Viaje al centro del Humanismo Digital

Una de las claves del descanso estival es el propio manejo del tiempo: levantarse sin despertador, echarse una siesta después de comer, estar en la piscina o en el gimnasio. quedar con amigos, disfrutar de la lectura, de las series (El Príncipe de Bel Air, Tha loudest voice, La casa de papel).

El otro día traté en este Blog del Liderazgo de ‘La casa de papel’. Me interesa también el lado político. “La resistencia siempre cae bien” (Dalí frente a Goliat). La banda de Dalí es la versión televisiva, del espectáculo, del 15-M. Gente normal “dando el golpe”. Pudo ser Podemos, con “el profesor”, antes de Galapagar; ahora es Pedro Sánchez, que de repetirse -una vez más- las elecciones generales, aprovechará los flancos morados y naranjas para acercarse a la mayoría absoluta. El presidente en funciones está dedicando el verano a servir a sus intereses, en tanto que la oposición descansa. Los de Cambridge Analytica nos han enseñado que si el 6% del voto se desplaza a un lado u otro, la cosa cambia totalmente. ¿Habrá contratado -o lo hará- Iván Redondo, la mano derecha del presidente en funciones, a Álex Pina, el creador de ‘La casa de papel’?

He estado leyendo ‘Viaje al centro del humanismo digital’, de Luis Pardo Céspedes (CEO de Sage Ibérica, Mejor líder global de la compañía y directivo del año de La Razón en 2017. Gracias, Luis, por la cariñosa dedicatoria. Un servidor también cree en un futuro más digital (por supuesto) y también más humano.

Cinéfilo, el autor conecta en la Introducción (“Cómo me iba a imaginar esto?”) dos películas ochenteras muy interesantes: ‘Wall Street’ (1987) y ‘Blade Runner’ (1982): la innovación como elemento fundamental de todo negocio y divide sus diez capítulos en tres partes.

A. El fantasma del futuro digital

  1. Nos visitan los fantasmas del pasado, presente y futuro ¡digital! (à la Mr. Scrooge). El futuro es una ventana abierta (“No hay ninguna razón por la que nadie quiera tener un ordenador en su casa”, Ken Olsen, DEC, 1977). Renacen y se reformulan viejas preguntas, hemos de atender a las señales. LA TECNOLOGÇIA ES UN MEDIO, NO UN FIN (todos los expertos en tecnología coinciden en ello; una lástima que la avaricia humana con frecuente lo olvide).
  2. La adaptación al medio. “El medio lo creas tú”. Sí, vivimos un cambio acelerado (híperVUCA) que nos hace pasar “del Homo analogicus al Homo digitalis” (el cyborg ya existe, somos nosotros con nuestros dispositivos). Vida: energía, pasión, entusiasmo, empatía… o zombificación.
  3. De 1984 (Orwell) a 2058: una anti-distopía. “Ghost in the machine” (Sting, sobre el texto de Arthur Koestler de 1967). El dato es poder, el nuevo petróleo, la nueva oportunidad. La digitalización apela al “conócete a ti mismo” de Delfos: el humanismo y la ética saldrán reforzados frente a la distopía.

B. Un viaje al centro del humanismo digital

4. La expansión gaseosa: un modelo de círculos concéntricos.

5. En el núcleo está la órbita individual, la persona. La revolución digital significa un nuevo modelo de relaciones humanas (Liderazgo Digital). “A la luz de firmes valores humanistas y de una ética que requiere adaptación, la revolución tecnológica nos hará mejores”. Yo así lo creo. “El liderazgo no nos lo va a dar nadie; nos corresponde a [email protected] tomar las decisiones”.

6. La órbita profesional y personal, en un país como el nuestro (el nº 30 para hacer negocios). Luis Pardo nos recuerda el estudio de Frey y Osborne (‘The future of Empoloyment’, Oxford, 2013) y cita a Erik Benoyolfsson (MIT): por los empleos perdidos habrá mucho más logrados. Transformación de los Modelos de Negocio y Nuevas estructuras organizativas. El proyecto, el reto, la excelencia y el reconocimiento son fundamentales. Aprender, desaprender y reaprender para atender a las demandas de los nuevos clientes. “No al zombieness”.

7. Entre órbitas: la educación. el documento ‘The future of skills: employment in 2030’ señala las competencias que serán más demandadas. Conocimientos universales y capacidad de adaptación. Las aulas ya no son lo que eran. Luis concluye: “Lo que necesitamos es TALENTO. Necesitamos saber gestionar el talento”.

8. El círculo exterior: la órbita política. De nuevo los valores. Espacio público, ciudades inteligentes. Privacidad, seguridad y libertad (blockchain). Gobierno y compromiso político. “La cuarta revolución tecnológica nos hará mejores y más humanos”.

C. Viaje al centro: siempre, la persona

9. La evolución de la digitalización en nuestro entorno. El índice DESI (Economía y Sociedad Digital) sitúa en el podio a Dinamarca, Suecia, Finlandia y Holanda. Los indicadores son Conectividad, Capital Humano (Rumanía, Bulgaria, Grecia e Italia, entre los más bajos), Uso de servicios de internet, Integración de lo digital en los negocios, Servicios públicos digitales, I+D.

10. Pasa a la acción. Luis Pardo lo concreta en 84 tuits y un endecálogo: Empieza por ti, Mantén la calma pero digítalízate, ¡Abierto a las señales!, ¡Fórmate!, ¡Diferénciate!, Sé siempre un/a [email protected] [email protected],Mira j¡hacia dentro y mira hacia fuera, Hazte preguntas constantemente, ¡Adáptate!, Usa el dato, Diseña y ejecuta tu plan.

Un libro muy interesante, desde la experiencia, hacia la esperanza. Ganas de debatir con Luis Pardo Céspedes sobre el Humanismo Digital (imposible si los CEOs no nos implicamos más valientemente a la tarea) y el papel del Talento y el Empleo en todo ello.

La canción de hoy, ‘My life is going on’ de Cecilia Krull

If I stay with you
If I’m choosing wrong
I don’t care at all
If I’m loosing now
But I’m winning late
That’s all I want

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.