La revolución de los proyectos

Anoche celebramos la Gala Anual de la AED, con galardones para Antonio Garrigues Walker (a título honorífico), José María Álvarez Pallete y Belén Garijo ex-aequo (Mejor directivo), Verónica Pascual (pyme) y Laura Urquizu (start-up). Disfruté mucho cenando junto a Fernando Riaño y Antonio Barea (Ilunion) y dialogando en el cóctel previo con decenas de [email protected] A Antonio le he pometido (y lo cumpliré próximamente) ir a comer al restaurante ‘Esplore’ (al de Juan Bravo, 41) y degustar de un concepto absolutamente inclusivo: “un país para degustar”, con los productos ibéricos como principales embajadores. Enhorabuena a [email protected] [email protected] ymi gratitud a la AED.

La semana pasada, en la primera jornada de MABS, uno de los ponentes estrella fue Antonio Nieto-Rodríguez, uno de los #Thinkers50, profesor en Duke, el IE y la Escuela de Negocios de Skolkovo. El profesor Nieto-Rodríguez es uno de los mayores expertos en Gestión de proyectos.

Como me quedé con ganas de más, en la librería del Palacio Municipal de Congresos adquirí su libro ‘The Project Revolution’ (2019), publicado por LID en inglés. Y el autor tuvo la amabilidad de dedicármelo.

Antonio divide el libro en nueve capítulos:

  1. Proyecto Planeta. Agosto de 2010: los 33 mineros atrapados en la mina de Atacama, China; la boda de Mary y Matt en Perth, Australia; el nuevo aeropuerto de Berlín… Estamos en la “revolución silenciosa”, en la disrupción silenciosa de los proyectos. En Ruanda, el presidente Paul Kagame reconstruyó la nación tras el genocidio. Lo mismo podríamos decir de Singapur, de Dubai, del euro… Según una investigación reciente, en 2017 66 millones de personas trabajaban por proyectos en el mundo; en 2027 serán 88 millones. El valor económico pasará de 12 billones $ en 2017 a 20 billones $ en 2027. Es una revolución global que afecta a la educación, a nuestras carreras, a la gobernanza de las empresas, a la democracia, a la economía y la prosperidad,
  2. Mi vida como Proyecto. Medimos nuestra vida por proyectos personales. De ahí la importancia del timing y del contexto en la toma de decisiones. Escribir un libro es un gran proyecto. La lección es que deberíamos enfocarnos en nuestra pasión, en nuestro empleo, en lo que realmente nos gusta.
  3. Pero, ¿qué es un proyecto? AN-R nos ofrece varias definiciones de proyecto, incluida la que prefiere: “Un método probado de llevar las ideas a la realidad. Incluye un propósito, como resolver un problema o crear algo nuevo, es único, pues aunque se haya hecho antes cuenta con elementos diferentes. Habitualmente requiere de un equipo con habilidades distintas y demanda a un líder del proyecto, tiene un tiempo limitado, recursos escasos y diseño (ambición y calidad). Tiene que lograrse, con frecuencia con mucha comunicación, a nivel individual, colectivo y cultural”. LA gestión de proyectos (project management) son las competencias, técnicas y herramientas que ayudan a las personas a definir, planificar e implantar el proyecto con éxito. Como ejemplos, la ciudad de Teotihuacan en México, el Coliseo de Roma, Santa Sofía de Estambul, Machu Picchu en Perú, el Taj Mahal en la India, muchas catedrales o la Sagrada Familia en Barcelona (iniciada en 1882 y que se espera completar en 2026).
  4. Haciendo que funcionen los proyectos. La operaciones mantienen los negocios; los proyectos hacen que se transformen. Según Gartner, el 85% de los proyectos de Big Data fracasan; entre 1995 y 2016 el gobierno de España ha malgastado más de 81.000 M € en infraestructuras. Antonio enumera diferencias de presupuesto como las Olimpiadas de Sochi de 2014 (12.000 M $ vs 51.000 M), la sala de conciertos de la Filarmónica de Hamburgo (77 M vs 787 M €) o las start-ups (63,75% de ellas fracasan).
  5. El tapiz (canvas) de los proyectos. Incluye cuatro dominios: el Para qué (explicación y beneficios esperados), Quién (Responsabilidad y Gobernanza), Qué, Cómo y Cuándo (aspectos “duros” del proyecto) y Dónde: organización, cultura, prioridades y contexto. Y 14 dimensiones. 50 páginas del libro (el 25%) está dedicado a detallar el Canvas.
  6. Proyectos en dinámica (Projects @ Work). Como grandes ejemplos, la transformación de Islandia desde la bancarrota a la recuperación, el programa de Reconciliación de Ruanda, la ciudad más verde del mundo (Curitiba, Brasil), el mayor proyecto logístico de Suecia, la conversión del Euro, el Boeing 777, el “proyecto púrpura” del lanzamiento del iPhone (el más rentable de la Historia).
  7. Proyectos S. A. En esta nueva era de proyectos, directivos, accionistas, empleados han de estar atentos. Como caso a estudiar, la alianza Renault-Nissan. Disciplina, Alineamiento, Foco, Seguimiento. Los ejemplos chinos de Xiaomi, Alibaba o Haier. La agilidad es imperativa. “O nos adaptamos o morimos: es tiempo de repensar nuestras estructuras”.
  8. Repensando los proyectos. Vendamos proyectos (soluciones), no productos, como el Phillips Health Tech. La Priorización es la jerarquía del Propósito (Propósito, Prioridades, Proyectos, Personas, Performance). Portfolio de proyectos. Las habilidades requeridas son tanto técnicas como “blandas”: liderazgo, trabajo en equipo, capacidad analítica, etc. Si bien los CEOs del futuro tendrán que ser “project leaders”, sólo el 4% de los MBAs incluye gestión de proyectos.
  9. El “Project Manifesto” (Manifiesto de los Proyectos), con 12 puntos.

Un libro muy interesante. Antonio Nieto-Rodríguez estuvo 10 años en PwC, fue Director de Project Management en BNP Paribas Fortis y en la adquisición de ABN Amro por Fortis Bank y presidente de PMI (Project Management Institute).

Antonio cree fervientemente que el iPhone es el mejor proyecto de la historia y lo documenta en este artículo:

https://www.cio.com/article/3236171/is-the-iphone-the-best-project-in-history.html

Mi gratitud por tus enseñanzas.

Hoy me apetecía el ‘Let the music play’ de Barry White

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.