Las reglas de los Game Changers para ser más inteligentes, más rápidos y más felices

Maravilloso descanso estival. Siestas y despertares sin despertadores, piscina, paseos, gimnasio, deliciosos aperitivos, lecturas, cine…

He estado leyendo ‘Game Changers. Lo que hacen los líderes, los innovadores y los inconformistas para triunfar en la vida’, de Dave Asprey. Dave Asprey es un emprendedor del Sillicon Valley, autor de best-seller cuyo podcast es el número uno. Vive entre Victoria, Columbia Británica, y Seattle, estado de Washington (EE UU).

El libro, de más de 400 páginas, es el resultado de preguntar a 450 expertos sobre sus secretos para rendir mejor en la vida. El resultado es un mapa semántico que dominan la Nutrición, las Relaciones, la Reflexión (Self-Awareness), el Sueño, la Disciplina y el Ejercicio. Debemos recablear nuestro cerebro.

Dave Asprey divide estos consejos en tres categorías: lo que nos hace más inteligentes, cosas que se hacen más rápido y lo que nos hace más felices. Desde las mitocondrias al Poder, el Dinero y el Sexo.

Parte I. Más inteligente

1, Centrarte en tus debilidades te hace más débil. Energía y biología. La clave es energizar bien tu cerebro.

Ley #1. Utiliza el poder del No. Asertividad. “El músculo de la autodisciplina”: respira hondo, toma nota de las decisiones, repasa tu desayuno.

Ley #2. Nunca descubras quién eres. Descubre tu pasión y síguela. ¿Qué 3 palabras te describen? ¿Qué % de tiempo dedicas a lo que detestas?

Ley #3. Cuando dices “lo intentaré”, estás mintiendo. Hay 4 palabras equívocas: “no puedo”, “necesitar”, “malo” e “intentar”. ¿Con qué frecuencia las usamos? Necesitamos un autorcorrector.

2. Acostúmbrate a ser cada vez más inteligente.

Ley #4. Incluso las falsas creencias son verdad. Neuroplasticidad y “metamomento” (consciencia). Descubir creencias, diario, coaching, escucha atenta.

Ley #5. Un cociente intelectual alto no te convierte en inteligente, aprender sí. Learnability (Aprendibilidad). Modelo FAST (en inglés Olvidar, Activar, Estado, Enseñar). Mejora tu inteligencia fluida.

Ley 6. Recuerda imágenes, no palabras. Visualización, Mapas conceptuales.

3. Sal de tu cabeza para poder ver dentro de ella.

Ley #7- Las drogas inteligentes han venido para quedarse. Se trata de nootrópicos como el Modafinilo (Provigil), la Nicotina o la Cafeína.

Ley #8. Sal de tu cabeza. Estados alterados con experiencias intensas, retiro de meditación, naturaleza.

Ley #9. La respiración es la droga más potente del mundo. Respiración holotrópica, Uljayi

4. Ponle fin al miedo.

Ley #10. El miedo mata la mente. Falta de confianza (Gestión del tiempo), Apego, Expectativas: son los tres pilares del miedo. Cuidado con bajar en la secuencia Felicidad y Libertad/Miedo/Ira y Soberbia/Tristeza/Apatía y vergüenza. ¡Haz que te rechacen a propósito!

Ley #11. El término medio (la mediocridad) es el enemigo. Bloquea a los críticos inútiles y, antes de hacerlo, dales las gracias.

Ley #12. No lleves al caballo a beber agua, haz que tenga sed. Encuentra un problema que te obsesiona y dedícale tu tiempo y energía a resolverlo; desarrolla una mentalidad empática.

5. Incluso Batman tiene una batcueva.

Ley #13. No fuerces los límites durante demasiado tiempo. Deja de hacer cosas que tu cuerpo considera que son una amenaza. Anota las 3 cosas que más energía consumen en tu vida.

Ley #14. Los milagros son posibles sólo por la mañana. Empieza el día con algo significativo (un diario, meditar, visualizar, objetivos).

Parte II. Más rápido.

6. El sexo es un estado alterado.

Ley #15. Deja de pensar con lo que llevas entre las piernas. Canaliza la energía sexual hacia fines positivos. LA fórmula taoísta de la eyaculación: (tu edad – 7) entre 4 (más testosterona). Si eres mujer, identifica tu “ventana del amor” durante el mes.

Ley #16. Nunca subestimes el poder de un orgasmo femenino. Son la clave para una vida sana y saludable.

Ley 17. Salte del guión durante el sexo de cuento de hadas. Prueba la meditación orgásmica y deja de convertir el sexo en una rutina.

Ley #18. Utiliza el sexo para conseguir las mejores drogas. El porno es el “aceite de palma” del sexo.

7. Descubrir tu tótem nocturno.

Ley #19. Levantarse temprano no te hace ser una buena persona. Hay osos (siguen al sol, 50% de la población), Leones (madrugadores, 15%), Lobos (extremo nocturno, 15%) y delfines (insomnio). Averigua tu cronotipo, usa LED roja y gafas True Dark. No comas después de que se haya puesto el sol.

Ley #20. El sueño de alta calidad es mejor que dormir más tiempo. Registra tu tiempo de sueño, duerme en una cama inclinada y con un magnífico colchón.

Ley #21. No esperes a caerte de sueño para irte a dormir. Oblígate a acostarte una hora antes de lo normal. Reemplaza parte de tu agenda por tiempo personal.

8. No persigas al conejo, lánzale una piedra.

Ley #22. No eches a correr si todavía no sabes andar. Ejercicio físico moderado. Trabaja con un entrenador de movimiento funcional.

