Vacaciones y Felicidad

En honor al gran Toquinho, que ayer dejó su impronta en Madrid (Universal Music Festival) con Silvia Pérez Cruz y Javier Colina, recordamos el ‘Samba em preludio’ con Vinicis de Moraes con Maria Creuza:

” Ah, que saudade 
Que vontade de ver renascer nossa vida.
Volta, querido.
Os meus braços precisam dos teus
Teus abraços precisam dos meus”

Dejaba para hoy martes las ‘Ideas’ y ‘Hologramas’ de José Antonio Marina: Vacaciones y Felicidad. “Las vacaciones constituyen el imaginario más accesible de felicidad. Buen momento para hablar de ella”. Como parte de la Psicología Positiva, surgió la “ciencia de la Felicidad” a partir del año 2000. Se la ha criticado por falta de método científico (salvo excepciones, como Diener y Lyubomirsky), porque la subjetividad (“no nos hacen sufrir las cosas, sino as ideas que tenemos sobre las cosas”, Epícteto) elude la responsabilidad social y porque no solemos distinguir felicidad objetiva (situación) de la subjetiva (experiencia), como denuncian Mariano Pérez Álvarez, José Carlos Sánchez González y Edgar Cabanas en su libro ‘La vida real en tiempos de felicidad’. JAM pone como ejemplo a Dinamarca, país feliz por antonomasia según las estadísticas, con una tasa de suicidios y consumo de psicofármacos muy superior a España.

En su Holograma 17, del mismo título, https://biografiadelahumanidad.com/genealogia-del-presente/vacaciones-y-felicidad/

el maestro Marina conecta la Felicidad con su excelente ‘Biografía de la Humanidad’ (“una tanteante, espontánea y confusa búsqueda de la felicidad ” por el homo sapiens) y con su teoría de los tres deseos humanos: disfrutar de los placeres, mantener relaciones sociales y ampliar nuestras posibilidades vitales (progresar). “Nada de esto sucede en el vacío, sino en una circunstancia social que la entorpece o facilita”.

Como debe ser, Marina nos retrotrae a nuestro coach favorito, Aristóteles de Estagira. De la felicidad subjetiva se encarga la Ética (la “buena vida”). De la felicidad objetiva, la Política (Acemoglu y Robinson, autores de ‘Por qué fracasan los países’, seguro que están plenamente de acuerdo).

 “Toda sociedad, toda cultura, toda religión, cuando se libera de cuatro obstáculos –la pobreza extrema, la ignorancia, el dogmatismo, el miedo al poder y el odio al vecino- se encamina convergentemente hacia un modelo definido por la defensa de los derechos individuales, el rechazo de discriminaciones no justificadas, la participación en el poder político, las seguridades jurídicas y las políticas de ayuda” (Ley del progreso ético de la humanidad, creada por José Antonio Marina y María de la Válgoma). ¿Cómo medimos la felicidad objetiva? Con indicadores como el Plan de NN UU para el Desarrollo, cuyo “padre” es el Nobel de Economía Amartya K. Sen.

Leeré ‘La vida real en tiempos de la felicidad’, de Mariano Pérez Alvarez, José Carlos Sánchez González y Edgar Cabanas  (gracias, José Antonio, por la recomendación). No por casualidad, en la sesión de coaching estratégico (segunda sesión) con el DG de una de las principales Marcas españolas por la calidad de su producto, sus objetivos tenían mucho que ver con la Felicidad. Equilibrar sus pilares: familia, amigos, ocio y trabajo, Gestionar mejor a su equipo, Pasar más tiempo con sus seres queridos. La Felicidad como “experiencia global de placer y significado”, según nos enseñó Aristóteles. Un/a líder centrado en la ética (“el modo más inteligente de vivir”, Marina) y experto en política (las reglas del juego relativas al poder). La psicología positiva no como servidumbre sino como liberación… muy difícil si alguien experto no te acompaña adecuadamente.

También respecto a la Felicidad, hemos de separar el grano de la paja y estudiar a Seligman (La auténtica felicidad), Csikzentmihalyi (Flow), Daniel Gilbert (Tropezar con la Felicidad), Sonja Luybomirsky (La ciencia de la Felicidad), Tal Ben Shahar y entre nuestros compatriotas a Carmelo Vázquez y Dolores Avia (Optimismo inteligente), Santi Vázquez (Felicidad en el trabajo), Elsa Punset (Felices), Albert Espinosa, Margarita Álvarez o Miguel Ángel Revilla (Ser feliz no es caro).

Y si lo que te gusta es la novela para sentirte bien, Ángels S. Amorós (QuéLibroLeo) desde Valencia nos recomienda 25 libros para sentirte fenomenal: http://www.quelibroleo.com/noticias/libros/25-libros-que-te-ayudaran-a-ser-mas-feliz/

¿Una canción para la Felicidad? Más que las de Pharrell Williams ( https://www.youtube.com/watch?v=y6Sxv-sUYtM), Al Bano y Romina Power ( https://www.youtube.com/watch?v=Q0wZQbK938Y ) o La Cabra Mecánica ( https://www.youtube.com/watch?v=8eYxjusjsyI), me quedo con el ‘Cheek to cheek’ de Ella Fitzgerald y Louis Armstrong:

Cuatro formas musicales de concebir la Felicidad en vacaciones-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.