Economía de la pobreza y Modern Love

Este fin de semana ha sido para nosotros el de Modern Love, la serie (primera temporada) en Amazon Video. Basada en las columnas homónimas de The New York Times, en el podcast y en el libro ‘Modern Love’, editado por Daniel Jones (que ha recopilado las historias del periódico desde 2004). La serie la protagonizan estrellas como Anne Hathaway, Tina Fey, Andy Garcia, Catherine Keener, Dev Patel o John Slattery. Absolutamente recomendable. Aquí tienes el trailer:

Especial el segundo episodio, ‘Cuando Cupido es una periodista curiosa’, basado en esta columna de The New York Times (por Debiorah Copaken) del 29 de noviembre de 2015: https://www.nytimes.com/2015/11/29/style/modern-love-when-cupid-is-a-prying-journalist.html

De la prensa de ayer, comienzo una vez más por el maestro José Antonio Marina y sus fructíferas ‘Ideas’. Esta vez, sobre la ‘Economía de la pobreza’. Se refiere JAm al premio Nobel a tres economistas del desarrollo especializados en la pobreza. ¿Es suficiente el desarrollo económico? En 2016, España era el 12º país por PIB y el 27º en el Índice de Desarrollo Humano (y actualmente el 43º en Calidad Directiva y el 116º en prácticas de selección y desvinculación, en plena “guerra por el talento”, me permito añadi). Marina nos habla no de educación financiera, sino de educación económica, siguiendo los sabios dictados de Adam Smith. Según varios estudios, los estudiantes de economía son los que tienen menor sensibilidad moral.

En su Blog, casi simultáneamente, el profesor Marina amplia el tema (Holograma 22): https://biografiadelahumanidad.com/blog/economia-de-la-pobreza-y-educacion-ciudadana/

También la profesora Marta Grañó, apasionada como Marina por la educación, publicó ayer una entrada en su Blog sobre los Nobel economistas de la pobreza en ‘Nuestra capacidad para mejorar el mundo’

¿Desigualdad? El 82% de la riqueza creada en 2017 fue a parar al 1% de la población mundial (Oxfam, 2018). Recordemos que el nº 10 de los ODS de Naciones Unidas es reducir un 10% las desigualdades en 2030. Bendito Objetivo de Desarrollo Sostenible. En fin, que los investigadores galardonados: Esther Duflo, Abhijit Banerjee (MIT) y Michael Kremer (Harvard) apoyan “pruebas aleatorias” (en inglés, RCT: Randomized Controlled Trials) para ver lo que funciona y lo que no. Lo que funciona es la economía conductual (el ser humano no es perfectamente racional, sino instintivo y emotivo) y la teoría de contratos (si quieres que una madre haga un largo viaje para vacunar a su hijo, regálale un kilo de lentejas). Es lo que haremos muchos en Venezuela, cuando la situación se restablezca, para que esta generación no se pierda en términos de educación (ya te hablaré del proyecto en su momento). “Nuestra visión de la pobreza está dominada por caricaturas y clichés” (Dra. Esther Duflo). Afortunadamente, ya no.

Rosa Montero, otra imprescindible de los domingos, nos advierte: ‘Ojo al dato’ (citando al incomensurable José María García). Los asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas son la segunda causa de homicidio en España. Terrible. El 62% de los homicidios son de hombres a hombres y el 28% de hombres a mujeres. Sólo el 10% de las homicidas son mujeres (un 7% a hombres y un 3% a otras mujeres). Horrible violencia de género.

Tres libros a tener en cuenta:

  • ‘El pasillo estrecho’, de Acemoglu y Robinson (los autores de ‘Por qué fracasan los países’). El pasillo estrecho es la libertad. Estos profesores analizan la lucha entre la sociedad (que debería controlar al Estado) y el Estado (que imparte justicia, gestiona la violencia y proporciona servicios como la sanidad y la educación). 688 páginas para explicarnos, pormenorizadamente, por qué algunos países alcanzan la libertad y en otros impera la tiranía. Se publicaré el próximo martes 22 de octubre.
  • El sociólogo londinense Wiliam Davies (autor de ‘La industria de la Felicidad’) acaba de publicar ‘Estados nerviosos. Cómo las emociones se han adueñado de la sociedad’. Entrevistado por Rafa de Miguel, el profesor David explica: “Hemos renunciado a explicar que la democracia liberal merece la pena. La gente tiende a identificarse con las historias más que con los hechos o con las cifras”. “Si uno quiere que su mensaje en Twitter sea lo más viral posible, debe contener lo que los psicólogos llaman “emoción moral” (escandaloso, terrible). Si escribes un mensaje de consenso lo más objetivo, a nadie le interesa”.
  • Del historiador Paul Preston, ‘Un pueblo traicionado. España de 1876 a nuestros días. Corrupción, incompetencia política y división social’. Con el paréntesis de la Transición (uno de los referentes de España en el mundo), este hispanista repasa la historia del siglo XX: guerras, dictaduras, nacionalismos…

¿Cuál es el lugar más peligroso del mundo? Washington (Moisés Naïm). Intentos de minar la democracia que no sólo afectan a los EE UU sino a todo el planeta.

Y Rosa Carvajal, en La Razón, que se refiere a la formación “in company”, que crece el 10%. El Observatorio de Ocupaciones del SEPE señala que el desarrollo tecnológico está causando un creciente desfase entre la preparación de los trabajadores y las necesidades de las empresas. La escasez de talento sigue aumentando, a pesar de las cifras de desempleo.

Anoche estuve viendo ‘Maléfica’ (2014) en Netflix. Un replanteamiento, por Disney, de ‘La bella durmiente’. Ahora la bruja (encarnada por Angelina Jolie) es buena, ecológica, y se defiende del Rey y de su padre que le atacan. Aburrida. No me han dado ganas de ver la segunda parte, que está en los cines. ‘La bella durmiente’ es un cuento de hadas de tradición oral popularizado por Charles Perrault en 1697 (‘La bella del bosque durmiente) y por los hermanos Grimm en 1812 (Rosita de espino o La bella durmiente del bosque). La versión de dibujos de Disney es de 1959. En ‘Psiconálisis de los cuentos de hadas’, Bruno Bettelheim dedica un capítulo a ‘La Bella Durmiente’ y lo centra en la adolescencia. Ensimismamiento y pasividad (durmiente) que no hay que temer. El príncipe azul contempla a la niña mientras duerme y la besa porque ya es deseable. Su versión original (‘Sol, Luna y Talía’, en el Pentamerone de Basile) concluye: “Dicen que la gente afortunada, mientras yace en la cama, por la Fortuna es consagrada”. Perrault, un cortesano que entretiene a los príncipes, escribe sobre una reina-ogto que se come a los niños. Los Grimm y Disney apuestan porque Aurora y el Príncipe se casen, “sean felices y coman perdices”. En cualquier caso, siempre según Bettelheim, el cuento va del florecimiento sexual de la Durmiente (la rueca, que en inglés es el sexo femenino, y la menstruación) tras su letargo. Su despertar es la madurez. “Si no somos sensibles al mundo, éste dejará de existir para nosotros”.

Mi gratitud a José Antonio, Marta, Rosa, Paul, William, Darren y James, Moisés, Rosa y Bruno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.