Trabajos de Amor Perdidos y Ganados. El triángulo de las 3P

El viernes, al salir de la oficina, recibí el ejemplar de marzo, #143, de ORH (Observatorio de Recursos Humanos), la publicación especializada que dirige Maite Sáenz Blanco con Susana Paredes y Nacho Torres como redactores. Mi gratitud al equipo de ORH, con el que colaboro mes tras mes con la sección VUCA Talent.

En esta ocasión había escrito sobre ‘Trabajos de Amor Perdidos. El triángulo de las 3P’. Me refería a la obra de Shakespeare de 1595 (Love Labour’s Lost), contemporánea de ‘Romeo y Julieta’ y ‘El sueño de una noche de verano’. Al parecer, el Bardo creó una continuación, ‘Trabajos de Amor Ganados’, que no ha llegado a nuestros días. La atracción es una inclinación por la belleza (por la bondad, por la verdad) también desde y hacia las empresas (estoy con Marina en que no creo que “nos enamoren”, sino que a lo sumo nos contagian de su entusiasmo).

Desde la selección sexual darwiniana (‘El origen del hombre’, 1873, 12 años después de ‘El origen de las especies’), aprovecho en el artículo para conectar la biología de la atracción con el triángulo amoroso de Robert Sternberg (intimidad, pasión y compromiso) e invocar las 3 P de la Felicidad desde Aristóteles: Placer, Poder y Propósito. Son “empresas gigoló” aquellas que pretenden atraer a sus profesionales por el placer (por ejemplo, por el placer de una vida cómoda) y tratan (en el día a día, aunque eleven el discurso) como mercenarios. Repaso en el artículo alguno de los gigolós más famosos de la historia del cine y cómo conecta su conducta con el “síndrome de Anna Karenina”.

“Empresas Julieta” (por los amantes de Verona) son las caprichosas, juveniles, cuyo “enamoramiento” acaba en tragedia. Así ocurrió por ejemplo con las esposas y amantes de Pablo Picasso.

Y si además de Placer y Poder, las empresas atraen y fidelizan por el Propósito, nos encontramos con “empresas Cleopatra”, por su historia de 13 años con el emperador Marco Antonio. Un relato como pocos.

Hoja de ruta de las empresas Cleopatra, que son PDO (Purpose-Driven Organizations):

  1. Visibilidad: Sólo puede atraer lo que podemos ver.
  2. Impacto: en los tres órganos sensoriales, mediante la Imagen, la Comunicación y “el Olor del lugar” (clima laboral).
  3. Oferta: Propuesta (dinámica) de Valor al Talento, diferenciadora.
  4. Propósito: Únete a nosotros para mejorar el mundo.
  5. Liderazgo Digital: los directivos como coaches
  6. Experiencia: Desde el disfrute, con conversaciones de carrera,
  7. Learnability (Aprendibilidad): La voluntad y la capacidad de aprender marcan la diferencia.
  8. Inclusión consciente: la diversidad enriquece.

Como ejemplo de éxito, Microsoft con Satya Nadella como CEO (hemos tenido el honor de concerle personalmente este mes), cuya acción ha subido un 20% en 2018. En sus palabras: “Me uní a Microsoft porque quería pertenecer a una compañía llena de gente con la misión de cambiar el mundo”. “Mi pasión es situar la empatía en el centro de todo lo que hacemos, desde los productos que lanzamos y los mercados a los que nos dirigimos a los empleados, clientes y socios con los que trabajamos”. “Desde que fui nombrado CEO, he puesto la cultura en lo más alto de la agenda. Dije que necesitábamos redescubrir el alma de Microsoft, su razón de ser”. “La organización debe preguntarse constantemente por qué existe. Compartimos los mismos valores, la misma perspectiva del mundo, y soñamos futuros similares”. Aviso a navegantes.

El Amor, también en la empresa, cotiza al alza. La poeta afroamericana Elizabeth Alexander le dedicó a Barack Obama estos versos con motivo de la inauguración presidencial:

“Qué pasaría si la palabra

más poderosa fuera Amor.

Un Amor que proyecta un

gran haz de luz.

Un Amor que no necesita

anticipar la queja”.

O, como nos enseñó el gran Pablo Neruda, “A nadie te pareces desde que yo te amo”.

También en ORH, la Directora de Personas de TMB, Mireia Clua, nos cuenta que en Metro de Barcelona se considera “una prioridad estratégica ubicar a las personas como eje central de la organización para construir el servicio de movilidad del futuro pivotando sobre los principales valores de los empleados”.

María Julieta Balart presenta el reto del Chief Wellbeing Officer, porque invertir en el desarrollo emocional de los empleados es la mejor herramienta para atraer y potenciar el capital humano, además de retener (fidelizar, en realidad) el talento.

José Manuel Casado escribe sobre ‘Lo que más importa’: “Los nacidos digitales no es que no quieran trabajar, sino que no están dispuestos a hacerlo en las condiciones laborales que lo hacían sus progenitores, porque ellos prefieren vivir y disfrutar el presente, buscando entornos en los que puedan trabajar, aprender y divertirse al mismo tiempo”.

Top Employers (Irene Martínez) en su paso “del like al love” presenta qué enamora de las empresas a sus profesionales, desde los ratos recogidos en las mejores empresas por su ciclo de talento: las personas (el compañerismo), la sintonía (de valores), el propósito, el desarrollo personal y profesional, sentirse cuidados. Cita a Maya Angelou, “I’ve learned that people will forget what you said, people will forget what you did, but people will never forget how you made them feel” y a Elie Wiesel: “Porque lo contrario del amor no es el odio, sino ese sentimiento capaz de rompernos en mil pedazos llamado indiferencia”.

Y Javier Íñiguez, DG adjunto de la ONCE: “Estamos en un proceso de digitalización del funcionamiento de la estructura de la Organización que permita una mayor agilidad de los procesos”. Estoy convencido de que Ilunion marcará la agenda de la Economía Inclusiva en el horizonte 2022.

Un número muy completo, que además se hace eco de los premios Digital Talent a BBVA, Mahou San Miguel, Xmoba, Suez y Luz Rello. ¡Enhorabuena!

Gracias además a Mercado2 por publicar este fin de semana mi artículo sobre Zinedine Zidane como CEO del nuevo Real Madrid

Qué puede hacer Zidane como CEO del nuevo Real Madrid

a Le Monde por entrevistarme respecto a Unai Emery (predije la remontada de su Arsenal frente al Rennes, ahora le toca el Nápoles) y a Alfonso Miñarro por su espléndida entrevista, ‘Conociendo a Juan Carlos Cubeiro’ en el Diario Siglo XXI:

http://www.diariosigloxxi.com/firmas/alfonsominarro

La canción de hoy, de Manuel Carrasco, ‘Déjame Ser’

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.