Solidaridad, violencia y Liderazgo femenino

AVE de las 8 a Barcelona. Sesión de coaching estratégico con el presidente ejecutivo de una de las principales firmas de servicios profesionales del mundo y de vuelta a Madrid por la tarde.

De la prensa de ayer domingo, comienzo una vez más por José Antonio Marina (en El Mundo) y Rosa Montero (en El País Semanal).

El maestro José Antonio Marina centraba sus ‘Ideas’ en las riadas de Mallorca y el principio de solidaridad consagrado por la Constitución en su artículo 2. Es el “deber de auxilio recíproco” (sentencia 18/1982 del Tribunal Constitucional). Marina nos recuerda que la República Federal Alemana, al redactar su Carta Magna, situó como principal categoría entre los lander la de “cooperación”. Los movimientos independentistas van contra la solidaridad, y JAM no comprende que los partidos de izquierdas, solidarios por definición, sean condescendientes con ellos. “El afán de poder político nubla la cabeza y el corazón”.

Rosa Montero, con nuevo libro próximamente, reflexionaba sobre la convivencia con la violencia. Cinco mujeres asesinadas en 48 horas. La de Torrox, Málaga, había interpuesto dos demandas contra dos hombres por maltrato (con el segundo, había vuelto a vivir en lo que los psicólogos llaman “la luna de miel”). Vidas atrapadas por la brutalidad en una sociedad que vive en la violencia (de género, acoso escolar, laboral). Iñaki Piñuel (UAH) señala que el 15% de los trabajadores sufre mobbing y que ha aumentado un 40% desde el inicio de la crisis. “Somos una jauría a medio civilizar y no sabemos cómo no envenenarnos con nuestra propia violencia”.

Lucía Méndez explicaba los siete en los que se hundió el gobierno de Rajoy. El 23 de mayo se aprobaban los PGE y teóricamente la legislatura estaba despejada. Al día siguiente, sentencia de la Gürtel. Soraya telefonea a Aitor Esteban, portavoz del PNV, que le dice que de haberlo sabido antes probablemente no habrían aceptado los presupuestos. Con la sentencia, Albert Rivera dice que “hay un antes y un después”. Pedro Sánchez se lanza a por la moción de censura. El lunes 28 Rajoy habló con el presidente del PNV, que le dice que van a apoyar la moción. El todavía presidente del gobierno dispone de 3 días. PNV y PdCat se apuntan. Pablo Iglesias mantuvo una actividad frenética en pro de la moción. El 30 Pedro Sánchez, desde la tribuna del Congreso, le pide a Rajoy que dimita. Se destapan públicamente las malas relaciones entre Soraya y Cospedal (mes y medio después, Pablo Casado sería “el tercer pistolero”).

Otro expresidente, Felipe González, entrevistado por Soledad Gallego-Díaz: “Los ciudadanos deben decidir si quieren destinar parte de sus ingresos a un nuevo pacto social. Yo creo en ese pacto”. “La sociedad de mercado que convierte al ser humano en mercancía es brutal ¿Es posible limitar la tendencia? Sí”. “Lo de Maduro es un golpe de estado que se desarrolla en el tiempo”. “Las señales de alarma sobre la sostenibilidad del modelo actual, con crecientes desigualdades, llegan incluso de Davos”. “El miedo no es una característica ligada a la juventud. Lo es el cabreo y el rechazo, y eso era el 15-M”. “Una buena democracia no garantiza un buen gobierno, Lo que garantiza es que podemos echar al que no nos gusta”. “La UE no ha sabido gestionar la crisis financiera y después económica y social. La respuesta fue equivocada “Es imposible responder a un fenómeno migratorio de manera parcial o desordenada sin que te encuentres con xenofobia”.

Carmen Sánchez-Silva presentaba el Global Female Leaders Outlook 2018 de KPMG. Un 67% de las directivas españolas dicen fiarse más de los datos que de la intuición, el 85% declara que va a aumentar los métodos predictivos, el 73% cree que la economía crecerá más del 2%. Con ello, según parece, se rompen dos mitos: el de la intuición femenina y el de la prudencia en la mujer. Error, me temo. Más allá del Big Data, el cerebro femenino es más intuitivo que el masculino (léase a Louann Brizendine) y el liderazgo femenino está menos dotado de testosterona (asume menos riesgos, la mayoría innecesarios). Sarah Harmon (LinkedIn) comenta que en las empresas tecnológicas el liderazgo femenino va creciendo.

