ridley Scott la dejó prácticamente para ir a filmar
‘Dune’. Su hermano Frank acababa de fallecer y la filmación iba retrasada, por
problemas sindicales a los que Scott no estaba acostumbrado. Además, el
director cambió de parecer varias veces a lo largo de la producción.
En cualquier caso, esta historia de
replicantes se considera una de las mejores películas de ciencia ficción porque
trata de la humanidad, la identidad personal, la moral, el tiempo, la muerte, y
sobre todo es una gran historia de amor. Las diez frases más memorables de ella
son:
10. Una nueva vida le espera en las colonias
espaciales. Podrá volver a empezar en una tierra dorada llena de oportunidades
y aventuras. 
9. “Todo lo que se preguntaba eran las mismas
respuestas que buscamos el resto de nosotros. ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy?
¿Cuánto tiempo tengo? Todo lo que pude hacer fue sentarme y ver como moría.”
8 “Las verdades de la vida. Alterar la
evolución de un sistema orgánico es fatal.”
7 “- ¿Qué edad tengo?
- No lo sé.
- Nací el
10 de abril del 2017. ¿Cuánto voy a vivir?
- Cuatro años.
- ¡Más que tú! Es
penoso vivir con miedo, ¿verdad? No hay nada peor que sentir picor y no poder
rascarse.
- Estoy de acuerdo.
- Espabila. Es hora de morir.”
6. “Nuestro lema es: más humanos que los
humanos.”
5. “Diseñados para imitar a los humanos en
todo menos sus emociones. Pero había una posibilidad de que desarrollaran
emociones propias. Odio, amor, miedo, enojo, envidia. Así que tomaron
precauciones.
- ¿Cuáles? – Les dieron cuatro años de vida.”
4. “La luz que brilla con el doble de
intensidad dura la mitad de tiempo, y tu has brillado mucho, Roy.”
3. “No sé por qué me salvó la vida. Quizá en
esos últimos momentos el amó la vida con más intensidad que nunca, no sólo su
vida, la de cualquiera, mi vida. Y lo único que quería eran las mismas
respuestas que el resto de nosotros: ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy?, ¿cuánto
tiempo me queda? Todo lo que podía hacer era quedarme allí y verlo morir.”
 2. “Es toda una experiencia vivir con
miedo, eso es lo que significa ser esclavo.”
1. “Yo… he visto cosas que vosotros no
creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar
en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se
perderán… en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”
La secuela, Blade Runner 2049, no ha sufrido problemas de rodaje y su director,
el quebequense Denis Vileneuve (que me sorprendió muy positivamente con La llamada) es un encanto de persona.
Está protagonizada por Ryan Gosling, el actor del momento, y trata de un joven
Blade Runner cuyo descubrimiento le hace buscar a Deckart, que ha estado
desaparecido durante tres décadas.
Me ha gustado mucho. Además de por la
potencia visual de la película y la solidez de Gosling y Ford, por las actrices
de reparto (estupendas Robin Wright como teniente de la policía, Ana de Armas
como Joi y la modelo Silvia Hoeks como Luv) y porque muchas de sus imágenes son
realmente conceptos. Estoy con Deisrée de REz (Fotogramas): puede que no sea
una impecable, pero sí extraordinaria. K (Ryan Gosling) nos lleva por la trama
y se convierte en espejo de Deckart, Robinson Crusoe (con perro y todo) en un
Las Vegas destartalado, con recuerdos de Elvis, Marilyn y Sinatra. Una fantasía
serena que, a diferencia de la anterior, muestra emociones, desde la tristeza a
la ira, en humanos y replicantes.
La revista de Renfe de este mes de octubre
dedica su portada a Ryan Gosling: ‘Los tipos duros también bailan’. Así es la
versatilidad de este actor, nacido en 1980 en London, Ontario (ciudad
universitaria que tuve el placer de visitar cuando vivía en Minneapolis).
A los 7 años, vio a su tío actuar disfrazado
de Elvis. Ese estímulo despertó su vocación. Entró en Disney Channel junto a
Justin Timberlake, Christina Aguilera y Britney Spears. De ahí saltó al cine
independiente a los 21 años, y 2004 El
diario de Noa
, una de las películas más románticas de todos los tiempos.
Nominado al Globo de oro por Lars y la
chica real
(2007), hizo Fracture con
Anthony Hopkins el mismo año. Entre 2010 y 2011, cinco películas de alto
perfil: Blue Valentine, Crazy Stupid Love
(me encantó), Drive (no me gustó
nada), Cruce de caminos y Brigada de élite. Y después, Sólo Dios perdona y Dos buenos tipos antes de La
La Land.
Con Damien Chazelle (el director del mencionado musical) está
grabando El primer hombre, en la que
hace de Neil Armstrong desde un enfoque muy personal. De momento, 42 películas.
Cobra 8-10 M $ por peli, tiene un valor de 65 M $ y sus cintas recaudan de
media 31’5 M $.
Director de cine, productor y músico, salió
con Sandra Bullock y Rachel McAddams antes de iniciar la relación con Eva
Mendes (desde 2011), con quien tiene dos hijos. Entrevistado por Irene Crespo, recuerda
que vio Blade Runner con 14 años, que le hizo pensar quién era el héroe y quién
el villano: “Blade Runner era
relevante cuando salió y lo es aún más ahora”. Para él, los progresos en
Inteligencia Artificial están llegando a un punto interesante y complejo.
Tenemos que reflexionar sobre lo que significa ser humano. “Antepongo el
trabajo del director al personaje. Una película es el director. Da igual lo
bien que interpretes”.
La memoria, los recuerdos: ¿reales o
“implantados”? En ese sentido, Blade
Runner 2049
da mucho que pensar. De la banda sonora, el tema Memory: www.youtube.com/watch?v=NU51-4jd6JI

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.