Chamanes y exploradoras, Sherezade y cerebros hackeados

Primer lunes del año 2019. Hoy he tenido el placer y el honor de participar en el programa de radio Foro de RR HH que dirige Fran García Cabello, junto con Tomás Pereda Riaza, uno de los grandes de los Recursos Humanos en nuestro país, que ha pertenecido a Merck Serono, IKEA, DuPont, Leche Pascual, Iberdrola, Hertz y Unidad Editorial, vocal de Fundipe desde hace 11 años. A partir de mis dos libros más recientes, ‘Licencia para ganar’ sobre Cristiano Ronaldo y ‘Liderazgo Zidane’, hemos hablado sobre el Talento y el Liderazgo. Mi gratitud a Fran, a Tomás y a todo el equipo de FRH.

De la prensa de ayer, comienzo una semana más por las ‘Ideas’ del maestro José Antonio Marina. Pregunta de año nuevo: ¿Cómo generar el talento necesario para enfrentarnos con los problemas y aprovechar las oportunidades que aparecen en el horizonte? Los partidos políticos se han agrupado convencionalmente por partidos de clase (proletarios contra burgueses, populistas contra casta), ideológicos (izquierdas contra derechas, religiosos contra laicos, republicanos contra demócratas). Marina cita a Víctor Lapuente y su libro ‘El retorno de los chamanes’ (que todavía no he leído y prometo hacerlo). El “chamán” aspira a grandes reformas y cree tener soluciones definitivas. La exploradora aspira a pequeñas y continuas reformas y estudia soluciones. Evidentemente, es una solución transversal. Ante cualquier tema, hay quienes están dogmáticamente a favor, dogmáticamente en contra y quienes lo estudian con rigor. Como propósito del año, José Antonio Marina se plantea ridiculizar a los chamanes y aplaudir a las exploradoras. Me apunto. El Talento dogmático se deprecia, porque aprende poco o nada.

Rosa Montero llama al actual ‘El momento de Sherezade’. En su “maneras de vivir”, recordaba a Turandot (la protagonista de la ópera de Puccini), a Sherezade (‘Las mil y una noches’) y, ante el atroz asesinato de Laura Luengo, reflexionaba sobre la misión de Sherezade; salvarnos a todos de la brutalidad de la violencia (Bruno Bettelheim). “Por fortuna, se diría que estamos empezando a abrir los ojos ante el horror, y no sólo las mujeres sino también los mismísimos hombres de corazón blanco que en los últimos años se han incorporado al movimiento antisexista (a Turandot también la salva el amor). Puede ser que esté llegando el momento de Sherezade”.

La alternativa es que ‘Los cerebros hackeados votan’ (Yuval Noah Harari). “Algunas de las mentes más brillantes del planeta llevan años investigando cómo piratear el cerebro humano para que pinchemos en anuncios y enlaces. Y ese método ya se usa para vendernos políticos e ideologías”. Harari sostiene que “la democracia liberal está en crisis porque ya no existe el libre albedrío. Nuestras decisiones (incluido el voto) y sentimientos son manipulados de manera más personalizada. En la era del big data y la inteligencia artificial, esto no ha hecho más que empezar”. Efectivamente, somos “animales pirateables”, en cuanto carezcamos de educación y de pensamiento crítico.

Sin embargo, también contamos con modelos de exploradoras. ‘La niña que plantó cara al machismo’ es el artículo de Eduardo Lago. Parte de la instalación del Toro de Wall Street (15 de diciembre de 1989), obra del escultor de origen siciliano Arturo Di Modica y del de “la niña sin miedo” (7 de marzo de 2017), obra de la escultora Kristen Visbal financiada por el fondo State Street Global Advisors. Estaba frente al toro, y ahora frente a Wall Street. Lo lógico es que volviera a su lugar original, en Bowling Green, frente al astado.

Mi admirado Antonio Garrigues (84 años) es otro gran ejemplo de “exploradora”. Entrevistado por Elena Pita en ‘Fuera de serie’, declaraba: “El cerebro es un músculo y, si no lo ejercitas, se anquilosa”. Antonio acaba de publicar el ‘Manual para vivir en la era de la incertidumbre’. El bufete que fundó y hoy preside de forma honorífica cuenta con 2.000 empleados (1.300 de ellos, abogados). “Todo ser humano tiene alguna capacidad creativa yestimular esa parte emocional del cerebro es clave para la felicidad”. Se proclama optimista, y cree que necesitamos una nueva grandeza, que “alguien como hizo Roosevelt venga a proclamar un “New Deal”. A su edad, está muy forma. Cuida su dieta al máximo, cada mañana practica 30′ de estiramientos y 15′ de cinta a velocidad alta, juega al golf tres veces por semana y tira bolos(no menos de 100 pro sesión). Tuvo que abandonar sus pasiones: el tenis y el fútbol. Y, como él mismo dice, la Fundación que preside le permite leer mucho. He tenido el honor de compartir almuerzo con Antonio Garrigues antes de navidades en Aliter y compartiremos escenario en Alicante el próximo 14 de febrero.

De los artículos puramente económicos, el de Rosa Carvajal en La Razón sobre el poder de la Empatía. Parte de Natya Sadella y su excelente libro ‘Hit Refresh’ (Pulse Actualizar), imprescindible para entender los distintos derroteros de Microsoft y Apple en estos momentos, y cita también a Jonathan Haidt (profesor de NYU), José Antonio García (Ackermann), Patti Sánchez: “El secreto para liderar el cambio organizativo es la empatía” y Emma Seppala (Stanford): “Cuando falta empatía reina el anhelo de cambiar de trabajo y da lugar a la fragilidad para sacar adelante los resultados”.

Empatía, conocimiento y pensamiento crítico. Ese triángulo de cualidades diferencia a los chamanes de las exploradoras, a los Toros de Wall Street de las niñas sin miedo, a los Shahriyar (el sanguinario rey de ‘Las mil y una noches’) de las Sherezades.

La canción de hoy, ‘Love will conquer all’ de Lionel Ritchie (1986).

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.