La transformación de la DRH: de jefe de personal a CSO

Esta mañana he tenido el honor de participar en Badajoz en una espléndida jornada de la Cámara de Comercio con la Asociación Centro de Dirección de RR HH (AEDIPE) con el título ‘Recursos Humanos y Talento. Una apuesta por nuestra región’. Mi gratitud al Presidente de la Cámara, Mariano García Sardiña, a la responsable de la Asociación Centro, María Jesús Pérez, al DRH de El Corte Inglés de Badajoz, Miguel Limpo (vocal de la junta directiva de la Asociación Centro) y a todos los organizadores, así como a los asistentes que llenaron el salón de actos de la Cámara y a mis compañ[email protected] de Manpower en Extremadura.

Ha iniciado el acto el Presidente de la Cámara. Mariano nos ha hablado de la sociedad del aprendizaje, de la necesaria actitud (parte fundamental del talento9 y de la necesidad de hacer networking entre las empresas de la ciudad y de la región.

Un servidor ha hablado, en formato masterclass durante unos 45 minutos de la ‘Gestión efectiva del talento para que tu empresa crezca rentablemente’. He partido de mi amor por Extremadura, “la Toscana de España”, que ha tenido serias dificultades en la era anterior (el capitalismo) pero que es firme candidata al progreso en el talentismo, la nueva era en la que el talento, lo más valioso, es el motor de transformación. Mi inmenso cariño por esta comunidad autónoma parte de mi vinculación con EBS, la Escuela de Negocios experiencial, desde hace 10 años. He mencionado a Carlos Ongallo y a los centenares de integrantes de la tribu de EBS, varios presentes hoy (Leti, Ignacio, Macarena, Raúl, etc).

En esta “tormenta perfecta del empleo” (combinación de alto nivel de desempleo, escasez de talento, sobrecualificación y emigración), en la que la digitalización hace perder ciertos empleos y genera otros (en una proporción de 2 a 5), las Direcciones de Recursos Humanos deben redefinir el talento (como inteligencia que elige bien las metas, maneja la información, gestiona las emociones y practica las virtudes de la acción) y conectar el talento con las cinco preocupaciones de la Dirección, a saber: que la empresa

  • crezca rentablemente
  • sea cada vez más productiva (hacer más con menos recursos)
  • innove eficientemente
  • tenga una gran reputación y
  • sea sostenible

La Dirección de Recursos Humanos tiene que conseguir que los responsables individuales de cada área: el/la Director/a Comercial, el/la COO (Director de Operaciones), el/la CIO (Director/a de Sistemas), el/la Director/a de Marketing (CMO) y el/la Director/a [email protected] (CFO) funcionen como un auténtico equipo y por tanto generen sinergias (o mejor, megasinergias; como diría Dave Ulrich, gurú de los RR HH, 1 + 1 = 10).

Hemos de pasar del “trabajo” (instrumento de tres palos del Imperio Romano) al empleo (implicarnos en nuestro talento) y apostar por la “humanización” de las empresas, ya todas tecnológicas. Por la creatividad (basada en la curiosidad), la inteligencia emocional y la intuición. Por las “soft skills” (que son competencias de compañerismo, competencias cívicas). Y utilizar la tecnología no como “Terminator” (arrasando a los humanos) sino como “Ironman” o “Wonderwoman” (mejorando a la persona).

Finalmente, me he referido a las cinco tendencias del Futuro del Empleo, fundamentales para que la empresa sea la ganadora en cada sector en estos tiempos de enfriamiento de la economía: Imán de Talento, Revolución de las competencias (Aprendibilidad), Ecosistema híbrido de Talebto, Experiencia de Talento y Liderazgo Digital.

Y después, una magnífica mesa redonda con DRH de la región, moderada por José Orantos Sánchez (jefe de edición del periiódico HOY de Extremadura) con la DRH de LiderAliment, Leticia Mateos; el DRH de la Central Nuclear de Almaraz, José María Rivas,  la DRH de Grupo Preving, Eva Mateos e Ignacio López Caballero, de Conyser, en la que he tenido el placer de participar. Mi gratitud a José, a Leti, a José María, a Eva y a Ignacio por sus valiosas aportaciones. Hemos hablado de atracción de talento (para las empresas y la región), de propuesta de valor, de onboading, de motivación, de liderazgo, de mejores prácticas…

Al finalizar, me he referido a la profunda transformación de la Dirección de Recursos Humanos. Partió en las empresas para resolver “el problema” de los trabajadores. Pasó a ser “Recursos Humanos”, traduciendo la terminología anglosajona. Y ahora, como miembro del “C-Suite” (la Alta Dirección) debe ir más allá de ser “Chief People Officer”, debe convertirse en CSO: Chief Survival Officer (responsable de la supervivencia de la empresa). Porque la empresa es un organismo vivo y aplica la ley de Revans: “la supervivencia de todo organismo depende de que su tasa de cambio sea igual o mayor a la del entorno”. Porque efectivamente estamos en la “sociedad del aprendizaje” y triunfa quien aprende más y más rápido. No es tiempo de “sabelotodos” sino de “apréndelotodo”.

La Asociación Centro con la Cámara de Badajoz lanzan un Programa Superior en Dirección de Personas que se inicia ya. Una excelente iniciativa para mejorar la formación de [email protected] DRH. Mi enhorabuena y mi compromiso por su éxito.

La canción de hoy ‘Emocional’ de Dani Martín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.