Deseo y placer. La ciencia de las motivaciones

Maravillosa mañana de viernes en la oficina, presentado una estupenda propuesta de Plan de Equidad de Género (Ecosistema Híbrido de Talento) para una de las mayores compañías del mundo. Una propuesta en inglés que va desde el diagnóstico y el awareness (concienciación) al plan de acción, con KPIs muy relevantes para la organización y para el negocio. Mi gratitud y felicitación al equipo de Right Management tanto de Madrid como de Barcelona.

He estado leyendo ‘Deseo y Placer. La ciencia de las motivaciones’, de Ignacio Morgado. El Dr. Morgado es catedrático de Psicobiología y director del Instituto de Neurociencia de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona).

Presentado por el físico y filósofo Mario Bunge, Premio Príncipe de Asturias de Humanidades y Comunicación 1982, este libro, que se inicia con una cita de Baltasar Gracián (El hombre “no gusta de vivir, sino que vive de gustar”), en este texto el profesor Morgado nos aporta sus investigaciones durante décadas de la conducta y la mente humanas como procesos biológicos influidos de manera determinante por su medio social. El “yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo” de Ortega y Gasset explicado con detalles desde lo último de la Neurociencia.

El placer nace para potenciar la homeostasis, porque hay dos tipos de motivaciones,; la impulsiva y consistente, que persigue la satisfacción (homeostática) y la incentiva, que se agota si la satisfacción necesita de cierto esfuerzo. Ambas pueden cambiar. El autor nos llama de “querer y no poder” y “poder y no querer” (algo de lo que [email protected] coaches sabemos bastante).

El placer es una percepción consciente y agradable, que sirve para el control de la conducta motivada, la toma del aprendizaje, el aprendizaje y la memoria. “Quien siente placer es el cerebro” (en distintas zonas: la corteza prefrontal, la orbitofrontal, la insular y la cingulada, el núcleo accumbens, el núcleo pálido ventral y la amígdala). La dopamina no es, como suele creerse, la hormona del placer sino de la motivación para conseguirlo. Las más serias candidatas a hormonas del placer son las encefalinas y las endorfinas. La dopamina señala acontecimientos inesperados (sorpresa).

El sueño, “un arte poético involuntario” (Kant). Uno de los fenómenos más fascinantes de la naturaleza. Morgado analiza el sueño en las personas y en los animales, cómo el cerebro lo hace posible. Cuando estamos preocupados o nos sentimos eufóricos no podemos dormir porque se inhibe el efecto de la adenosina en el hipotálamo. Tenemos un reloj cerebral que nos activa la vigilia y el sueño. El sueño activa el aprendizaje y la memoria, estructura los contenidos de nuestra mente y es un gran promotor de la intuición y la creatividad.

El hambre y la ingesta de alimentos (también aquí el placer no está en el estómago sino en el cerebro). Homeostática energética (el cerebro hace posible el hambre). Obesidad genética y epigenética. Su tratamiento: fármacos, cirugía bariátrica, tratamientos conductuales.

La sed y la homeostática hidromineral. La conexión entre el riñón y el cerebro (regulación neuroendocrina).

Conducta sexual y parental: los genes como replicantes inmortales, desarrollo y diferenciación sexual, sistema inmunológico… La orientación sexual tiene un importante componente genético, si bien la epigenética puede jugar un papel. El hipotálamo juega un rol esencial en la motivación y la conducta humana (el orgasmo es la forma más intensa de placer que pueden conseguir los seres humanos sin drogas). “La belleza es el resultado de una selección sexual” (Darwin). El “efecto Coolidge” y la conducta parental (oxitocina).

“El placer puro no existe; siempre va acompañado de alguna inquietud” (Ovidio). Ignacio Morgado nos propone moderar el consumo de cualquier tipo de placer, activar las motivaciones de modo natural, introducir novedad y variedad. “Nos guste o no, somos seres programados biológicamente para conservar la vida y reproducirnos (…) Asumamos ese oscuro destino de la naturaleza olvidándolo y aprovechando la capacidad de sentir motivaciones que la misma nos otorga para hacer que nuestro tránsito por este mundo sea lo más agradable posible”.

Un libro muy completo sobre el cerebro como motor para sentir sueño, hambre, sed, deseo sexual y el resto de placeres incentivos. Esencial para la energía, el estado anímico y la ilusión de vivir.

La canción de hoy, el ‘Corazón Partío’ de Alejandro Sanz en su versión “un plugged”, en honor a Nico Castro (con el que estuve ayer y anteayer en Alicante) y Ami Bondía (con quien estaré el lunes en la presentación de su nuevo libro, ‘Tiempo de valientes,’ en Madrid), dos personas tan cercanas a él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.