Talento senior y Transformación personal

Ayer tuve el placer y el honor de asistir a una reunión de la Universidad de Padres que preside José Antonio Marina con un grupo de notables de la educación, la empresa, el espectáculo, el emprendimiento, la psicología coordinados por el maestro y editor Pedro Molino. Mi gratitud a José Antonio, Cortijo, Pedro, a [email protected] [email protected] y a todo el equipo de la UP. Y a mi nuestro amigo Cipri Quintas, ejemplo permanente de generosidad, anfitrión del Silk & Soya. Somos el mejor país del mundo en deporte, en sanidad y en calidad de vida, ¿podremos serlo en educación, que en esta nueva era (el Talentismo) es lo que marca la riqueza de la naciones? Algunos deseamos que así sea y nos dejaremos el alma para conseguirlo.

En esa reunión tratamos, ¡cómo no!, del Talento Senior. Hoy Expansión recoge un interesante artículo de Pilita Clark (Financial Times): ‘No cometa el error de ignorar a sus empleados más mayores’. La periodista comenta que hay listas (como las de Forbes o Fortune) de los emprendedores e innovadores menores de 40 o de 30. No hay nada malo en reconocer esos logros. Sin embargo, no abundan los reconocimientos a las personas mayores. Está demostrado que los veteranos tienen más éxito en los negocios, incluso en las empresas tecnológicas. La discriminación por edad (como cualquier discriminación) es irritante, y además estúpida, porque las personas mayores de 60 años son más precisas, más comprometidas (faltan menos al trabajo) y poseen mejores cualidades sociales (esas “competencias de compañerismo” que echamos a faltar por la escasez de talento).

No saben lo que hacen las empresas que discriminan por edad, y no tendrán perdón de los clientes y de los mercados.

En Cinco Días, Pablo Sempere escribe sobre la sobrecualificación como “mal español”: “El 37’6% de los graduados trabaja en puestos que no exigen su titulación”. Somos el país europeo con mayores tasas de sobrecualificación, por encima de Chipre y Grecia. Uno de los cuatro jinetes de la “tormenta del empleo”, junto con el desempleo, la escasez de talento y la migración laboral. El 14’7% de los licenciados trabaja en tareas elementales (la media europea es cinco puntos menor, 9’7%) y otro 13’6% en puestos administrativos y contables (el 8% es la media europea). Un 5’9% de los titulados trabaja en puestos directivos, cuando la media europea es del 9’9%. ¿Qué revelan estos datos? Un modelo productivo obsoleto (con el mayor alza del petróleo en los últimos 30 años, nos vamos a enterar) y una baja calidad directiva. Los licenciados universitarios sufren una tasa de desempleo en España del 8’9%, el doble que en la UE. El de los menores de 30 años, en España asciende al 14’9%. Dramático.

Hoy hemos tenido una interesante reunión estratégica, el Leaders Summit, en la que hemos hablado, por supuesto, de la Transformación. De la Digital (simbiótica), de la Cultural (para tratar de no cometer “digiticidio”), de la operativa (la ejecución es el 90% de la estrategia) y también de la transformación personal. De la transformación de [email protected] [email protected], para pasar de “trabajar” a emplear nuestro talento. Porque el mercado va como el correcaminos y nosotros tratamos muchas veces de “hacer el coyote”. Hemos manejado dos modelos, uno de ellos el clásico de Stephen Covey en ‘Los 7 Hábitos’. Del paradigma de la dependencia (los “bien mandados”) al de la interdependencia. Para la dependencia están los robots; para la creatividad, las emociones y la intuición estamos los humanos.

Del grupo vigués Golpes Bajos (1983): Germán Coppini, Teo Cardalda, Pablo Novoa y Luis García , ‘Malos tiempos para la lirica’



Germán Coppini falleció el 24 de diciembre de 2013 a causa de una enfermedad hepática. Su otro gran éxito fue ‘No mires a los ojos de la gente’.

‘Malos tiempos para la lírica’, como sabes, es el título de un poema de Bertolt Brecht (1898-1956), que concluye

En mi canción, una rima

me parecería casi una insolencia.

En mí combaten

el entusiasmo por el manzano en flor

y el horror por los discursos del pintor de brocha gorda.

Pero solo esto último

me impulsa a escribir.

No perdamos de vista el Talento, individual y colectivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.