Ley #23. Unos músculos jóvenes te hacen más inteligente y más joven. Es el poder de la masa muscular: gran predictor del antienvejecimiento. Levanta pesas una vez a la semana, estiramientos 2 x semana, estiramentos 1 x semana, caminar o ejercicios de cardio de baja intensidad de 20-60′ de 3-6 veces por semana.

Ley #24. La gente flexible está que se sale. Prueba el Yoga (Ashtanga, Vinyasa o “flow”).

9. Recoges lo que siembras.

Ley #25. Asegúrate de que tienes hambre de comida. Come y bebe pero no por sentirte incómodo.

Ley #26. No comas como un hombre de las cavernas, come como tu abuela. Pequeñas comidas más frecuentes, proteínas ricas en el aminoácido leucina, acabarte las verduras, aceite de hígado de bacalao (omega-6 y omega-3). Aceite de oliva en platos preparados.

Ley #27. Alimenta a los bastardos que viven en tus intestinos. Microbioma intestinal. Toma fibra, fécula resistente, evita antobióticos en la carne, test Viome.

Ley #28. Si obtienes toxinas sólo de la naturaleza, puedes obtener nutrientes sólo de los alimentos. Bill Andrews descubrió en 1993 que el envejecimiento es acortamiento de los telómeros. Toma dieta con suplementos: vitaminas D3, K2 y A, magnesio, omega-3, cobre, zinc, yodo, tirosina y metilcobalamina con metilfolano.

10. El futuro de hackearte a ti mismo ha llegado.

Ley #29. Regístralo para hackearlo. El cuerpo sólo puede manejar una parte del estrés. Lleva un registro del sueño, métricas de salud.

Ley #30. Lo que no te mata te hace más fuerte. Entrena a intervalos, no pases el cupo del estrés.

Ley #31. Cúrate como Lobezno, envejece como Benjamin Button. Analiza tus mayores lesiones, tu dolor.

Parte III. Más feliz.

11. Ser rico no te hace feliz, pero ser feliz puede hacerte rico.

Ley #32. Sí que puedes poner precio a la felicidad. Si las necesidades básicas están cubiertas. no te preocupes por el dinero. Libertad financiera.

Ley #33. La riqueza es un síntoma de felicidad. Nuevos objetivos de experiencias, crecimiento.

Ley #34. Cuanto menos tienes, más ganas. Deshazte de un artículo que no necesitas cada día. Pregúntate lo que da valor a tu vida, Explora el “eleccionismo”.

12.Tu comunidad es tu entorno.

Ley #35. Llega lejos con un poco de ayuda de tus amigos. Empatía (oxitocina, Paul Zak). Abraza más, date masajes, utiliza videoconferencias en lugar de llamadas y queda cara a cara.

Ley #36. Eres el reflejo de tu comunidad. Márcate objetivos con impacto en el mundo 10 veces mayores que los de ahora. ¿Para quién quieres ser un héroe? Busca personas que te desafíen.

Ley #37. Ninguna relación es una isla. ¿Cómo de feliz te sientes en tu relación actual? Enumera 3 palabras que te inspiren.

13. Reinicia tu programación.

Ley #38. Haz tuya la voz que escuchas en tu cabeza. Encuentra una clase de meditación online o en persona.

Ley #39. Secuestra la atención de su cuerpo. 30” de ducha matutina con agua fría, “Respiración de la armonía” antes de meditar.

Ley #40. ¡Date prisa! Medita más rápido. Meditación, HeartMath.

14. Ensúciate las manos en la naturaleza.

Ley #41. Haz que tu entorno sea menos una granja y más como un zoo. Plantas de interior, practica senderismo en la naturaleza, entorno natural.

Ley #42. Deja que tu cuerpo fabrique su propio filtro solar. Alimentos orgánicos, exposición al sol (20′ diarios), suplementos de vitamina (D, K2, A).

Ley #43. Báñate en el bosque en lugar de en la bañera. El baño de bosque mejora nuestra flora intestinal. Juega en suciedad y date un paseo semanal por la naturaleza.

15. Utiliza la gratitud para reprogramar tu cerebro.

Ley #44. La gratitud es más fuerte que el miedo. Deja de inducirte a un estado de estrés al anticipar problemas antes de que ocurran. Desplázate a tu “lugar feliz” y haz cosas amables. Antes de irte a dormir, recuerda 3 cosas por las que estar [email protected] para estimular las enzimas mitocondriales. Habla en un tema calmado y reconfortante.

Ley #45. Perdona, pero no digas que los sientes. Nada de autocompasión: aprendizaje.

Ley #46. Utiliza las herramientas de la gratitud. Lleva un diario de gratitud, Practica mindfulness, Reconsidera las situaciones negativas, Aprecia de forma activa, Llena un tarro de gratitud, Practica la gratitud con tus seres queridos, Date un paseo de gratitud, Escribe una nota de agradecimiento, Practica una combinación de gratitud y perdón.

Un libro impresionante, muy práctico. Unos 100 expertos, muchos podcasts, una bibliografía muy competa. Seguiré a Dave Asprey y su web www.bulletproof.com. así como el podcast https://blog.bulletproof.com/category/podcasts/ Interesante la propuesta del padre del “biohacking”.

La canción de hoy, ‘Can’t help falling in love’ en la versión de Kina Grannis. De la banda sonora de ‘Crazy Rich Asians’, peli que hemos visto esta mañana (Zoe ya la había visto el año pasado en Nueva York). Diversidad cultural entre los chinos ricos de Singapur, tan excéntricos, y una profesora de economía de la NYU (Universidad de Nueva York), autodidacta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.