El triángulo Talento-Marca-Monetización y el regreso de Zidane

Zidane ha vuelto. Tras nueve meses de descanso, su amigo el presidente Florentino Pérez le ha pedido el regreso y le ha otorgado poderes adicionales para la Transformación Cultural del club blanco. “Vamos a cambiar cosas”, declaró ayer Zizou. Se merece lo mejor, teniendo en cuenta que el éxito no es casual; el éxito se diseña convenientemente.

Hoy la noticia es portada de la prensa deportiva, de la general y de la económica. En Cinco Días, Pablo Semper junto con D. Vázquez y A, Muñoz-Vita tratan ‘El regreso de quien sabe que ya solo se puede mejorar’. Tiene la amabilidad de citar a un servidor sobre la paradoja de quien se fue y vuelve 9 meses después (Talento boomerang): “Sin la presión de Copa y Champions, y con la Liga prácticamente imposible, puede construir otra cosa”. Ha desconectado, ha reflexionado, el presidente Florentino Pérez (considerado por Harvard Business Review uno de los mejores directivos del mundo) le ha prometido plenos poderes…

Es curioso que Zidane y Rajoy dimitieran el mismo día. Zizou, a petición propia; su diagnóstico fue muy acertado Don Mariano, impulsado por la moción de censura; su tándem y sucesora, Soraya Sainz de Santamaría, abogada del Estado, está fuera de la política y se ha integrado en uno de los más prestigiosos bufetes de nuestro país. Zidane se fue con una excelente relación con la plantilla, un vínculo que nunca tuvo S3. Es el SCARF (bufanda en inglés): Status, Certidumbre, Autonomía, Relaciones, Equidad, del modelo de NeuroLiderazgo de David Rock. Aviso a navegantes.

En otro orden de cosas, disfruté con la presentación del nuevo libro de Andrés Pérez Ortega, ‘Monetízate’, con mi buen amigo Roger Domingo (editor de Alienta y otros sellos de Planeta) como maestro de ceremonias y Claudio Inacio (prologuista de la obra) y Elena Arnáiz como compañeros de presentación, además del autor.

En unos 5 minutos, como homenaje a APO, traté de reflexionar sobre el Triángulo Talento-Marca-Monetización. “Monetizar” ya aparece en el Diccionario de la Real Academia como “dar curso legal como moneda a billetes u otros signos pecuniarios”. Desde la llegada del Talentismo (la nueva era en la que el Talento es lo más valioso) en 2012, es además “Hacer que algo sea rentable, productivo y provechoso”. Es decir, rentabilizar un activo como el Talento.

Moneda proviene de la diosa Juno (equivalente romano a Hera), hermana y esposa de Júpiter, que “amonedaba”, amonestaba, aconsejaba a sus súbditos. La diosa del matrimonio y de la maternidad (no en vano, “economía” es el gobierno de la casa).

Del Vals entre la Marca y el Talento hablé en Elche hace un año con motivo del lanzamiento de Brandty (enhorabuena, Cristina, Guzmán y a todo el equipo por este año de éxitos). Puedes recuperarlo en este Blog

El libro de APO ‘Marca Personal para Dummies’ es utilísimo para entender bien el concepto de Marca.

Compartí la definición de Talento (2017) de José Antonio Marina: “Inteligencia que elige bien las metas, maneja la información, gestiona las emociones y practica las virtudes de la acción”. Cuatro parámetros que se repiten en la Marca como Promesa de Valor: Propósito, Información, Conmover (emocionar) y Actuar. Además de la pentalogia de Andrés (siendo ‘Monetízate’ el mejor de sus libros), recomendé ‘Saltar de la pecera’ de la mejor discípula de APO.

“La Marca Personal enlaza tus pasiones, tus atributos clave y tus fortalezas en una Propuesta de Valor dejando claro lo que te diferencia de los demás” (Tom Peters, padre del You Inc., allá por 1996).

Respecto al Talento, hablé de su origen (Arquímedes, 287-212 aC, la corona dorada del rey Hierón II y el tálanton como balanza y después como moneda, de más de 29 Kgs de plata, con la que en la época de Alejandro se podía comprar una casa).

El denominador común de los tres conceptos, el núcleo del triángulo Talento-Marca-Monetización, es el concepto de Valor (lo que los demás esperan de ti). Valor de uso (utilidad) y valor de cambio (oferta y demanda) en los economistas clásicos (William Petty, Adam Smith, David Ricardo, Karl Marx); valor signo y valor símbolo, para el pensador francés Jean Baudrillard. Como ejemplos de éxito, Einstein y Picasso (fantásticas las biografías en la serie Genius de National Geographic).

Cuatro consejos para esta Revolución del Talento en el que la Marca y la Monetización son partes de la tríada. Define tu Talento, Learnability (Aprendibilidad), Valorar objetivamente el Talento (disponemos de herramientas para ello)y tener sentido de urgencia (“la casa está en llamas”, Greta Thunberg).

Puedes recuperar el resumen de ‘Monetízate’ en este Blog (31 de enero de 2019) aquí, incluyendo las 25 lecciones aprendidas de un “profesional en serie”:

Mi gratitud a Andrés, Roger, Claudio, Elena, a [email protected] [email protected] participantes en el acto de ayer, las anfitrionas de Ostelea y los alumnos de FP con Atresmedia que grabaron el mismo como “caso real” de estudios audiovisuales.

Hoy sale a la venta el nuevo libro de nuestro compañero Tomás Chamorro-Premúzic (Chief Scientist Officer de ManpowerGroup y exCEO de Hogan), ‘¿Por qué hay tantos hombres incompetentes que llegan a directivos?’. Es mi lectura de hoy (gracias, Vicenç, por el regalo). Cuando el Liderazgo no se valora objetivamente, depende de tu propia autoconfianza (“¡Qué atrevida es la ignorancia!”, decía mi abuela) y de los padrinos que tengas. La objetividad no vale sólo para la atracción de talento; también para el desarrollo y para el compromiso, porque la realidad es tozuda.

Ya te hablaré de ‘Why do so many incompetent men become leaders” de Tomás Chamorro-Premúzic. Tiene muy buena pinta. Si entretanto quieres ver la entrevista que mantuvimos (Del directivo tradicional al líder digital), la tienes aquí:

http://www.estudiomanpowergroup.es/del_directivo_tradicional_al_lider_digital

La canción de hoy, de ‘Vaudeville Smash con Les Murray , ‘Zinedine Zidane’

Zinedine Zidane!, Zinedine Zidane!

Superstar! Superstar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.