El secreto de la Creatividad y el de la Gioconda

Este fin de semana largo he comenzado a ver la serie de Netflix Mindhunter, basada en el libro del mismo título, dirigida por David Fincher. Está ambientada en 1977, en las investigaciones de dos agentes del FBI y su labor pionera sobre los asesinos en serie. Me gusta el cine de David Fincher (1962) desde que lo descubrí con ‘Seven’ (1995). Después, ‘The Game’ (1997), ‘El club de la lucha’ (1999)’, ‘La habitación del pánico’ (2002), ‘Zodiac¡ (2007), ‘Benjamin Button (2008), ‘La red social’ (2010), ‘Perdida’ (2014, la que menos me ha gustado de Fincher) y serie ‘House of cards’, de 2013 a 2018. De ‘Mindhunter’ ha dirigido siete episodios. Para 2020 tiene previsto ‘Mank’ (con Gary Oldan, sobre Orson Welles y su ‘Ciudadano Kane’) y la segunda parte de ‘Guerra Mundial Z’.

He estado leyendo el Muy Interesante nº 462. En portada, Hideo Kojima, el Steve Jobs de los videojuegos, que nos presenta ‘El secreto de la CREATIVIDAD. ¡Conecta con tu ingenio! La Neurociencia descubre cómo tener las mejores ideas. A sus 56 años, este genio japonés de aspecto juvenil y creatividad desenfrenada acaba de lanzar Death Stranding. Sus claves son que sus personajes “parezca que están vivos” (que no sean líneas de código) y las imágenes inspiradoras (como él dice, “el 70% de su cuerpo es cine”). En la misma línea, laura G. de Rivera nos regala ‘7 consejos para fomentar nuestra creatividad’:

  1. Habitúa a tu cerebro a ser flexible.
  2. Móntate tu personal “lluvia de ideas” (brainstorming).
  3. Rodeate de personas inteligentes y creativas.
  4. Insiste, insiste, insiste.
  5. Cuida tu salud (sobre todo, duerme lo suficiente).
  6. procura estar de buen humor.
  7. Escucha música (siempre que no dificulte la concentración).

Según el estudio de Harris Interactive para Steelcase, el 55% de los profesionales quieren se más creativos en el trabajo. ¿Qué se lo impide? Los procesos operativos (37%), la excesiva carga de trabajo (36%), los espacios de trabajo poco inspiradores (20%) y la utilización de las tecnologías obsoletas (20%). La creatividad es equilibrio: con demasiada autocrítica, matas las nuevas ideas; con demasiada complacencia, no se producen.

Mi amigo Christian Gálvez escribe en la misma revista sobre ‘Los misterios de la Gioconda’. La Mona Lisa ha inspirado best-sellers y juguetes de Lego, servido de imagen en campañas contra el cáncer, en publicidad.. es todo un icono de la cultura pop. Su robo en el Louvre en 1911 generó un aluvión de copias por todo el mundo. Christian repasa las diferentes “Mona Lisas” (la del Louvre de 1503, la Monna Vanna de 1514, la de Isleworth de 1516 y la Gioconda del Prado de 1519). ¿Fue pintada Lisa Gherardini en distintos momentos de su vida? Un servidor, en el libro ‘Leonardo da Vinci y su Códice para el Liderazgo’, apuntaba que la Gioconda es pintada por Leonardo en estado de buena esperanza, y de ahí su deliciosa sonrisa.

Entrevista de Juan Carlos Fernández-Galindo a nuestra querida ingeneira alicantina Nuria Oliver. Pocas personas son capaces de explicar mejor la tecnología. Nombrada “Data Scientist” del año, preconiza que lo importante es que los datos sean de calidad. “Sin inteligencia artificial no podremos abordar retos como el envejecimiento de la población o el calentamiento global”. Los seis límites de la IA para Nuria Oliver son la violación de la privacidad, la opacidad, los sesgos, la asimetría, la ética y la veracidad.

Jesús Méndez analiza seriamente que el 28% de los investigadores son mujeres (datos de la UNESCO) y qué hacer para que estudien STEM. Cuestión de machismo, autosabotajes y falta de referentes femeninos.

Valerie Tasso habla de la Virilidad, concepto que ha evolucionado de estar adoctrinado para la guerra a valores actuales como la responsabilidad o la templanza.

La vida secreta de los árboles: las personas que habitan los bosques están conectados con éstos hasta formar un único organismo. El 90% de las plantas tienen entrelazadas sus raíces con hongos (simbiosis). La colaboración es esencial en el ecosistema.

Alberto Payo escribe sobre los biohackers, que son ‘Más que humanos’. En internet ya se pueden adquirir las herramientas y compuestos para modificar el ADN. Muchos biohackers y grinders prefieren evitar los hospitales y experimentar ellos mismos.

Un número MUY INTERESANTE. Mi felicitación a Enrique Coperías y su equipo.

La canción de hoy, el ‘Mambo nº 5’ de Lou Bega

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.