España, un país digitalmente inmaduro

Jornada de “Impulsando juntos el Futuro del Empleo”, el diálogo que mantenemos con más de 1.000 profesionales del Grupo cada mes. Una oportunidad única de comunicación. Y por la tarde, reunión de Comité de Dirección y fiesta nocturna en la Embajada Italiana (gracias, Signora Bonezzi, por la invitación).

He estado leyendo el ‘Barómetro 2018 sobre la madurez digital en España ‘ (gracias, Araceli, por pasármelo) que elabora Divisadero, compañía dirigida por Bernardo Crespo (Digital Transformation Leader).

El Barómetro distingue, en términos de madurez digital, entre amateurs (0-16), exploradores (18-34), entusiastas (35-69) y líderes (70-100). Entre 2017 y 2018, la Gestión del Talento ha pasado de 35 a 57, la Dirección Financiera, de 15 a 54, la Dirección General de 24 a 45. La apuesta por la Digitalización como palanca de negocio ha despertado. Marca y comunicación digital está en 63, maca y comunicación online en 59, digital & advanced analytics en 56, tecnología en 52 y venta en canal offline (B2B) en 49.

Por sectores, los servicios financieros (74), telecom (72), tecnología (69), turismo (55) e industria (52) superan la media; los más rezagados son construcción (39), educación (40) y energía (40). En madurez digital, España aprueba con un cinco pelado (55 puntos), un punto más que el año pasado. En modelo de negocio y organización, 59; en capacidades digitales y cultura digital, 57; en tecnología, 55’9.

Es interesante señalar, siempre según este Barómetro 2018, que el poder de negociación que tiene el área de gestión del talento se encuentra por debajo de la media, en un 42%. Menos del 20% paretiano de directivos emplea herramientas de visualización de datos. El sector de educación es el segundo que más ha digitalizado su modelo de negocio a través de la formación online; sin embargo, es uno de los de peor valoración en capacidades digitales y cultura digital.

Como tendencias:

  • Hay una descomposición del reto de la Transformación Digital. De momento, gira más en torno a procesos y tecnología; le cuesta a las empresas enfrentarse a la necesaria transformación cultural y al reenfoque estratégico.
  • La Transformación Cultural es el principal reto y el principal escollo en el proceso de Transformación Digital. Los autores del Barómetro proclaman el 2018 como “el año de la Transformación Cultural”.
  • La Digitalización va más allá de la incorporación de la tecnología.
  • La mayoría de las empresas se sienten preocupadas por la amenaza de modelos de negocio disruptivos.
  • En un contexto estratégico de transformación, las capacidades están ligadas a: Liderazgo, Visión e Innovación, Actitud ante el cambio y flexibilidad, Capacidad de delegación (empowerment).

España está entre el puesto 14º (DESI 2017) y el 17º (Global Connectivity Index) en su madurez digital. Debería mejorar en:

  • los vectores de madurez digital: Modelo de Negocio y Organización, Datos y Tecnología, Capacidades y Cultura Digital.
  • las sendas de madurez digital: tecnología, marketing y comunicación, liderazgo. “La Transformación Digital fue, es y sigue siendo un reto estratégico”.

Entre los indicadores de Modelo de Negocio, el Valor de Marca, la Relevancia del dato, el ROI tecnológico, el presupuesto digital, los procesos ágiles… En la tecnología, el poder de negociación, el CEM (Customer Engagement Management), el Cash management o el Sales prediction.

Como dijo en Davos (Foro Económico Mundial) el CEO de Accenture, Digital es la causa por las que más de la mitad de las Fortune 500 del año 2000 ya no existan (el 52%, para ser exactos). En palabras de Adolfo Ramírez, autor de un libro imprescindible sobre el tema (en el que un servidor pudo añadir su granito de arena), ‘Digitalízate o desaparece’. La Transformación Digital permite ser más eficiente (se estima un ahorro en costes del 20%), estar más orientado a los clientes (los datos son el nuevo petróleo) y, sobre todo, aprender más rápidamente que los competidores (Learnability), por no hablar de los modelos de negocio disruptivos que cambian absolutamente las reglas de juego de un sector (véase Apple, Amazon, Google, Facebook, Microsoft/LinkedIn, Cabify, Airbnb…).

Sin embargo, no olvidemos que la Transformación Digital sin Transformación Cultural conduce al “Digiticidio”, a la desaparición de la compañía de forma más acelerada. Y que la Transformación Cultural no es posible, no es real, sin un Modelo de Negocio Propio y un “Career Center” que transforme, en términos de Aprendibilidad, la Atracción, Desarrollo y Compromiso del Talento. No estamos en la sociedad de la información, sino del aprendizaje. Tanto aprendes, tanto vales (sigues valiendo).

Si no quieres que tu empresa sea “digitalmente inmadura”, ponte las pilas con una oficina de transformación que reporte al CEO. No queda otra.

La canción de hoy, típicamente italiana, es ‘Vivo per lei’ de Andrea Bocelli y Laura Pausini:

Vivo per lei nel vortice
Attraverso la mia voce
Si espande e amore produce

Vivo per lei nient’altro ho
E quanti altri incontrerò
Che come me hanno scritto in viso

Io vivo per lei

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.