La vergüenza y la creatividad

Semana Santa pasada por agua que me ha permitido descansar, disfrutar y reflexionar de cara al próximo trimestre, que se anuncia intenso.

En Netflix he podido ver dos documentales sobre expertos en desarrollo personal. La investigadora Brené Brown, “madre” del concepto de Vulnerabilidad, protagoniza “Sé Valiente” (A Call to Courage”), una llamada al coraje en lugar de la comodidad en una cultura de escasez (sobre todo, de escasez de talento), miedo e incertidumbre (híperVUCA). Grabado en el Royce Hall de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), está en Netflix desde el viernes 19 de abril.

En 2018, la Dra. Brené Brown (Universidad de Houston) rodó el TED ‘El poder de la Vulnerabilidad’, uno de los cinco más vistos (38 M de visitas). Se quitó su “coraza académica” y se atrevió a ser ella misma, a mostrar sus temores. Por si no lo has visto, aquí lo tienes:


https://www.ted.com/talks/brene_brown_on_vulnerability?language=es

Diez años (10.000 horas) después, Brené Brown es una de las autoras favoritas de Oprah Winfrey. Ha escrito ‘El poder de ser vulnerable’, ‘Más fuerte que nunca’ y ‘Los dones de la imperfección’. tres best-sellers del New York Times’. Su tesis, avalada por dos décadas de rigurosa investigación, es que la valentía y la vulnerabilidad no están en extremos opuestos, sino que son la misma cosa. “Apropiarnos de nuestra historia y querernos a [email protected] [email protected] a lo largo de ese proceso es lo más valiente que podemos hacer”. El Coraje sobre la Comodidad, “porque las historias son datos con alma”.

He hablado de los mensajes de Brené Brown en este Blog en ocasiones anteriores. Somos [email protected], pero merecemos cariño y pertenencia (a una comunidad humana). Hemos de ser valientes y mostrarmos como somos realmente. La Verdad y la Valentía no son cómodas, porque expresamos nuestras emociones, las positivas y las dolorosas. LA oscuridad no destruye a la luz: la define. Para ser valientes, necesitamos FE (en [email protected] [email protected] y en [email protected] demás). [email protected] somos [email protected] Lo que somos importa más que lo que sabemos. Lo que separa el privilegio del estatus es la gratitud.

De la Vulnerabilidad nace la Creatividad, la Innovación y la Transformación. La Vulnerabilidad es la exigencia de la conexión. La propia Brené Brown se sometió a terapia, desde hace 8 años, y fruto de este coraje es el vídeo de TED de tanto éxito. La Vulnerabilidad no es debilidad, sino todo lo contrario; no se puede “ingenierizar” (eliminar) ni dejar para más adelante, ni disimular… “lo que te hace más vulnerable -la imperfección-, te hace más [email protected]”.

También en Netflix, ‘El cerebro creativo’ de David Eagleman. Nacido en 1971, el profesor Eagleman es profesor de Neurociencia en Stanford, especializado en neuroplasticidad, sustitución sensorial, cinestesia, percepción del tiempo, ilusiones sensoriales y NeuroDerecho. Su programa de televisión ‘El cerebro con David Eagleman’ (PBS, BBC, SBS) fue nominado a los Emmys en 2016. Su libro ‘Incógnito: las vidas secretas del cerebro’ (2011) es de los mejores textos de Neurociencia de los últimos años.

En este documental, David Eagleman expone los casos de la nanotecnóloga Michelle Khine, el arquitecto Bjarke Ingels, el inventor Nathan Myrhold, el músico Robert Glasper, el escritor Michael Chabon, el cremista Ehren Tool, el escritor Zachary Lazar y su programa en la penitenciaría de Lafayette (80% de mejora en la reinserción), el actor y director Tim Robbins, la cantante, compositora y chef Kelis, el cantante Nick Cave, la artista Grimes, el guionista de ‘Juego de Tronos’ K. B. Weiss, el director del colegio Wheeler Bobby Riley (a punto de cerrar, colocó el arte en el núcleo de todas las asignaturas) y el profesor Aurie Thiebault. “¿Recordarán estos alumnos las notas que sacaban en 4º? No. ¿Recordarán el proceso que les ayudó a mejorar su comprensión del mundo? Sin duda alguna. Es lo que realmente les permite crecer como seres humanos”. La tesis de David Eagleman es que “la creatividad está dentro de [email protected] [email protected] Es la herramienta transformadora más potente que tenemos a nuestra disposición (…) Vivimos en una época con un potencial creativo incomparable. Los trabajos que tendremos en 20 años ni siquiera tienen nombre aún”. Pata fomentar la creatividad, hemos de multiplicar las opciones, salir de la vía de menor resistencia y arriesgarnos. Sí, atrevernos. Así crearemos algo que no ha existido nunca antes.

Tenemos la ventaja de un cerebro complejo (frente a especies más simples, con el input y el output muy cercanos). Sin embargo, por el coste energético del mismo (20% del total del cuerpo), solemos elegir la ruta más eficiente, la de menor resistencia. “Nuestro cerebro tiende por defecto a escoger la vía neuronal que representa lo que ya hemos hecho antes. La creatividad surge cuando salimos de la vía de menor resistencia”.

La conexión entre las ideas de David Eagleman y de Brené Brown está en el concepto de Vergüenza. “La vergüenza corroe la- parte de [email protected] que cree que es capaz de cambiar”, nos enseña la Dra-. Brown. “El fracaso es doloroso y tendemos a evitarlo”, explica el Dr. Eagleman respecto al proceso creativo. Vergüenza por miedo a fallar, a fracasar, a no hacerlo bien a la primera. Ser valiente es atreverse a liderarse uno mismo.- “[email protected] artistas sois [email protected]”.

La vergüenza (del latín “verecundia”) se define como “el sentimiento humillante de pérdida de dignidad experimentado como consecuencia de alguna falta cometida por uno mismo o por una persona con quien uno está ligado”. Una emoción valiosa (recordando a Antonio Damasio, “los sentimientos están en el teatro de la mente; las emociones están en el teatro del cuerpo”) que nos puede impedir hacer y lograr lo que nos gustaría. “Nuestras dudas son traidoras,/ porque nos hacen perder/ aquello que pudimos ganar,/ por miedo a intentarlo” (William Shakespeare). La vergüenza resulta útil para regular ciertas conductas, para que aprendamos de un error a través del arrepentimiento. Sin embargo, no debe anclarnos en la zona de comodidad. Si hay segunda parte de ‘Del Revés’ (Inside Out), propongo (a Paul Ekman, su asesor en inteligencia emocional) que se incluya junto a Joy (Alegría), Tristeza, Ira, Asco y Miedo, el personaje de la Vergüenza. La Vergüenza es una poderosa creencia limitando y debe pasar de inquisidora a colaboradora.

La canción de hoy, Shame (1978) de Evelyn King

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.