Las mejores palabras y el feminismo ilustrado



Disfruté mucho ayer en Albacete con ADECA (Asociación de Empresarios de Campollano), la zona empresarial que aúna a 1.000 organizaciones y más de 15.000 empleados. Mi gratitud a Santos, a Toñi y a Marcos por brindarnos esta oportunidad de aprender juntos sobre la conexión práctica entre el talento y los resultados de negocio. Espero que mis recomendaciones de externalizar la selección (la atracción y selección del talento es demasiado importante en el Talentismo como para que la hagamos aficionados y no auténticos profesionales), diseñar un Modelo de Liderazgo propio, apostar por el Coaching ejecutivo (y especialmente el estratégico), impulsar las conversaciones de carrera (líderes-coaches) y utilizar la aprendibilidad (capacidad de aprender) como el gran indicador de sostenibilidad de individuos y organizaciones sean aplicadas por los empresarios. Resultan estratégicos en estos tiempos de digitalización, globalización y extrema competitividad, tan VUCA ellos.

Y hoy, II Foro SUMA de Blockchain, organizado en Alicante por SUMA Agencia Tributaria. Se ha hablado de retos (con ponentes tan prestigiosos como Andrés Pedreño, Nuria Oliver o Manuel Bonilla), de aspectos jurídicos, de aplicaciones prácticas en la Administración, los puertos del Estado, la Administración o la propia UEIPO (Oficina de la Propiedad Intelectual de la Unión Europea) en el caso de las falsificaciones. Mi gratitud a Manuel y su equipo de organizadores, a los ponentes y a los asistentes (aforo completo).

AVE de vuelta a Madrid. En la librería de la estación alicantina he comprado el último premio Anagrama de Ensayo ‘Las mejores palabras. De la libre expresión’ de Daniel Gamper. Vivimos en una tensión entre las palabras públicas que han perdido valor, porque la verdad y la mentira se están volviendo indistinguibles (sólo cuando tienes una cierta maestría sobre un tema puedes desbrozar lo “fake”) y la necesaria libertad de expresión que exige la libertad política- El profesor Gamper (Barcelona, 1969), que enseña Filosofía Política en la UAB (Bellaterra), es un experto en el universo conceptual de la democracia liberal.

De la “mentira noble” de Platón y los consejos de Maquiavelo al Príncipe a las redes sociales en la actualidad, la verdad se ha devaluado. El ruido es el medio. Podemos analizar la conversación desde la fisiología existencial (la escucha impacta, el habla cautiva). El lenguaje no pertenece a nadie y nos pertenece a [email protected]

“¿Sabes a qué clase de peligro vas a exponer tu alma?”, Platón

La apropiación de la palabra, en la calle y en la casa. El imaginario de la libertad (“la libertad es también el imaginario que la alimenta y vela por su supervivencia”). La paz requiere un velo de silencio.

Daniel Gamper analiza ‘Sobre la libertad’ de John Stuart Mill como gran texto liberal. “Mill vincula la libertad de palabra a la finalidad del proceso cognitivo por la confrontación entre ideas divergentes”. ¿Y en términos colectivos, polfónicos? Una sociedad es democrática en la medida en que consigue mantener un robusto imaginario sobre la libertad y la igualdad. “Europa, unida en la diversidad, parece haber extraviado el vínculo común, la brújula de los derechos”. ¿Vive la libertad una “demolición controlada? Censura y vergüenza, un nuevo macarthismo (caza de brujas). La juventud en el laboratorio y el periodismo (el bueno) por venir. “Ejercer la profesión periodística en el galimatías global es una tarea desesperada”. “La exigencia de dar calidez a los niños activa artificialmente la calidez y así la niega”, Theodor W. Adorno.

Un texto profundo sobre las palabras en democracia, el riesgo de que la democracia se quede sin palabras y sucumba ante ellas. Repaso los Premios Anagrama desde 1973: Xavier Rupert de Ventós, Eugenio Trías, Gil Calvo, Pere Gimferrer, Fernando Savater (Invitación a la Ética), Luis Racionero (Del paro al ocio, 1982), Antonio Elorza, Carmen Martín Gaite, Gómez Pin, Antonio Escohotado, José Antonio Marina (Elogio y refutación del ingenio, 1992), Soledad Puértolas, Vicente Verdú, Vicenç Navarro, Manuel Cruz, Vicente Serrano, Luis Goytisolo, José Luis Pardo (Estudios del malestar, 2016), Remedios Zafra (El entusiasmo, 2017). Un panorama muy interesante.

“Si tú desperdicias tu talento, yo no me lo perdonaré nunca”, de la película Yuri de Iciar Bollain. La historia del bailarín negro Carlos Acosta, con guión de Paul Laverty y música de Alberto Iglesias. Se presentó en el Festival de San Sebastián y ahora la podemos ver en el AVE. “Yo me pregunto si tú te mereces el talento que Dios te ha dado”. “Felicidad, ¿qué coñ… es la Felicidad?”. “Bueno, tú sigue pensando, que yo voy a seguir ensayando”.

Por cierto, en la revista Club+ Renfe, artículo de portada sobre Jessica Chastain: ‘Feminismo ilustrado en Hollywood’. JCh es el icono por la equidad de género en la meca del cine. En la misma publicación mensual (junio 2019), un reportaje sobre mi querida Urdaibai, la reserva de la Biosfera donde se ambienta ‘La sensación de Fluidez’. Gracias, Ramón Martín por este precioso artículo.

La canción de hoy, de Fangoria: ‘Dramas y comedias’

https://www.youtube.com/watch?v=2mVZvFZSCy4

“No quiero más dramas en mi vida,/ sólo comedias entretenidas./ Así que no me vengas con historias/ de celos, llantos y tragedias./ No”

La escuchábamos ayer en La Plaza de las Flores (c/ Zapateros, 17), mi restaurante preferido de Albacete. Miguel crea una atmósfera única, por la comida, la música y sobre todo su personalidad inteligentemente alegre. Y antes de la Conferencia, en D’Origen Coffee Roasters, un oasis de paz y sosiego en Campollano con un espacio gourmet exquisito (gracias Salvatore por los detalles de buen gusto).



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.