Talento para optimizar el tiempo (I): Hackear la productividad, por César Piqueras

Ya han comenzado las sesiones de Foro Económico Mundial en Davos (ManpowerGroup es el Talent Partner desde hace 14 años). De las 400 sesiones, me he programado 34 (dos ayer por la tarde, la inauguración por el profesor Klaus Schwab y los premios Crystal a Cate Blanchett, Elton John y Shah Rukh Khan); hoy martes veré (en directo o diferido):

  • La Presentación de las 7 copresidentas (9:30 h.)

  • ¿Por qué nuestro mundo está fracturado? (10:00 h.)

  • El discurso de Narendra Modi, Primer Ministro de la India, (11:15 h.)

  • Cate Blanchett (14:00 h.)

  • Qué nos enseña el ADN (14:30 h.)

  • Narradores de próxima generación (15:45 h.)

  • Un mejor capitalismo (17:00 h.)

  • Justin Trudeau, PM Canadá (17:30 h.)

  • Futuro compartido en un mundo fragmentado (18:00 h.)

En esta era del Talento, el Talentismo, siguiendo los sabios consejos de Michael Mankins, hemos de gestionar mejor tres recursos escasos y valiosos: el talento colectivo, el tiempo y la energía.

No por casualidad, acaban de publicarse dos libros sobre la optimización de nuestro tiempo de autores que admiro especialmente: César Piqueras y Daniel Pink.

Ayer leí ‘Deja de sumar, Multiplica’ de César Piqueras. Un texto sumamente útil para gestionar mucho mejor nuestro tiempo (César, de formación ingeniero, ha multiplicado por 8 la facturación de su empresa en los últimos 10 años, ha escrito más de una docena de libros, tiene repleta la agenda de los próximos 5 meses, se toma 12 semanas de vacaciones y no trabaja los lunes, lleva una vida saludable y satisfactoria al 99%).

El autor nos propone “hackear” (explorar y buscar las limitaciones de un código o máquina) nuestra productividad, porque no nos queda otra. Desde la agilidad mental, con las personas y los resultados, mediante esfuerzo y autodisciplina (músculos que se deben entrenar). Porque para él ser productivo es lograr el éxito (para cada [email protected] el suyo), “seguir la línea que más eficazmente te lleva a la felicidad”.

¿Qué debemos hackear? Los objetivos, los hábitos y el cuestionamiento.

Hackear los objetivos significa pasar de la regla SMART (MARTE, en castellano) a META3: Medible, Específico, Temporal, Alcanzable, Auténtico y Acción. Todo empieza con un diálogo interno para programarnos: “En la medida que seas capaz de quererte a ti [email protected], así serán los resultados”. Nada de quejarse (nadie cambia el mundo quejándose): “Triunfar significa quemar las naves para no poder volver”. Entrenar la fuerza de voluntad (que se agota al tomar decisiones, Baba Shiv, Stanford), ocupándonos primero de lo que más fuerza de voluntad requiere.

Hackear los hábitos: se necesitan no 21 sino 66 días para crearlos (Jean Wardle, University College de Londres). Las mañanas son clave, con un ritual (el de César es dormir 7’5 horas, levantarse a las 6 y las dos primeras horas hacer ejercicio, meditar, visualizar, leer, desayunar con vídeos inspiradores y escribir el artículo para su web). Dejar de procrastinar (que puede costar el 20% del PIB). Su fórmula de la procrastinación es Motivación x Capacidad / (Impulsividad x Demora de la Satisfacción). Energía focalizada: “en el momento en que te as cuenta de cuál es la dirección en la que tendrías que poner tu energía, todo cambia”. Definir tu flecha: siguiendo a Jim Collins, tres preguntas: ¿qué es lo que más te apasiona?, ¿en qué puede ser el/la mejor del mundo?, ¿en qué medida los clientes están dispuestos a pagar por ello? César elige sus proyectos por impacto, visibilidad, mínimo esfuerzo y mayores ingresos. Allí pone su energía.

Los siete hábitos productivos:

  1. Dormir bien. Siete horas y media, siesta de 20’. Calidad del sueño.
  2. Hacer deporte. Bien practicado, es maravilloso. Lleva en tu bolsa de viaje las zapatillas de correr.
  3. Meditar y visualizar. En contacto con [email protected] [email protected]
  4. Pensar antes de comer. César se ha quitado azúcar, trigo, alcohol.
  5. Respirar para mantener tu atención. Respiración diafragmática.
  6. Eliminar el estrés. Rediseñando nuestro puesto de trabajo, adquiriendo habilidades, evitando el residual (burnout). Dormir más y mejor, organizarnos, movernos, salir a la naturaleza, cortar por lo sano, un café contigo, masaje.
  7. Planificar las 3 cosas importantes: tiempo libre, prioridades, planificación.

Cinco hackeos: el plan a 8 años (qué quieres haber logrado en 2026): “no esperes ver para creer; sólo si crees puedes ver), el objetivo anual (META3), a vista de pájaro (organización por cubos de tareas), objetivos de la semana y objetivos del día. Empieza por lo más difícil y utiliza Trello (plataforma para la productividad).

Las 3 preguntas para un Hackeo efectivo:

  • ¿Esto que voy a hacer es lo más importante?

  • ¿Esto que voy a hacer se podría delegar?

  • Estoy que estoy dejando para luego, ¿será más fácil después? “No tendríamos que ir a trabajar para cumplir un horario, sino para lograr los objetivos”.

Hazlo en el tiempo que puedas. El viejo paradigma es la ley de Parkinson: “Toda ejecución de una tarea acabará expandiéndose hasta llenar el tiempo disponible”. El nuevo paradigma es ser riguroso en el tiempo que tengamos.

Hackear las reuniones: ser implacables con la puntualidad (de entrada y salida), acorta (y acota) los tiempos, de pie, conduce eficazmente, con un reloj sobre la mesa, sin actas, aportando el coste (inversión) de la reunión.

Hackear el email: no vivir pendiente de la bandeja de entrada.

Decepciona un poco: decir no es centrarse en lo importante, sé menos accesible, céntrate en el largo plazo, elimina lo instantáneo, que la interrupción sea la excepción.

Aumenta tu umbral de resistencia: ponlo un poco más lejos, donde tú decidas.

Reconozco mi escepticismo sobre los libros de gestión del tiempo; sin embargo, éste me ha enganchado. Es práctico, valioso y se nota basado en una experiencia que funciona. Gracias, César, por esta brillante aportación.

Lo voy a combinar con el nuevo de Daniel Pink, ‘When. The scientific secrets of perfect timing’ (Cuándo. Los secretos científicos de la perfecta sincronización), que se ha publicado el pasado día 9 de enero. Soy fan de Daniel (y he tenido el honor de prologar varios de sus libros anteriores). Seguro que encontraremos investigación avanzada con un lenguaje particularmente ameno.

‘The moment’ de Kenny G:

es lo que me evoca la optimización de nuestro tiempo. Un tema para bailar. Este fabuloso saxofonista (te recomiendo la recopilación de 2018: www.youtube.com/watch?v=IJx9BSOEiOc) siempre me recuerda el verano de 2013 en Ecuador…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.