El malestar del (Estado del) bienestar

Comenzamos con la reunión semanal de Right Management. Como buenas noticias, la mayor sensibilidad de las empresas Top al Liderazgo (con un Modelo Propio), el Mapa de Talento, una valoración (assesment) objetiva y una desvinculación elegante que no afecte negativamente a la Reputación de la empresa. Como oportunidades de mejora, todavía demasiadas compañías (pymes y grandes) asumen, aunque no lo digan, que la Transformación Digital se puede hacer sin Transformación Cultural (peligro. Digiticidio) y consideran la formación como “el bálsamo de Fierabrás”, que todo lo cura. La formación sin aprendizaje real es una quimera, un espejismo. Mi gratitud a María José y a todo el equipazo de profesionales.

De la prensa de ayer, José Antonio Marina y Rosa Montero una vez más JAM escribía sobre la Identidad como “ejemplo extraordinario de hibridación de psicología e historia. Es un concepto psicológico, travestido en concepto político”. La identidad cultural fue negada por el pensamiento liberal (no admitía los derechos colectivo de la cultura), por el marxismo (clase social) y por los demócratas modernos (el Estado se construye a partir de la ciudadanía y no a partir de la identidad).

Ayer comentaba un servidor que “hacer un Lopetegui” (una posesión de más del 75%, visitas comerciales, son marcar goles, ganar los partidos, vender a un margen interesante) es la combinación de comportamiento previsible y falta de identidad. La identidad es esencial, a título particular, de equipo, de ciudad o de país. Tenemos que saber “a qué jugamos”.

Rosa Montero (BrunaHusky) y sus “Maneras de vivir”. Lo digital ha invadido nuestras vidas (de la población del planeta, hay 5.000 M con móvil y 4.500 M con acceso a baño); en UK, el 41% de los jovenes prefieren dejar de bañarse a abandonar su smartphone. Desbloqueamos el iphone unas 80 veces al día. Se supone que las nuevas tecnologías nos iban a facilitar la vida, y parece lo contrario: insomnio por terminales, alteraciones hormonales, riesgo de cáncer, disminución de la capacidad de concentración. “Tengo la sensación de que los smartphones son como hechiceros que nos han hipnotizado, creando una Humanidad de seres distraídos y confusos”. Rosa opina que somos la primera generación de “homo pasmadus”. ¿Serán complementarias la IA (Inteligencia Artificial) y la EH (Estupidez Humana)?

Borja Hermoso se preguntaba ‘¿Por qué lloran tanto los futbolistas?’ Según Inma Puig, porque “no se pueden esperar comportamientos ordinarios de jugadores extraordinarios”. El futbolista se hace cargo de la emoción colectiva”. “Porque la vida es un psicodrama. Y el fútbol es la vida. Luego el fútbol es un psicodrama”.

De la prensa de hoy lunes, ‘El malestar de nuestro bienestar’, por Ignacio García de Léaniz Caprile (Universidad de Alcalá de Henares). “La ampliación sin fin del Estado del Bienestar supone una creciente violencia fiscal sobre el ciudadano”. El profesor García de Leániz cita a Pascal: “El hombre no es ni ángel ni bestia, y la desgracia hace que quien haga el ángel haga el bestia”. Ignacio nos advierte del peligro de un ángel caído y su malestar.

En una línea similar, en Actualidad Económica, ‘Por qué el Estado del Bienestar destruye a las personas’, de Theodore Dalrymple (seudónimo del psiquiatra y escritor Anthony Daniels, 1949). Más de la mitad de los niños británicos nacen fuera del matrimonio y una quinta parte, no come con otro miembro de la familia más que una vez al mes (compartir mesa es una de las formas más elementales de socialización). “Solía decirse que el hogar de un inglés era su castillo; ahora, la calle es su comedor”. Durante todo el siglo XIX, el peso del gasto público en el PIB era menor al 10%. En 1914 y 1939 (I y II Guerras Mundiales) se elevó por encima del 50% y luego volvió a su cauce. La posguerra consagró el triunfo del Estado del Bienestar (más del 50% del PIB); las reformas de Thatcher, un alivio para las arcas públicas, duraron muy poco”. “La destrucción de la familia en Reino Unido no habría sido posible sin el Estado del Bienestar”. Allí sorprende la relativa paz social que ha reinado en España durante la Gran Recesión, “porque sabíamos que una crisis tan profunda (lo que ciertamente no es improbable e incluso podría ser probable) , la agitación habría sido incontrolable”. El Estado se ha vuelto narcotraficante y ha hecho a gran parte de la población adicta a las ayudas públicas. En 2004 había 2’5 M de personas que recibían ayudas públicas porque supuestamente estaban demasiado enfermas para trabajar (más inválidos que en la IGM); el 70% de las personas no tenían ninguna enfermedad. En definitiva, para el autor el Estado del Bienestar no sólo es económicamente insostenible, sino que “ejerce un efecto profundamente corruptor sobre la personalidad humana”.

