Ética y superpoderes

Actividades de aprendizaje y disfrute. He aprendido en Villena, a través de la empresa Equidad, sobre las posibilidades del Equi-coaching no sólo para equipos directivos (los caballos son los animales que mejor detectan el nerviosismo y la autoconfianza de las personas, así como su autoridad moral, su influencia más allá del cargo) sino como observadores del valor terapéutico con personas con discapacidad. Voy a indagar en este conocimiento. Y hoy comida de fin de temporada entre amigos en Santa Pola, disfrutando de un maravilloso caldero. Mi gratitud a los amigos que lo hacen posible.

He encontrado en la FNAC de Alicante el libro ‘Ética y superpoderes’, del Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard y profesor de la Concordia University Travis Smith, subtitulado ‘Diez formas de salvar el mundo aunque no sepas volar’.

Se trata de una reflexión en cinco capítulos, más una introducción (el reto de los superhéroes) y una conclusión (disputa de los campeones) sobre los talentos de los superhéroes, de tanto éxito en el cine de la actualidad, y nuestra naturaleza humana.

  • Los más bestias: Hulk vs Lobezno. Debemos controlar la ira (“quien la controla, controla a su peor enemigo”, Confucio) y reconducirla positivamente. (D)anger, juego de palabras entre ”ira” y “peligro”. Aunque admiramos la fuerza de ambos, quien se encoleriza y pierde los papeles ante la sociedad tiene todas las de perder.
  • Dechados de imaginación. Iron-man vs Linterna Verde. Tony Stark y Hal Jordan destacan por ser capaces de inventar casi cualquier cosa como emprendedores. 
  • Responsabilidad urbana. Batman vs Spiderman. Decididos a mejorar la vida de sus ciudades, el caballero oscuro y el hombre araña. La empatía, la solidaridad, la generosidad, la ayuda. Nos gusta el NY de Spiderman; nos horroriza Gotham-
  • Ideales en acción. Capitán América y Mr. Fantástico. La vida activa y la vida contemplativa. Un supersoldado, superciudadano y el chico más listo de la sala.
  • Dioses de largo- Thor vs Superman. El entusiasmo (hay un Dios dentro de ti). . El último hijo de Krypton, el primer hijo de Asgard. El Dios del trueno, proveniente de la mitología nórdica, el héroe de los héore (¿es demasiado bueno Superman, se pregunta Travis Smith, hasta el punto de ser tonto?). Un gran poder conlleva una gran responsabilidad (social).

Una autocrítica de los valores actuales, o de la falta de ellos. Necesitamos un impulso heroico para trascender por el bien común. El profesor Travis, que posee una espectacular colección de comics y domina como pocos el mundo de los superhéroes, da como ganadores a Lobezno, deja desierto el enfrentamiento entre Ironman y Linterna verde, otorga vencedor a Spiderman, al Capitán América, y a Thor. “Recomiendo a Thor como patrón de comportamiento, pero con una interpretación metafórica, de modo que nos sirva a escala humana y sea relevante para quienes vivimos en una sociedad de iguales en la que disfrutamos de libertades en privado y tenemos responsabilidades en público. Acabar afirmando que Valhala nos espera sería demasiado, pero señalar que de otro modo nos espera Hela también es pasarse. El casco, el martillo y la musculatura son opcionales. No obstante, recomiendo la capa. Si te queda bien. claro”, concluye Travis Smith. Últimamente Thor se ha dado a la bebida y a la vagancia, como saben los fans de Los Vengadores (Avengers).

No está de más recordarlo precisamente hoy, el día de Santiago Apóstol, patrón de España, el día de Galicia, el santo de los Santis, Jaimes, Yagos, Diegos, Thiagos… Santiago pensador, luchador, armador de caballeros. Un superhépre de la batalla de Clavijo y de nuestra historia.

La canción podría ser ‘Hero’ de Maria Carey, la de Bruce Springsteen (“I’m not a hero”) o la de Bowie (“We can be héroes”). Sin embargo, opto por ‘Be alright’ de Dean Lewis

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.