Gracias por llegar tarde, de Thomas L. Friedman

En este sábado de necesario descanso, esta mañana hemos visto en Netflix la película ‘Thi Mai. Rumbo a Vietnam’, dirigida por Patricia Ferreira, con Carmen Machi, Adriana Ozores, Aitana Sánchez-Gijón y Dani Rovira. Una emotiva historia de adopción en el país asiático (no es propiamente una comedia) que me ha recordado la reciente “maternidad” de mi amiga Susanna Griso: tras sus hijos Jan (15 años) y Mireia (12), ella y su marido Carles han adoptado una niña de Costa de Marfil (6 años). Llevaban 8 en el proceso de adopción. Mil enhorabuenas, querida Susanna. Familia numerosa.
Hoy tocaba libro importante, no sólo por voluminoso (600 páginas), sino por el autor (Thomas L. Friedman, periodista del New York Times desde 1981, autor de La tierra es plana, tres veces premio Pulitzer) y el tema: ‘Gracias por llegar tarde’. Una crónica sobre la aceleración que provocan la tecnología, la globalización y el cambio climático. Su séptimo libro, y tal vez el más ambicioso. “Lo que viene del corazón, entra en el corazón” (Dov Seidman). Cuando a una máquina le das al “pause”, se para; cuando lo haces con un ser humano, empieza lo bueno (¿verdad, coaches?).
El año de la disrupción fue 2007: el primer iPhone, Hadoop (Big Data), Google lanzó Android, Satoshi Nakamoto introdujo el “bitcoin”, el Kindle de Amazon, el Watson de IBM, Intel introdujo materiales no basados en el silicio, el principio de la revolución de la energía limpia y la reducción drástica del coste de la secuenciación del ADN. Probablemente fue el momento en el que la aceleración de la tecnología superó el ritmo de adaptación humana (Eric Teller, CEO de Google X, “Captain of Moonshots”) “y esto nos está causando ansiedad cultural”.
La ley de Moore, enunciada en 1965: la potencia de los microchips se duplica cada dos años (es como si el “Escarabajo” de Volkswagen corriera a 480.000 km/h, consumiera 4 l cada 3’2 M km y costara 3 cm). Ya no hay que conjeturar sino analizar, el software ha hecho visible la complejidad, las redes y la nube han cambiado todo. Es una supernova, una “perturbación en la Fuerza” (Luke Skywalker), una explosión de energía, de los taxis y el turismo (la confianza de Airbnb) a las naciones. La complejidad es gratis. Es el impacto de la digitalización.
El Gran Cambio (‘Abandona las reservas, adopta los flujos’, HBR, enero de 2009, por John Hagel, John Seely Brown y Lang Davison): el dinero ya no está en las reservas de conocimiento (los bancos, la patente de Coca Cola o los medicamentos) sino en la fluidez (actualización permanente). Se trata de construir bases (hubs), no muros. Cambio climático (exceso de carbono, especies que se extinguen). Tecnología: vivimos en un mundo en el que la mayor empresa de taxis (Uber) no tiene coches, la mayor plataforma (Facebook) no posee contenidos, la mayor compañía de comercio electrónico (Alibaba) no maneja almacenes.
El Holoceno de la geopolítica: Mdagascar, Siria, Senegal y Níger. Política ADD (Amplificar, Disuadir y Degradar). La Madre Naturaleza como mentora política. “El pluralismo no es sólo diversidad, sino que es la dedicación enérgica a la diversidad” (Amory Lovins, Harvard). Una sociedad plural es una realidad, una sociedad con pluralismo es un logro. Los sistemas biológicos que prosperan son todos enormemente adaptables.
El autor nos da cinco consejos: pensar como un/a inmigrante (optimismo, hambre, lucha), como un/a artista (aportar valor), como un/a emprendedor/a del Silicon Valley (Learnability, experimentar), mantener la motivación (¿quién es tu “superhéroe”?), prometer menos y entregar más.
Con todo, Friedman se declara optimista (en el epílogo, comenta las conexiones entre el Brexit, el presidente Trump y las tendencias del libro). “Es la comunidad, estúpido” (grupos de acción de 10-15 personas). ‘Gracias por llegar tarde’ es una crónica de este mundo (híper)VUCA. No pasa nada por detenerte un poco, aunque llegues tarde.

La canción de hoy, ‘A Brand New Day’ de Ryan Star, banda sonora de ‘Lie to Me’ (ya voy por la tercera y última temporada):
www.youtube.com/watch?v=6zHRJV5_kGs
“Dream/ 
Send me a sign/ 
Turn back the clock/ 
Give me some time/ 
I need to break out/ 
And make a new name/ 
Let’s open our eyes/ 
To the brand new day/ 
It’s a brand new day”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.