Sisu, la clave del bienestar finlandés

Vuelta a Madrid desde Pontevedra. Han sido tres jornadas estupendas para comenzar la temporada como debe ser. Nos llevamos una nueva visión de las Rías Bajas, debates estratégicos para un nuevo contexto económico (en línea con el ‘The end is near’ del último número de Fortune), la necesidad de elevar el “Total Motivation” tanto propio como de nuestros equipos para mejorar el rendimiento y el reforzamiento de la cohesión del equipo.

Óscar ha mencionado varias veces en estos días el concepto de “enxebre” que mi padre me enseñó hace muchos años. “Enxebre” es algo puro y auténtico, sin mancillar, sin artificios. Como tomarte una buena tortilla de patatas y un pulpo a feira sin más. Pertenece a ese conjunto de deliciosas palabras gallegas, tan propias, como “xeito” hacer las cosas excelentemente, con arte), “trapallada” (cosa mal hecha, sin sentido, un despropósito”, “rosmar” (refunfuñar, murmurar sin que se entienda nada), “feitiño” (algo mono, cuqui), “parvo” (tonto sin más), “arroutada” (decir algo impulsivamente que es poco sensato y sin medir las consecuencias), “saudade” (melancolía que generalmente tiene que ver con el amor”), “morriña” (echar de menos la tierra natal). “miñaxoia” (una persona ingenua e inocente), “coitadiño” (una persona “miñaxoia” que además tiene suerte en la vida), “seica” (el modo de moverse sin mojarse). “afouteza” (afrontar los desafíos con valentía), “lambecús” (persona servil, un “pelota” de toda la vida)  o “carallada” (“carallo” es un signo de admiración como “Wow”; “escarallar” es estropear, “me voy de carrallada” es “me voy de fiesta” y simplemente una “carallada” puede ser una estupidez).

De nuevo, gracias Óscar por darnos en 72 h un Máster en sensibilidad y valentía.

Volviendo a ‘Enxebre’, ahora que los nórdicos, los países más felices del mundo (porque su solidaridad social ha generado progreso) exportan sus palabras propias, he estado leyendo sobre un término propio de los finlandeses (como bien sabes, “finés” es el idioma y “finlandés” el gentilicio del país): Sisu.

‘Sisu’, que debemos pronunciar “Sisú”, es la clave de la sabiduría de Finlandia es los últimos 500 años. Significa determinación (“grit” en inglés), coraje, perseverancia. Según la investigadora Emilia Lahti, es una cualidad como la valentía, un valor como la integridad, una mentalidad cultural propia. Es confianza (generarla, recibirla), honor (reconocimiento no sólo de los derechos, sino de los propios deberes como ser humano), apertura. Todo en una palabra. 

Se trata de una fuerza espiritual que marca la diferencia (la ONG de la profesora Lahti es ‘Sisu not Silence’ y promueve la no violencia).  Katjia  Pantzar, en su libro ‘Encontrando el Sisu’ (Finding Sisu) nos recuerda que los finlandeses se sumergen en aguas heladas, cuentan con 3’3 M de saunas (para poco más de cinco millones de habitantes), cultivan bosques (casi tres cuartos de la superficie del país), se alimentan equilibradamente y viven en armonía con las estaciones del año. Según el filósofo Frank Martela, a pesar de las dificultades, sus compatriotas saben sentirse satisfechos con la vida, porque les pone a prueba. ‘Sisu’ es comprometerse, no rendirse nunca, aprovechar tu talento para lo mejor, No es casual que en estos tiempos, el concepto de ‘Sisu’ esté de moda, como el mencionado danés de ‘Hygge’ o el japonés de ‘Ikigai’ (pronunciado “Ikeigué”) que tan bien explica Liliana Brando en su libro ‘Diálogos con Bruma’.

Mi gratitud a la  doctora armenia Marianna Pogosyan, consultora intercultural, que ha recogido en Psychology Today las aportaciones de Emilia Lahti (experta en psicología positiva de la Universidad de Pensilvania), del Dr. Frank Martela (Scientific American, 2018) y de Katjia Pantzar, autora del libro ‘The finnish way of life’, también de este año. Finlandia, un pequeño pa´s en términos poblacionales, fue un satélite de la URSS durante décadas. Tras la caída del Muro de Berlín, invirtió en educación, en innovación y en tecnología. Hoy está en el Top 15 mundial por renta per capita y es una de las diez economías más competitivas del mundo (se le considera el mejor país en sanidad y en educación). Es el tercero más ecológico, el cuarto más trasparente y para criar a los hijos y el quinto mejor en equidad de género.

Te deseo que esta nueva temporada te gobierne el ‘Sisu’ a ti y a tus compañ[email protected] 

La canción de hoy podría ser ‘This is Me’ o cualquiera otra de la banda sonora de ‘The greatest showman’, que María José yun servidor hemos estado escuchando y cantando varias veces en las 5’5 horas entre Pontevedra y Madrid en coche esta tarde. Pero me he decidido por ‘No me crees’ de Efecto Mariposa, que hemos disfrutado en Ocafú con un poco de tortilla (gallega) de patatas de cena. Para cerrar el círculo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.