¿Sirve para algo ser un Top Employer?

Jornada en Roma, de clausura del Kick-Off meeting europeo de Right Management. Han sido unos días particularmente intensos (esta mañana hemos empezado a las 8, con un almuerzo-buffet de 45 minutos y hemos terminado justo para tomar el transporte a Fiumicino), con múltiples presentaciones estratégicas, workshops de vanguardia, puesta en común de las mejores prácticas del continente y una reflexión compartida al mas alto nivel. Me llevo de la “Ciudad eterna” la renovación del sano orgullo de servir como CEO (en tándem con una Directora General Excepcional) a la empresa más importante del mundo, líder absoluta, en su actividad. Como ha dicho en la conclusión Ian, nuestro Director de Europa y Norteamérica, “I love this Brand”. Y si el presente es ilusionante, el futuro de crecimiento es muy esperanzador. Ser los “Global Career Experts” significa que en los próximos tres años:

  • el Liderazgo Digital (en su doble dimensión de Modelo de Liderazgo Propio y de Gestión de Carreras Profesionales, las dos caras de la misma moneda cuando el talento que no se aprecia se deprecia) va a marcar la diferencia entre las empresas ganadoras y las moribundas.

  • el Expertise se demuestra “aterrizando” el “Tought Leadership” (las ideas que presentamos en Davos, como la Skills Revolution, la inclusión consciente o el Digital Leadership) en soluciones prácticas para que las empresas clientes se anticipen a las necesidades cambiantes del mercado, en una relación de “partnership”.

  • la Globalidad significa crear equipos multiculturales y emplear nuestro talento conjuntamente en tiempo real, generando economías de escala y MSO (MegaSinergias Organizativas: 1+1=10).

Mi profunda gratitud a Ian como anfitrión (sus eventos son cercanos y siempre están dotados de buen gusto), al medio centenar de colegas de talla mundial, a los clientes que nos han acompañado (su punto de vista no tiene precio) y a todo el equipo que desde hace seis meses lo ha estado preparando.

Esta mañana hemos recibido la gran noticia de que, por cuarto año consecutivo, ManpowerGroup es Top Employer. Todo un reconocimiento serio y profesional a las empresas que cuidan el ciclo estratégico del talento, desde el reclutamiento y selección/seducción hasta la desvinculación, pasando por la estrategia de talento, la acogida (el onboarding, más allá del welcoming), la promoción y la gestión de carreras, el aprendizaje y el desarrollo, el compromiso de los profesionales, la flexibilidad y sobre todo el liderazgo.

Desde mi incorporación a ManpowerGroup como Head of Talent, hace ya cuatro años, una de mis apuestas personales (en Andorra, enero de 2014) fue que el Grupo fuera reconocido como Top Employer. Algo que han conseguido este año 94 compañías (de las más de 3.000 que operan en España con más de 250 profesionales) y que ManpowerGroup ha logrado ininterrumpidamente desde 2015.

¿Qué sentido tiene ser un Top Employer (es decir, presentarse al proceso de certificación y abrirse a la doble auditoría de gestión de talento del TEI y Grand Thorton)? Paradójicamente, creo que tiene aún más sentido para [email protected] CEOs, para la Alta Dirección, que para las direcciones de Recursos Humanos precisamente porque en esta nueva era, el Talentismo, en el que el talento (individual y colectivo) es lo más valioso, este activo no es exclusivo de los DRHs sino de todo el equipo directivo: la ejecución es el 90% de la estrategia y ésta depende enteramente de [email protected] profesionales que forman parte de la organización, de su capacidad, su compromiso y su encaje cultural.

  • Conviene que las empresas sean certificadas por instituciones expertas, dedicadas en cuerpo y alma a separar el grano de la paja, y no por meros opinantes. Recordemos el efecto Dunning-Kruger (¡Qué atrevida es la ignorancia!). Muchas personas, en su desconocimiento, se inventan la respuesta. Y claro, la mortalidad de las compañías sigue elevándose.

  • Ser un Top Employer es en sí mismo un “imán de talento”. He comentado en alguna ocasión que se trata de “las estrellas Michelín” de la gestión del talento. Si en la gastronomía provocan que te acerques a los mejores restaurantes para vivir la experiencia, en el talento genera que te atraigan las mejores empresas para ser feliz. Ya sabes, que las personas felices son el triple de creativas (Ed Diener, Sonja Lyubomirsky).

  • Pero además significa que es una compañía valiente (el término medio entre la cobardía y la temeridad, según nos enseñó Aristóteles), porque se atreve a ser analizada, medida y reconocida… o no. En palabras de Fernando Riaño (Ilunion): “unas veces se gana y otras se aprende”. La fortuna es de [email protected] audaces.

  • En términos de Aprendibilidad Organizativa, el informe del Top Employers Institute sobre fortalezas en la gestión del talento y oportunidades de mejora (comparándote con los mejores en cada una de las nueve variables y 600 items) es valiosísimo. Como hace Cepsa, recomiendo que no quede circunscrito al equipo de Talento y Cultura (así es como las empresas de vanguardia han rebautizado a la Dirección de RR HH), sino que se presente abiertamente a los profesionales de la empresa para multiplicar su impacto, y forme parte de las decisiones del equipo de dirección en su conjunto.

  • Y por supuesto, el Liderazgo, (como hemos destacado estos días en Roma, el Liderazgo marca la cultura y no al revés), clave en la atracción (la visibilidad del líder), en la fidelización, en el compromiso, en el aprendizaje, en el clima, y como consecuencia en la facturación y el margen. ¿Puede una empresa mostrar auténtico liderazgo si no es reconocida (externamente, con profesionalidad) como tal?

TOP significa, además de estar en lo más alto, Talento y Orgullo de Pertenencia (algo clave para la implicación, el compromiso, el engagement). Tanto si formas parte de una de estas casi 100 compañías como si todavía no (que lo harás, “y lo sabes”), te animo a leer el número especial de El Economista el próximo 8 de febrero sobre las nuevas tendencias en la Gestión del Talento con la experiencia práctica de las empresas TOP. Gracias, Salva y todo el equipo, por la labor que realizáis, con unos estándares éticos impecables.

En fin que, ser una empresa Top Employer es algo muy especial, por mucho que te hayan distinguido en 2015, 2016, 2017 y 2018 por ello (nuestro querido Luis Aragonés, que forjó una selección de leyenda, diría “ganar, ganar, ganar y ganar”). Y si además tu empresa es 500+ según el Modelo Europeo de Excelencia, Empresa preferida (en el Top 25) por Actualidad Económica, Ética y Más Admirada (Fortune), además de 2020 (que promueve la Equidad de Género), en total una docena de reconocimientos, miel sobre ojuelas. Como explica Raúl Grijalba (a mí siempre me ilusiona cuando lo dice), no es sólo lo que hacemos, sino “cómo” lo hacemos. Es muy valioso que el primer ejecutivo se implique estratégicamente en ello.

La canción de hoy, en honor a los Top Employers, es ‘Simply the best’, de Tina Turner:

“You are simply the best”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.