Una nueva manera de pensar. Yunnus, Morozov y Peterson

Esta mañana, en el Palau Macaya de Barcelona, he tenido el honor de abrir por segundo año consecutivo el Programa VIDD (VidaCaixa Desarrollo Directivo). Me gusta la metáfora de la Vid, porque como sabes el Talento (y el Liderazgo es un tipo especial de Talento) no nace ni se hace, sino que se cultiva. Con una quincena de directores de la aseguradora líder en este segmento en nuestro país, hemos aprendido juntos sobre el Liderazgo Digital utilizando el “círculo dorado” de Simon Sinek: para qué (el propósito: la Transformación Digital que si no va acompañada de una Transformación Cultural acorde, acaba en “digiticidio”), el qué (lo Digital, el Liderazgo, como una de las cinco tendencias del Futuro del Empleo junto con Talent Magnet, Skills Revolution, Talent Hybrid Ecosystem y Talent Experience) y el cómo (el decálogo del líder digital, con sus bloques clásico, nuclear e innovador). Para clausurar estas cinco horas de aprendizaje conjunto, hemos tenido al DG de VidaCaixa, Javier Valle. Tras casi 13 años en Zurich Insurance y 4’5 en Bansabadell Vida, Pensiones y Seguros Generales, Javier Valle lleva 9 meses como DG de VidaCaixa. Nos ha hablado de las cualidades de Liderazgo del fundador de La Caixa, Francesc Moragas, nacido hace 150 años (visionario, ideas claras, iniciativa, confianza), de que “no somos nada sin el equipo” y de los retos de futuro para imprimir velocidad y agilidad a una organización jerarquizada. Mi gratitud a Javier, a Ramón, Begoña y a [email protected] [email protected] participantes en el programa, así como a Rafa Díaz, de Right Management.

Ayer el presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidre Fainé,reivindicó el legado de Francesc Moragas con motivo del 150 aniversario del nacimiento del fundador de La Caixa.

El Sr. Fainé abrió los actos conmemorativos dedicados a Moragas con una conferencia magistral dedicada al fundador de La Caixa en la que ha destacado que Moragas fue una figura “clave” tanto para la entidad como para el país.

Nacido en Barcelona en 1868, F. Moragas fundó en 1904 la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros, La Caixa, con el objetivo de estimular el ahorro, dignificar la vejez, erradicar enfermedades y ofrecer un futuro mejor a las clases trabajadoras y a los más necesitados. A principios del siglo XX, en concreto en 1902, hubo una huelga general para reclamar mejoras laborales que fue reprimida y causó muertos y heridos.

Un sector del empresariado, con Moragas al frente, hizo un llamamiento a recaudar dinero para los familiares de las víctimas y el excedente de aquella iniciativa se destinó a crear una caja de pensiones.

Hijo de una familia de notarios y letrados, Moragas fue abogado y desde joven tuvo la inquietud de entender y mejorar el mundo. “Soy el hombre más ambicioso del mundo: como no tengo necesidades, he hecho mías todas las de los otros”, decía Moragas.

Fainé subrayó que Moragas fue un pionero, un humanista y un “hombre de acción”, aunque ha destacado que principalmente fue un “hombre reflexión” y de “fuertes convicciones”. “Se movía sin hacer ruido y con prudencia, pero era atrevido en los proyectos y en el saber hacer, ya que sus ideas se plasmaban en hechos concretos”, aseguró Fainé: el legado de Moragas entronca con lo que es hoy la Fundación Bancaria La Caixa.

“La transformación de La Caixa a lo largo de más de un siglo se ha hecho conservando la esencia, los valores, la cultura organizativa y, por descontado, el compromiso con la sociedad, las personas, la cultura, la educación y la ciencia” (Isidro Fainé). Por ello se mostró confiado en que la memoria de todo lo que hizo Moragas y de quienes tomaron su relevo al frente de La Caixa “nos ayude a poder continuar construyendo esta gran institución que hoy es y representa La Caixa”.

