Las hormonas son fundamentalistas

Como colofón a una semana laboral particularmente intensa, con siete presentaciones en cinco días (tres a grandes clientes, una interna al Comité de Dirección ampliado, tres en foros públicos), hoy he estado por la mañana en el II Foro de la Mujer en la Alta Dirección de la empresa, organizado por Aliter Escuela de Negocios Internacional en la sede de la prestigiosa firma DLA Piper LAW (Leadership Alliance for Women).
No he podido escuchar las interesantes ponencias de Mirian Izquierdo sobre la igualdad en la empresa y de Laura González-Molero y Eva Levy, moderadas por Martín Hernández-Palacios. Sin embargo, he tenido el honor y el placer de participar en la mesa redonda sobre diferentes prismas de Liderazgo Femenino.
Marta García-Valenzuela, Socia de Diversidad y Liderazgo inclusivo de Talengo, que se autodefine como “malabarista vital” y “portavoz Scout de las ovejas negras”, nos ha hablado de diversidad y transformación digital en un mundo VUCA. Maitena Servajean, presidente de la asociación Art in Company Lab, ha compartido el proyecto ‘Rostros del olvido’ de la Universidad de Salamanca en su 800º aniversario. La catedrática de Sociología Alicia Kaufman ha presentado el proyecto realizado para CaixaBank de fomento de la equidad de género. La empresaria del calzado Sara Navarro (presidenta de la Asociación Madrileña de Mujeres Directivas y Empresarias) nos ha contado su aventura emprendedora. Y Helena Valderas, Head of Engagement & Diversity de Ferrovial, el entorno empresarial masculinizado, con datos muy interesantes de segregación ocupacional. Mi gratitud a todas vosotras por aportaciones tan valiosas.
Un servidor ha hablado de esta nueva era, el Talentismo, en la que el talento es lo más valioso. He compartido la definición de Talento de José Antonio Marina (la inteligencia que elige bien las metas, maneja la información, gestiona las emociones y practica las virtudes de la acción), las aportaciones de las copresidentas del pasado Foro Económico Mundial en Davos, lo Digital como radical (de ceros y unos), lo que nos hace humanos (lo “no robotizable”), el Liderazgo inclusivo con los 7 pasos de la inclusión consciente, la Learnability (Mara Swan) y la felicidad (“experiencia global de placer y significado), así como las MSO (Mega Sinergias Organizativas).
Posteriormente, la abogada Adriana Bonezzi ha hablado de Lobby y Mujer, y Teresa Zueco (socia de DLA Piper) ha cerrado el Foro. Unas 100 directivas han asistido al mismo. Gran éxito de público y excelentes ponencias.

Por la tarde he impartido una clase del curso Mujer y Liderazgo, precisamente sobre Talento y Liderazgo Femenino, durante dos horas. He preferido que fuera un diálogo abierto con las 40 alumnas, sin PowerPoint, sobre cómo y por qué el talento se cultiva, cómo definirlo adecuadamente, el liderazgo como un tipo especial de talento, sus claves, el valor del coaching y las diferencias con el mentoring, el psicólogo o la terapia, la learnability (curiosidad, actualización, pensamiento crítico), la fidelización del talento, etc. Se me ha pasado en un vuelo ante tantas preguntas y sanas discusiones. Gracias a todas vosotras por vuestra exquisita participación. Y especialmente a Marta Gálvez, directora académica de Aliter porque, como ha dicho hoy, “las hormonas son fundamentalistas”.
He estado leyendo ‘La Ciencia del Amor’ de la antropóloga Helen Fisher. Su TED del mismo título lo han visto más de 9 millones de personas (www.ted.com/talks/helen_fisher_tells_us_why_we_love_cheat/transcript?language=es). “El amor es una de las fuerzas que mueven el mundo, por eso decidí estudiarlo. Está en nuestro interior y es universal” (Helen Fisher).
“¿Qué es amar?” (Shakespeare), la eterna pregunta. La Dra. Fisher se ha dado cuenta de que el amor no es una emoción, sino un impulso que se origina en la parte de la mente que desea. Es un impulso más poderoso que el sexual. “La gente mata por amor, muere por amor”. Un triple sistema: primero, el del impulso sexual. “Se siente todo el tiempo, es una sensación parecida al hambre”. El segundo es el del amor romántico, la euforia. El tercero es el apego, la sensación de seguridad y calma.
Helen Fisher ha investigado dos tendencias sociales profundas: la incorporación de la mujer al mercado laboral y el envejecimiento de la población mundial.
¿Por qué uno se enamora de una persona y no de otra? “Después de treinta años estudiando temas como el amor romántico, el sexo y el apego, he llegado a obsesionarme por las razones que nos llevan a elegir una persona en lugar de otra”. Entre ellas, el misterio (que eleva el nivel de dopamina en el cerebro). El “mapa del amor”, con las cualidades que [email protected] ha ido construyendo desde niñ@. Y la complementariedad de cerebros.
“Es posible sentir un profundo apego por una pareja con la que uno ha compartido gran parte de su vida mientras se siente un amor romántico por otra persona, y a la vez sentir una atracción sexual irrefrenable por una tercera persona, no relacionada con las otras dos. Esto quiere decir que definitivamente sí somos capaces de amar a más de una persona al mismo tiempo” (Helen Fisher).
Hormonas fundamentalistas. Marta nos ha hecho partícipes de cómo conoció a su marido y cómo funciona la magia del amor 20 años después.

El tema musical de hoy no podía ser otro que ‘La reina de la noche’ de La Flauta Mágica de Mozart: www.youtube.com/watch?v=rxGy83aipbY

¡La venganza del infierno
hierve en mi corazón,
la muerte y la desesperación
arden a mi alrededor!
Si Sarastro no siente, por tu mano,
los dolores de la muerte,
nunca más serás hija mía.
¡Repudiada y abandonada serás
por toda la eternidad,
destruidos quedarán
todos los lazos de la Naturaleza,
si Sarastro no expira por tu mano!
¡Escuchad!
¡Dioses de la venganza!
¡Escuchad el juramento
de una madre!

Inolvidable la última versión de ‘La Flauta Mágica’ en el Liceo de Barcelona. Gracias, José Manuel, por aquella invitación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.