Inmaculada Ruiz exponía “los tres ingredientes del amor”: el deseo (la atracción sexual, la líbido), la pasión amorosa unión física de la pareja) y el apego. Cita a Robert Sternberg y sus tres elementos: la intimidad, la pasión, el compromiso. “El enamoramiento, provocado por una tormenta hormonal, sería preocupante si o fuera un estado transitorio”.

David Graeber, uno de los líderes intelectuales del pensamiento radical contemporáneo (formó parte de Ocuppy Wall Street y da clases de antropología en la London School of Economics), entrevistado por Quino Petit: “El mercado financiero es el principal creador de trabajos de mierda”. “Un 37% de los trabajadores asegura que su labor no contribuye absolutamente a nada y apenas un 15-20% dicen ser felices”. “La mejor analogía del Brexit es la I Guerra Mundial. Las consecuencias serán catastróficas: nuevas leyes, tratados que nadie entiende”. Graeber se declara “curroadicto”: “Yo dedico mi tiempo libre a leer y escribir libros, pero ahí no estoy trabajando para nadie que no sea yo. Y también disfruto mi oficio”. “Pasamos tanto tiempo currando duro, o pretendiendo hacerlo, que no sabemos qué pasaría si dejáramos de hacerlo”. Leeré su último libro, ‘Trabajos de mierda’.

Dos apuntes deportivos: Rodrigo Moreno (jugador del Valencia y de la selección española), entrevistado por Diego Torres: “Para que haya profundidad tiene que haber asociación”. “La gran dificultad del fútbol es pensar sin pararte a pensar”. Y Vicente del Bosque con Toni Nadal (dos grandes entrenadores con los que un servidor ha tenido el honor de dialogar en público, ante cientos de espectadores): “En el deporte debe haber generosidad. Ésta siempre es rentable” (VdB). “A Rafael le exigía a diario como si fuera una final. Eso es compromiso” (TN).

En La Razón, además de las interesantísimas páginas de Innovadores by Inndux, Rosa Carvajal se marca un doblete con ‘El compromiso, un plus de productividad’. Según datos de Watch & Act y Cornerstone, el compromiso aumenta un 6% la cuenta de resultados, reduce el absentismo un 37% y la tasa de rotación no deseada un 65%. Sólo un 15% de la fuerza laboral está comprmetida (Gallup). Según el último Índice de Capital Humano de Deloitte, el 85% de los directivos considera el compromiso como una prioridad. Más allá de las interesantes opiniones de Camilla Hiller-Fry (Peoplematters), Luis Fernando Rodríguez (Act & Watch) y Marc Altamiras (Cornerstone), no olvidemos que para  desarrollar el “engagement”, hemos de recurris a las 3 E (siguiendo a Silvia damiano, la gran experta en NeuroLiderazgo y autora de “Engage me”): Enjoy (Disfrute), Emotional connection (Conexión emocional) y Empowerment (delegación efectiva). Y Ros arvajal entrevista a Guy Spier, que acaba de publicar ‘La educación de un inversor en valor’: “Mi etapa en Wall Street fue como un caramelo envenenado”. Licenciado en Oxford, dirige la Fundación Aguamarina desde Zurich, con un fondo de 250 M €.

Estamos en la cuarta revolución, y de ella se va a hablar en el XVII Directivos CEDE, a celebrar en Palma de Mallorca el próximo 25 de octubre. Además de las autoridades locales y regionales (y de SM EL Rey Felipe VI en la clausura), Isidro Fainé, Francisco Reynés, Antonio Garrigues, Luca de Meo, Rosa García, Fernando Ruiz, Raúl Grijalba, José María Álvarez-Pallete, Josep Piqué, Enrico Letta, Juan Pablo Borregón… Todo un encuentro empresarial al máximo nivel.

En el AVE de ida, he estado escuchando la música de bandas sonoras que ofrece Renfe. Me gustan especialmente las de Fernando Velázquez (Getxo, 1976): El orfanato, Savage Grace, Lope, Los ojos de Julia, Lo imposible, las dos de Zipi y Zape, 8 apellidos vascos, Un monstruo viene a verme, El guardián invisible, Thi Mai rumbo a Vietnam. Se le ha llamado “el compositor de cámara de Bayona”.  Con un concierto clausuró el XXI Festival de Málaga el pasado 22 de abril.

Una de sus mejores composiciones es ‘Lo imposible’ (ya sabes, mirando las estrellas y con la distancia-tiempo, es imposible saber cuáles ya se han apagado).

El Universo es un gigantesco “gato de Schrödinger”

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.