El acto ha llenado el auditorio de esta entidad financiera y ha reunido a personalidades de diversos ámbitos de la sociedad civil catalana, entre ellos al expresidente de La Caixa Josep Vilarasau.

“Si Moragas viviera hoy sería un emprendedor con sentido social”, dijo Fainé, que definió al fundador de La Caixa como un “líder transformador” y “un innovador”.

Con motivo de esta efeméride, se ha organizado también una exposición dedicada al propio Moragas en los servicios centrales de La Caixa que lleva por título “L’home darrera l’ànima” (El hombre detrás del alma. La conferencia vino precedida por una lectura teatralizada basada en el texto que Josep Pla escribió sobre Moragas.

Por su parte, el director general de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Giró, destacó  que Moragas fue una “figura excepcional” con una obra “ingente” y que para rendirle homenaje también se ha editado una biografía de Moragas a cargo de Francesc Cabana.

Hombre sencillo, modesto y trabajador incansable, Moragas contribuyó a crear en 1908 el Instituto Nacional de Previsión, precedente del sistema de Seguridad Social en España, y falleció el 27 de marzo de 1935 a los 66 años.

La contraportada de La Vanguardia recogía la entrevista de Ima Sanchís a Muhammad Yunus, Doctor en Economía, padre de los microcréditos y premio Nobel de la Paz. Daba clases en la Universidad de Tennessee y regresó a su país, Bangla Desh, por la terrible hambruna en 1974. Se dio cuenta de que la economía que enseñaba no era útil. Prestar debía ser “un pacto verbal basado en la confianza”. El Banco Grameen, el de las microfinanzas, no requería de ningún aval. Puso el foco en las mujeres, “invisibles” en su país: más de 9 millones de emprendedoras que devolvieron los créditos al 98’9%. Después creó un programa de seguros sociales para reducir el riesgo de muerte en los partos. Eran negocios para resolver problemas con creatividad y no directamente para ganar dinero. “Los humanos tenemos empatía, pero en capitalismo la empatía desaparece y ese el mayor daño que este sistema ha creado en la sociedad”. En el talentismo, la generosidad es esencial. “Los pobres tiene más empatía que los ricos porque no han sido absorbidos por el sistema”. Esperanza: “las nuevas generaciones poseen la energía, el talento, el idealismo y la generosidad para transformar el mundo,  y lo están haciendo”. Porque “somos lámparas de Aladino, dentro tenemos un genio lleno de capacidades y poder, pero lo desconocemos”. Gran entrevista al autor de ‘Un mundo de tres ceros’: pobreza cero, desempleo cero y cero emisiones, un economista práctico.

En El Mundo, Gonzalo Suárez entrevistaba a Evgeny Morozov, el hereje digital. Crítico con la “tecnoutopía” de los gigantes digitales, declaraba: “No viven de la publicidad, como muchos creen. Absorben datos, crean productos y los venden sin que veamos un euro. Es un modelo parasitario”. El bielorruso perdió la fe en las redes sociales, y prevé la bifurcación entre la élite cognitiva y los parias digitales, En 10 años veremos las consecuencias, nos advierte. La única solución es un fondo público para controlar nuestros datos.

Volviendo a La Vanguardia, Cristina Sen denuncia a Jordan Peterson (cuyo libro ’12 reglas para vivir’ he comentado en este Blog) como antifeminista. El psicólogo canadiense (Universidad de Toronto) anima a los jóvenes a ser valientes y competentes en un mundo que minimiza sus logros al considerarles privilegiados del patriarcado. Estoy con Gloria Lomana, en su artículo ‘¿Fue un descorche de cava?’: “Es tiempo de oír la voz de los hombres que quieren ser cómplices de las mujeres, no de los abusadores”. La inclusión consciente es tarea de varones y mujeres.

La canción de hoy, la ochentera ‘Right between the eyes de Wax (1986)

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.