La valentía de madres y padres incide en el Talento de sus hijos

Día de la Almudena, patrona de Madrid. Se nota que es fiesta, porque desde el hospital de La Moraleja a la estación de Atocha hemos tardado la mitad de lo habitual.
AVE de las 7,45 hacia Albacete. En el tren escucho una canción preciosa, ‘Cuando tus ojos me miran’ de Franco di Vita con I. Martínez.

Y veo, a ratos, una de las comedias de la temporada, la argentina ‘Me casé con un boludo’, que en su día comenté en este blog.
En Albacete (cuya estación del AVE, con los cines Yelmo, poco se parece a la anterior, que era más propia de Doctor Zhivago), reuniones en el Gran Hotel, visita a nuestra oficina de Manpower (gracias a Yolanda y a todo el equipo), almuerzo en El Callejón (maravilloso) y paseo por la calle peatonal de la Concepción. Una ciudad llena de vida.
He estado leyendo un artículo muy interesante en la web de Psychology Today ‘Padres valientes, hijos con talento’ del Dr. John Rich (psicólogo especializado en la educación y profesor de la Universidad estatal de Delaware).

https://www.psychologytoday.com/blog/parenting-purpose/201710/courageous-parents-smart-kids

El autor cita a Tolstoi:

Todo depende de la educación (upbringing).

Ser madres o padres (parenting) debe ser intencional, consciente. Pura inteligencia ejecutiva. Por ello, la autoconfianza de los progenitores es esencial; es lo que en psicología se llama “locus of control” (LOC), la creencia de que lo que nos ocurre depende en gran medida de [email protected] Las personas con LOC externo miran la vida “desde fuera”, preguntándose qué va a pasar. Las de LOC interno consideramos que “nada es casual”, que la vida es lo que vamos construyendo. Es cuestión de responsabilidad personal. Sorprende comprobar que hay muchas personas inteligentes que no hacen buen uso de su inteligencia precisamente porque “sienten” que no está en su mano.
Dos estudios muy recientes (2017) demuestran que el LOC de madres y padres incide enormemente en el talento de sus hijos, especialmente de los 4 a los 8 años, medido por los test de inteligencia, GPA y notas académicas.

Tus creencias sobre la vida correlacionan con el talento de tus hijos,

exclama el Profesor Rich.

De acuerdo con los investigadores (Nowicki, S., Iles-Caven, Y., Gregory, S., Ellis, G., & Golding, J., que lo han publicado en ‘Frontiers of Psychology’), hay seis conclusiones sobre esta relación:

  1. Las madres y padres conscientes de que su comportamiento impacta en el futuro suelen tomar clases (la Universidad de Padres, por ejemplo), estudian y se comunican para lograrlo.
  2. Las madres con LOC interno suelen alimentarse mejor, no tomar drogas, tabaco ni alcohol durante el embarazo. Su consciencia de responsabilidad la llevan a la relación con el feto.
  3. Las madres y padres con LOC interno suelen tener un estatus socioeconómico y cultural más alto, lo que permite a sus hijos mejor educación, sanidad, cultura, etc.
  4. Las madres con LOC interno suelen ser más partidarias de la lactancia materna, lo que eleva el cociente intelectual de sus hijos. Está demostrado que dar el pecho es mejor para elevar el CI.
  5. De bebés a niños y después a adolescentes, las madres y padres con LOC interno se sienten responsables y muestran su paternidad intencionalmente en términos de estimulación, ejemplo, reconocimiento, etc. En definitiva, las personas con LOC interno suelen desarrollar el LOC interno de sus hijos.
  6. Las madres y padres con LOC interno son más conscientes de que “el talento es móvil” (Carol Dweck), se debe desarrollar y suelen dar buena cuenta de ello. El Talento que no se aprecia, se deprecia. Las personas con LOC externo, que se dejan llevar por las circunstancias, suelen compartir una “mentalidad fija” del talento (vales o no vales).

¿Es posible pasar de LOC externo a LOC interno? [email protected] coaches sabemos muy bien que sí. Se trata de fomentar la introspección (insight), respondernos a las preguntas adecuadas (como dijo aquel, ni los que creen absolutamente en el destino cruzarían la calle sin tomar las precauciones adecuadas) y trabajar, desde el entrenamiento, la “inteligencia generadora” (los hábitos). Aristoteles diría que, aunque tuviéramos un LOC externo como “primera naturaleza”, podemos transformar nuestra “segunda naturaleza” a voluntad. Depende de [email protected], de nuestra valentía (el término medio entre la cobardía y la temeridad).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.