Lealtad y sentido en el mundo empresaarial

Pontevedra es una de las ciudades más bonitas de Galicia y de toda España. Aquí durante tres días estaremos reflexionado y marcando las directrices de la nueva temporada. Asocio Pontevedra a mi familia Cubeiro, a la hermana de mi padre, Paloma, que vivió aquí muchos años, y a mis primas Paloma. Marta, Elena y Almudena.

Gracias, Óscar, por ser el perfecto anfitrión de estas jornadas estratégicas.

He estado leyendo el libro ‘Reptilandia. Lealtad y sentido en el mundo empresarial’, de Alfredo Sanfeliz. Un texto sobre las peculiaridades del factor humano en las organizaciones, que destaca la relevancia del inconsciente. Como dice el autor en el prólogo, “nuestro cerebro reptil es, sin duda, un diseño ganador”. Gracias, Diego, por el obsequio.

Alfredo Sanfeliz parte de la famosa frase de Aristóteles, mi coach favorito: “Enojarse es fácil, pero enojarse en la magnitud adecuada, con la persona adecuada y en el momento adecuado, eso es cosa de sabios” (una frase que, como recordarás, también empleó Daniel Goleman para abrir su ‘Inteligencia Emocional’). Paul McLean nos enseñó el cerebro triuno, con el superior o racional, el sistema límbico o emocional y el reptiliano o primitivo. Si no contamos hasta diez (en realidad, seis segundos), no pensamos ni actuamos racionalmente. En palabras de David Rock, padre del NeuroLiderazgo: “Los historiadores del futuro juzgarán este periodo por la forma de operar de las organizaciones y de la sociedad en su conjunto. ¿Se trataba a la gente de forma injusta? ¿Las personas se reunían para resolver los problemas? ¿Promovían el espíritu emprendedor y la autonomía? ¿Fomentaban la certidumbre en la medida de lo posible?     ¿Encontraban la manera de elevar el estatus percibido de todos y cada uno? Si las respuestas son afirmativas, los cerebros del futuro saludarán con respeto a estos líderes”.

Nuevos tiempos, nuevas necesidades. Es la bufanda o SCARF de David Rock: Estatus, Certidumbre, Autonomía, Relación y Equidad (“tratamiento desigual de situaciones desiguales”, en términos aristotélicos). Los economistas se han vuelto cada vez más sofisticados e inteligentes y los consumidores más humanos (Richard Thaler, premio Nobel 2017, de la Economía conductual). El reptil amenazado se impone: dobles agendas y procesos inconscientes. “Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y lo llamarás destino” (Carl Jung).

La solución es el autoconocimiento, porque “no decimos lo que pensamos porque no sabemos lo que pensamos” (David Eagleman). El miedo es la emoción más poderosa y movilizadora y provoca, desde el cerebro reptil, lucha, bloqueo o huida. Cuesta tomar consciencia de nuestras necesidades.

El arte de hacer que todo encaje: para la excelencia, genera una atmósfera emocional positiva, con unas relaciones constructivas, cooperativas, honestas, claras y eficaces.Sanfeliz nos propone la figura del “Chief Emotional Officer”, para que se generen “cualidades antroposabias”.

“Hay un chispazo en la consciencia, llámese intuición o como se quiera, que trae la solución sin que uno sepa cómo o por qué. La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional un leal siervo. Pero nuestra sociedad honra al siervo y se olvida por comleto del regalo” (Albert Einstein). ¿Se trata de acabar con los “reptiles” en la organización? En absoluto,. Se trata de ser conscientes de ellos, de su espacio, de su papel.

Un libro que provoca la reflexión. Si cada ser humano cuenta con “tres cerebros” en la cabeza (demás del del estómago y el del corazón)  , en toda comunidad humana, como suma (sinérgica o antisinérgica) de ser humanos, ocurre lo mismo.

 

La canción de hoy, ‘Imos cara adiante, la canta el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernandez Lores:

  

Porque los sueños pueden hacerse realidad…

 

Un comentario sobre “Lealtad y sentido en el mundo empresaarial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.