Coaching para el Desarrollo del Liderazgo Digital

Esta mañana he tenido el honor de participar en la quinta edición de ExpoCoaching (gracias, Beatriz, por la invitación) hablando de Coaching para el Desarrollo del Liderazgo Digital’. Mi gratitud a Beatriz, Gema y todo el equipo organizador.

En un par de décadas, hemos pasado del “Esto del coaching, ¿qué es lo que es?” a que “todo es coaching”, hasta el punto de que los que echan las cartas del tarot en los programas de televisión de madrugada se autodenominan “coaches espirituales”. Siguiendo a Aristóteles, mi coach favorito, en el término medio está la virtud.

Mi propósito ha sido compartir “lo que nos pasa”. Citando a José Ortega y Gasset, “lo que nos pasa es que no sabemos lo que nos pasa, y por esto precisamente nos pasa lo que nos pasa”. Estamos distraído, nos falta un diagnóstico adecuado. La mortalidad empresarial se ha quintuplicado desde la II Guerra Mundial, porque no estamos en la sociedad del conocimiento, sino en la sociedad del aprendizaje. Y debemos tener en cuenta la Ley Universal del Aprendizaje, inexorable como la ley de la gravedad, enunciada por nuestro mentor del Human Age Institute José Antonio Marina: “Toda persona, organización y sociedad necesita aprender a la misma velocidad a la que cambia su entorno para poder sobrevivir; si además, quiere progresar, deberá aprender a mayor velocidad que el entorno”. O rápido o fuera de la partido.

  1. Una sociedad fracturada que requiere de una visión compartida.En el Foro Económico Mundial de Davos, la semana pasada, se ha hablado de una Europa Unida (Merkel, Macron, el Rey Felipe VI), de equidad y solidaridad (Modi, Trudeau), del LQ o cociente del Amor: compasión (Jack Ma, de Alibaba), de educación y por supuesto de tecnología (Inteligencia Artificial, coaches autodirigidos, etc). Un mundo híperVUCA, que se define por aquella frase de Mario Andretti, piloto de Fórmula 1, “Si todo parece bajo control, es que no vas suficientemente rápido”.

Es “el fin del mundo tal como lo conocemos” (Marta García Aller). Y la respuesta es la Transformación del Liderazgo. Como el conejo de Alicia, la tierra se mueve bajo nuestros pies, y tendremos que acelerar la velocidad por seis en los próximos tres años: hacer de Usaín Bolt en la cinta de correr.

  1. El Liderazgo ya no es lo que era.Es la clave del aprendizaje, la atracción, la fidelización y el compromiso, el clima laboral, la facturación y la rentabilidad. El Liderazgo determina la Cultura, y la Cultura “se merienda a la estrategia” (Peter Drucker). Es “el talento para influir decisivamente en los demás”. Talento como inteligencia triunfante, como Capacidad por Compromiso en el Contexto adecuado. Un nuevo Liderazgo desde la humildad y la escucha. El de [email protected] líderes-coaches, que dedican al menos el 20% de su tiempo a la Learnabilidad (la aprendibilidad propia y de sus equipos). Un Liderazgo Digital, destacando en lo que las máquinas no pueden hacer: creatividad, inteligencia emocional, resolución de problemas complejos. He mencionado el último libro de Tomás Chamorro-Premuzic (The Talent Delusion, El Delirio del Talento) y su concepto de Liderazgo Digital: en un 80% el Liderazgo nuclear de Adaptabilidad, Iniciativa, Persistencia y Brillantez; lo nuevo es la Learnability, Emprendimiento y Valentía.
  2. Desarrollo, más allá de la Formación. Partiendo de la Mentalidad Ganadora de Carol Dweck (“el talento que no se aprecia se deprecia”), he hablado de Learnability (el concepto acuñado por Mara Swan, esencial en esta “Skills Revolution”) yde las 3 E: Educación, Exposición, Experiencia. Hay esperanza en la mejora (como ejemplo, la evolución de George Clooney) u ocurrirá lo peor (como ejemplo, Rusell Crowe).
  3. ¿Un profesional sin coach?Es como un deportista autodidacta: no puede alcanzar su mejor versión. Me he referido al efecto Dunning-Kruger (lo atrevida que es la ignorancia), al exceso de oferta de coaches respecto a la demanda, a la caída en la calidad directiva en nuestro país (en la última década, del puesto nº 27 al 59º) y a los coaches como cocineros (aprendiendo juntos) o como modistas (luchando entre ellos). ¿Masterchef o Maestros de la costura?

En definitiva “solos llegamos más rápido, pero juntos llegamos más lejos”, como dice el proverbio chino.

He podido firmar ejemplares de ‘Liderazgo Innovador’, ‘Por qué necesitas un coach’ o ‘Liderazgo Guardiola’ en el espacio de librería de El Corte Inglés y pasar un buen rato con amigos como Cristina Soria, Jane del Tronco, Noemí Vico, Helena López-Casares, Pepa Teno, Miguel Ángel Velázquez, Norbert Monfort, Rafa, Sergio Núñez…

En los stands, me han interesado especialmente propuestas como Dear.coach (Sebastián, Ana), Liderazgo broad-way (Coral, José María), Desafio Coaching (José Ramón). Innovadoras, apasionantes y de alto valor añadido.

Visto el ExpoCoaching, el Coaching en España goza de un buen estado de salud. Esta mañana me lo he pasado de maravilla entre tanta buena gente que ayuda a mejorar este mundo.

La canción de hoy, del colombiano Andrés Cepeda, es ‘Alma’:

“Alma, lo que le falta es alma”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.