Los principios de Ray Dalio y la EducAcción

Anoche celebramos el cumpleaños de Zoe en el Palacio de Cibeles. Mi hija tuvo una cena con amigos y luego la tarta fue en la terraza del palacio de comunicaciones (sede del Ayuntamiento de Madrid), en el restaurante del Grupo Adolfo. Gracias, Javi, por tu amistad y la excelencia de tu equipo, pendiente en todo momento y con detalles maravillosos.

Hoy hemos tenido la visita de Jonas Prising, presidente de ManpowerGroup. Ha mantenido reuniones con varios de nuestros grandes clientes, con los medios y con el equipo directivo. Gracias, Jonas, por tu inspiración y liderazgo.

He estado leyendo, por fin (tenía muchas ganas), el libro ‘Principios’ de Ray Dalio. En 1975, Ray Dalio fundó en su pequeño apartamento neoyorkino la compañía Bridgewater Associates. Cuatro décadas más tarde, Bridgewater es la quinta compañía privada más importante de Estados Unidos según el ranking de Fortune y ha conseguido ganar más dinero para sus inversores que cualquier otro hedge fund en la historia (datos de Bloomberg). A lo largo de su trayectoria, Dalio ha descubierto un conjunto de principios únicos que considera la base de su éxito y que comparte en este libro. El llamado “Steve Jobs de la inversión”en el Top100 de los influyentes y de las mayores fortunas del planeta) estaba arruinado en 1982 y uno de los muy pocos gestores que capeó con éxito la crisis de 2008. El texto está avalado por Bill Gates y Tony Robbins.

¿Cuáles son esos principios? Para Dalio, la vida es un juego, y cada vez que coloca una pieza en su puzzle vital le regala un principio. Hay principios vitales y principios laborales. Los principios vitales son:

  1. Admite y afronta la realidad.
  2. Utiliza el principio de cinco pasos para obtener lo que deseas.
  3. Sé radicalmente abierto de miras.
  4. Entiende que las personas funcionan de formas muy distintas.
  5. Aprende a tomar decisiones eficaces

Y los principios profesionales se basan en cuatro pilares:

A. Conseguir la Cultura Correcta: Confía en la sinceridad y en la transparencia, cultiva relaciones y empleo significativos, aprende de los errores (es inadmisible no hacerlo), sintoniza, pondera tu toma de decisiones usando la credibilidad, aprende cómo superar los desacuerdos.

B. Conseguir las personas adecuadas: el Quién es más importante que el Qué, Contrata bien (la penalización por hacerlo mal es inmensa), Forma, prueba, evalúa y clasifica constantemente a las personas.

C. Conseguir desarrollar el sistema y conseguir que evolucione: Gestiona como si manejaras una máquina en pos de un objetivo, Detecta los problemas y no los toleres, Diagnostica bien los problemas, Diseña mejoras para la máquina, Haz lo que te hayas propuesto hacer, Utiliza herramientas y protocolos para moldear cómo se trabaja y, por lo que más quieras, no pases por alto la gobernanza.

Toda esta veintena larga de principios los resumiría en cuatro: las relaciones interpersonales (la base del Talento) son lo más importante, más aún que el dinero (que en todo caso es la consecuencia), la felicidad es universal y el éxito es personal (Dalio, que ha estado con los más ricos y las personas más desfavorecidas, no observa correlación entre una y el otro), diferenciemos el error (del que se aprende) del fracaso (nada pedagógico). identificar tus “blind spots” (puntos ciegos), en los que te equivocas sistemáticamente. incluyendo la perspectiva a medio y largo plazo de las consecuencias de nuestras decisiones. Sentido común en general; cuando lo practicas como lo hace Ray Dalio, sistemáticamente, a lo largo de 40 años, funciona.

El gran principio es el de Learnability. “Es muy común que las personas permitan que el Ego se interponga en el camino del aprendizaje” (Ray Dalio).

Hablando de Aprendizaje y Educación, Sonia Díez Abad (presidenta de Horizonte Ítaca y VP de FEDEPE) ha publicado ‘EducAcción. 10 acciones para el cambio que nuestros hijos merecen y necesitan’. Un libro que a José Antonio Marina le hubiera gustado escribir. “La educación en España está en un momento de parálisis”. Nuestro modelo educativo fue concebido en un mundo que ya no existe. Puedes escuchar y ver a Sonia Díez en esta entrevista:

https://www.larazon.es/cultura/diez-la-educacion-en-espana-esta-en-un-momento-de-paralisis-DD20453220

“No hacer algo a sabiendas de que hay que hacerlo es una forma de corrupción”. Con la revolución digital, necesitamos una escuela muy diferente. Lo que impide realizar los cambios necesarios son los miedos paralizantes. Todos los agentes (padres, profesores, directores de centros, etc) deben actuar. El cambio es posible, más que nunca. “No educamos a los chavales a que descubran su camino y tomen sus decisiones, sino que les trazamos la ruta sin contar con ellos” (Sonia Díez).  Como ejemplos positivos, Australia, Canadá o Singapur, que combinan la innovación de valor con el sentido práctico.

El tema musical de hoy ‘I will wait for you’ de Michel Legrand, banda sonora de la película ‘Los paraguas de Cherburgo’ (1964), que emitieron anoche en La 2. Una versión jazzísitica genial.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.