Entrevista de Cayetana Álvarez de Toledo al profesor Jonathan Haidt, psicólogo socia. Su próximo libro es ‘La mente de los justos’. Ñas universidades han impuesto tres ideas pésimas:

  • lo que no mata, debilita.
  • confía en tus sentimientos
  • la vida es una batalla entre buenos y malvados

El resultado son jóvenes frágiles, hipersusceptibles y maniqueos. “No están preparados para la vida, que es conflicto, ni para la democracia, que es debate”. Son infelices, alpiste para los populismos, crecientemente depresivos. Más vulnerables al bullying y la exclusión. “Sobreproteger a los niños es desampararlos”. “la cultura del safetyism, de la ultraseguridad está engendrando una generación de pseudoadultos inmaduros e inertes”. Ofensas: “Se han convertido en práctica habitual y, lo que es peor, legitima acallar opiniones discrepantes con el argumento que que son ofensivas”. Steve Bannon: “¿Cómo vamos a combatir la nueva ola de nacionalismo y populismo si nos negamos a escuchar a uno de sus principales ideólogos?”. “Los alumnos de las universidades sólo reciben una visión del mundo. Son adiestrados como militantes de un Matrix moral blindado”. “La última falacia que propagan los nuevos censores es que ‘Lo que importa no es la intención, sino el impacto”. “Hoy, si quieres saber qué van a votar los ciudadanos, no preguntes por sus anhelos o aspiraciones; averigua qué odian. Esto afecta también a la fidelidad del voto: la reduce de manera sustancial. Hoy el único compromiso real del votante es seguir odiando al objeto de su odio”.  “La fiebre identitaria podría destruir los EE UU en 50 años; California podría independizarse”. ¿Qué hay que hacer para evitar la fragmentación? “Que los jóvenes leyeran mis libros”. “La ilustración no ocurrió porque los europeos fueran más listos, sino porque había tabernas”. “Un hombre sabio debe aprender a controlar su mente como el entrenador a su elefante” (Buda). “Las políticas identitarias son malas para la izquierda porque le impiden hacer un discurso para toda la nación”. “Sentir amor por tu país no significa sentir hostilidad por tu vecino”. “Las redes sociales se han convertido en una de las más poderosas fuerzas de centrifugación social”. Me encanta Jonathan Haidt y estoy esperando a leer ‘La mente de los justos’ (Deusto, en enero 2019).

En la contraportada de Expansión, ‘El deporte español se coneecta al Blockchain’, de Sheila Maotamoros. Se hace eco de las iniciativas del PSG y la Juventus de tener su propio token. En nuestro país, el CD Tacón ha lanzado el TaCoin con GrantThorton, que sustituirá al carné de socio tradicional y supondrá un monedero virtual para los aficionados. Las marcas, gracias al Blockchain, pueden dar un servicio más personalizado y conocer mucho mejor los gustos de sus fans. Innovación, Engagement y mayor ROI de las inversiones. Sheila asegura que esta idea pionera revolucionará el mundo del deporte. Mi enhorabuena a Ana Rosell y Lolo Merinero (CD Tacón) y a Alejandro Martínez, presidente de Grant Thorton.

 

¿Identidad? ‘I am what I am’, no en la versión de Gloria Gaynor sino en la de Shirley Bassey, hace 50 años.

And what I am needs no excuses…

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.