¡Bravo por el Método BRAVO, de Mónica Galán!

Ayer por la tarde/noche tuve el honor de participar en el evento del Instituto Jung en el Melia Barajas de Madrid. Más de 400 asistentes convocados por la institución que dirige Natividad Pérez y que en esta ocasión ha convocado a ponentes tan fantásticos como Rubén Turienzo, Félix Torán, Pablo Herreros, Javier Rodríguez o Cristina de Arozamena, liderados por Mónica Galán. Un éxito absoluto, con el público entusiasmado. Una combinación sinérgica de talento difícil de superar. Mi agradecimiento a Naty, Mónica, Ángel, Marco, Nuria, Susana, Dulce y todas las personas que han hecho posible este encuentro mágico.

Precisamente quería hablarte sobre el nuevo libro de mi amiga Mónica Galán Bravo, ‘Método BRAVO’. El mejor texto, sin duda, que puedes encontrar hoy para mejorar tus capacidades y tu compromiso (de esas cualidades depende tu Talento) para hablar en público de forma brillante.

Método BRAVO es un diamante de cinco caras (un pentágono de base) y tres partes: en la base, la temática (los contenidos); en la altura, tú como ponente (tu carácter, tu autoridad moral); en la punta, la propia audiencia.
Las cinco caras del Método BRAVO son:

  • Bienvenida: a la temática, del ponente, a la audiencia. “A los hijos del Rock & Roll, Bienvenidos” (Miguel Ríos). Anclaje emocional (potente) de apertura. Apaga lo nervios con fuego (de memoria). Bienvenida es intención (“No es lo mismo arte que hartar”, Alejandro Sanz). “Cuando la intención de una charla es APREHENDER (en el sentido de “agarrar”) en lugar de OFRECER (“dar generosamente”), se logra TRANSFERIR (trasladar de un lugar a otro) pero no COMUNICAR”. Encuentra tu Motivo: (“¿Os faltará valor o constancia?”, Napoléon a sus soldados). No confundamos el objetivo con el motivo (que es más profundo: ¿Para qué?). Bienvenida a ti [email protected] (has de diseñarla), con conocimiento del “DNI de la Audiencia” (sus Dones, Números e Intereses). “No es el tema, eres Tú”. Mónica Galán recomienda tres tipos de aperturas: contar una historia, dar un dato u hecho poco conocido, formular una pregunta interesante.
  • Reconocimiento: A tu temática (“¿Quién es el top of mind de esta materia?”, Roger Domingo). Hablar es “acariciar” (Eric Berne) los oídos. “Tal hablas, tal eres”. Reconócete: tu autoimagen (tu zona ideal está entre la autoestima y la heteroestima, entre la intimidad y la extemidad). Cuidado con la teoría del impostor (el antídoto es el aprendizaje). Reconocimiento a tu audiencia: su atención y su presencia.
  • Autoridad: En tu temática (componente verbal de la ponencia). Autoridad personal. Autoridad con tu cuerpo y con tu voz. Hazte la pregunta: “¿Qué te confiere autoridad en este campo?”. Autoridad es sinónimo de Credibilidad. A hablar se aprende hablando. Proyecta Autoridad. Comportamiento no verbal: “La cara es el espejo del alma… y los ojos son sus intérpretes” (Cicerón). Oculésica (mirada del orador/a): “Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada” (Antoine de Saint Exupéry). Expresión fácial (“Sonríe”). La Autoridad como Pose de Poder y Viceversa. Los gestos: emblemas (naturalidad y cercanía), ilustradores, movimiento. Prosodia (proyectar autoridad a través del cuerpo). Regla nemotécnica: VARERUM (Volumen, Articulación, Respiración, Entonación, Ritmo, Uso de las pausas, Muletillas a desechar). Dale tu toque personal. Lo que te cuentas cuenta. El secreto del éxito está en la autenticidad.
  • Valor: Valor en tu temática, en tu audiencia y Valor personal. Crear es añadir valor. El puente de la Comunicación (de la orilla del/de la ponente a la audiencia: Bienvenida, mensaje, ideas, ovación). ¿De qué tengo que abastecerme para un buen mensaje: de ACOPIO (Acción, Claridad, Objetivo, Precisión, Interesante, Oportuno). El valor de la Estructura: 1. Selección: ¿eres cerebro o eres corazón? (Brain & Heart). 2. Ordenación: patrón problema-solución (pain, gain, claim). Aporta valor a la audiencia a través de tus palabras. ¿Qué historia te cuentas para tener la vida que tienes? En el país de los relatos, la Transformación es capital. Todo “storytelling” lleva las 3 P: Paisaje, Personaje, Problema. Apórtate valor con el guión de tu exposición y maneja tu temor a hablar en público con la PNL.
  • Ovación: “Todo vale menos ser aburrido” (Voltaire). Enchúfales: “Tu discurso no es una obra de teatro, ni un cuento chino, ni una película de Hollywood”, pero todos ellos comparten la primacía (comienzo), la reiteración (repetir), el aislamiento (contraste de lo importancia) y la recencia (se recuerda el final). Fórmulas colofón: terminar hiperventilando (“vini, vidi, vinci”, Julio César; “Desmayarse, atreverse, estar furioso”, Lope de Vega; “liberté, egalité, fraternité”), cierre tricolon (“come, reza, ama”, “limpia, fija y da esplendor”, repetición del enunciado, equilibrio de los enunciados, cierre metafórico.

En el libro, Mónica Galán Bravo menciona como maestros a Mario Alonso Puig, Pilar Jericó, Elsa Punset, Álex Rovira, Bernabé Tierno. Javier Urra y también –generosamente- a un servidor, por lo que te doy particularmente las gracias. Y entre los “monstruos de la palabra” a Tony Robbins, Harv Ecker, Robin Sharma, Ariana Huffington, Patch Adams, Amy Cuddy o Tim Galway.

‘Método BRAVO’ incluye 32 bloques de ejercicios para que practiquemos como oradores, accesos a vídeos de realidad virtual aumentada: Conexiones cerebrales con la audiencia, Ejemplo de bienvenida, Cuadro-Autoestima-Intimidad, Ejemplo de Reconocimiento, Gestos y comportamiento no verbal, VARERUM, Ejemplo de Autoridad, Patrón de ordenación BRAVO, Ejemplo de Valor y recomendaciones de TED como el de Chester Lian (Las fases del duelo a través del cubo de Rubik), Brené Brown (Vulnerabilidad), Mónica Lewinsky (El precio de la vergüenza), sir Ken Robinson (La creatividad), James Geary (El poder de las metáforas).
¡Bravo, Mónica! Como dije ayer ante centenares de personas enfervorizadas gracias a ti, no se me ocurre mejor inversión de tiempo y dinero en presentaciones realmente útiles y apasionantes que comprar, leer y estudiar ‘Método BRAVO’.

A Mónica Galán Bravo le encanta ‘Voy a pasármelo bien’ de los Hombres G. Te propongo a Amy Winehouse interpretando una canción de Danny Hathaway: ‘I love you more than you’ll ever know’

“I’m just trying to be somebody
That you can love, trust and understand
I know, I know, I know I can be
A part of you no one else could see
But I got to hear you say
I’ll got to hear you say
It’s alright”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.