¿Improvisas o Diseñas? El Design Thinking en las culturas corporativas y en la propia vida

Sábado de obligado descanso entre el viaje de ayer a Burgos y los de mañana y la semana que viene a Teruel y La Rioja. Cine, series, lectura, música y un poco de entrenamiento deportivo.
Nos estamos encontrando en distintos proyectos de Transformación Digital Cultural a partir de un Modelo de Liderazgo Propio la dicotomía entre lo “tangible” (la digitalización, el organigrama, el modelo de gobernanza) y lo “intangible” (la cultura, el liderazgo, el clima, el talento, el desarrollo) como si lo primero hubiera que trabajarlo y lo segundo surgiera espontáneamente, por añadidura. El “digiticidio” (el suicidio involuntario de la empresa) ocurre precisamente cuando la transformación cultural, con todo lo que eso supone, no se diseña sino que se improvisa.
En Psychology Today, una web que me encanta, he leído el artículo de Laura Berger y Glen Tibaldeo ‘Passion, Purpose & Reinvention: Designing your life’ (Pasión, Propósito y Reinvención: Diseñando tu vida), 6 de abril de 2018 www.psychologytoday.com/us/blog/radical-sabbatical/201804/passion-purpose-and-reinvention-designing-your-life Laura y Glen son los autores de ‘Radical Sabbatical’ y nos proponen utilizar el Design Thinking para hacer el mapa de nuestra vida.
Cuando estos expertos trabajan con un/a profesional en la reinvención de su carrera, suelen encontrarse con resistencias del tipo “soy demasiado mayor, estoy muy [email protected], no tengo experiencia en este campo”. Lo normal. Por tanto, necesitan un “reframing”, un nuevo marco. Que debe parte de su auto-consciencia (self.awareness): “Las preguntas que nos hacemos a [email protected] [email protected] dan forma a nuestra propia percpeción”. Que nos hacemos o que nos provoca un/a buen/a coach. El miedo y la duda nos impiden mirar hacia delante y no retrospectivamente.
Dave Evans, que tiene 65 años y ha escrito ‘Diseñando tu vida. Cómo vivir una vida plena y feliz’, nos propone vivir una mayor versión de nuestras vidas, “no más vieja, más grande”. Él mismo considera que no volvería a sus 35, ni por todo el oro del mundo. “En lo que quieras ser, tu experiencia te hará serlo mejor”. Buen consejo.
Para diseñar nuestras vidas hay dos alternativas: la “relocalización” y la “reinvención”. Relocalizarse es mantener un rol similar al actual en nueva causa, más fresca e ilusionante. Reinventarse es tomar una nueva línea de empleo de tu talento, a partir de un nuevo propósito o una nueva pasión.
Los ingenieros de Stanford Bill Burnett y Dave Evans proponen la experimentación como parte del diseño (es lo que Fernando Botella, en su próximo libro sobre este mundo 4.0., llama “ciudadanos Beta”, en experimentación permanente). De hecho, nos proponen centrarnos en cinco elementos a modo de “mantra”.
1. La Curiosidad. Al menos, 10 minutos al día haciéndonos alguna pregunta e indagando a partir de ella. Ya sabes que la curiosidad es esencial para nuestra “Aprendibilidad” (Learnability). ¿Cómo vas de curiosidad? ¿La has perdido? ¿La alimentas? Curiosamente, herramientas como el Canvas estratégico ayudan mucho al fomento de nuestra propia curiosidad.
2. El Diálogo (en su sentido griego de “fluidez de sentidos”). Momentos de la verdad, positivos y enriquecedores, en los que se formulan preguntas adecuadas, se escucha con atención, se aprende y se disfruta. El mundo está cansado de jefes criticones, quejicas, metomentodos, que gastan buena parte de tu tiempo tratando de pillar a los colaboradores “haciendo las cosas mal” como si ellos fueran siempre los listos y los demás los estúpidos, los despistados o los perezosos: es un robo de tiempo y de energía. Mi admiración a [email protected] líderes “entrenadores de carrera” que tratan a los miembros de los equipos desde los retos, las ganas, la fe, la esperanza y la empatía.
3. La Prueba y Error. Se trata de hallar la intersección entre lo que a ti te interesa (tu Pasión) y lo que es útil para el mundo (tu Valor). Hemos de experimentar y, como dice Fernando Riaño (Ilunion), “unas veces se gana y otras se aprende”. Ganamos experiencia cuando experimentamos y reflexionamos sobre lo ocurrido; las culturas corporativas que viven en torno a “no cometer errores” no se cultivan sino que simplemente se desecan.
4. El Relato. “Ahora vas y lo cuentas”, parafraseando a José Mota. Cuando te embarcas en nuevas actividades, sientes la necesidad de compartirlas con las demás personas a través del “storytelling”. Es un círculo virtuoso, “una máquina que se autoalimenta”, dice Evans.
5. La Repetición. Insistente, hasta convertirla en un hábito, en lo que Aristóteles, mi coach favorito, llamaba “segunda naturaleza”. No podemos elegir nuestra primera naturaleza, nuestro temperamento, pero sí la segunda (el carácter y la personalidad) y de hecho lo hacemos, por acción (diseño) o por omisión (inercia). O protagonistas eligiendo nuestra propia vida, en lo personal y profesional, o víctimas, dejándonos llevar por lo fácil sobre lo ilusionante. En eso consiste la magia, que es una forma suprema de comunicación (con [email protected] [email protected] y con [email protected] demás).
Para que la carrera elegida sea la conseguida, es necesario Foco (Curiosidad-Diálogo-Experimentación-Relato-Repetición) y Tándem, porque el tándem (“Somos mucho más que dos”, Benedetti) es el MVP (Producto Mínimo Viable) del Liderazgo.
“Sea la que sea tu próxima transición, asegúrate de que enriquece tu vida y alimenta tu alma”, nos sugieren Laura Berger y Glen Tibaldeo. Como decía aquel anuncio, “la vida es demasiado corta para contar calorías”.

La canción de hoy es ‘Conviction of the heart’ (La convicción del corazón) de Kenny Logins:

_

“I’m so tired of living this life,
Fooling myself, believing we’re right when
I’ve never given love
With any conviction of the heart.”

Un comentario sobre “¿Improvisas o Diseñas? El Design Thinking en las culturas corporativas y en la propia vida

  1. Estimado Juan Carlos, hace tiempo que no entraba a su blog y me produjo profunda admiración ver que sigue escribiendo diariamente por tantos años, sus columnas siempre entregan algún tipo de información útil o dato que sirve para seguir mejorando y me impresiona la manera como aprovecha cada día haciendo múltiples actividades. Queria pedirle algún consejo para encontrar mi verdadera vocación y poder dedicar mi vida a lo que me apasiona.

Deja un comentario