Realidades alternativas: Barrio Sésamo, el Muro de Berlín e Hideo Kojima

Comienzo con Leiva (antes en Pereza, desde 2012 en solitario), que ayer actuó en Valladolid, en el Polideportivo Pisuerga (entradas agotadas hace más de un mes). ‘Sincericidio’

Esta mañana de domingo, antes de volver a Madrid, he tenido el placer de conocer el claustro del Palacio de Santa María en Arroyo de la Encomienda, cerca de Valladolid. El antiguo Monasterio de los Jerónimos, del siglo XVIII, cuenta con un claustro acristalado espectacular, muy relajante. Allí hubo una iglesia fundada por Don Pedro Peréz Perón en 1150, reedificada por su sucesor Don Nicolás Valdés de Carriazo, caballero de Santiago, capellán de Felipe II y de Felipe III y obispo de Guadix, en 1613. Y después el mencionado convento de Santa Ana, de los jerónimos, desde finaless del siglo XV y ratificado en 1781. Frente al antiguo monasterio podemos ver la fachada del Priorato de San Pedro. Hoy es el hotel AC Palacio de Santa Ana. Si bien la mayor parte del edificio forma parte del Ayuntamiento de Valladolid, como la puerta principal de acceso está situada en Arroyo de la Encomienda, este hotel de cinco estrellas pertenece a Arroyo y no a Valladolid ([email protected] [email protected], 20.000 almas, cuentan con un cinco estrellas y la capital pucelana, con más de medio millón, con ninguno).

Hoy se cumplen 50 años de Barrio Sésamo (Sesame street), “Plaza Sésamo” en Hispanoamérica. Se inició el 10N de 1969 en la cadena pública National Educational Television (actual NBS). Es el programa infantil más duradero de la historia, con 4.378 episodios. En España empezó en 1976 como ‘Ábrete Sésamo’, dentro del programa ‘Un globo, dos globos, tres globos’. En 1979 y 1980 se hizo una versión 50-50% original y española, con la Gallina Caponata (Emma Cohen) y el caracol Pérezgil (Jesús Alcaide). Desde 1983 hasta 1986 se incluyeron nuevos personajes, como Espinete y Don Pimpón. De la versión USA, Supercoco, Epi y Blas, la rana Gustavo (el reportero más dicharachero), Peggy, el conde Draco, el monstruo de las galletas (Triqui), Paco Pico… Hace unos fines de semana, Saturday Night Life parodió ‘Ábrete Sésamo’ con ‘Joker’ y éste es el magnífico resultado:

Ayer hace 30 años, a las 23 horas, cayó el Muro de Berlín. Tuve la ocasión de estar en la capital alemana dos años antes de la caída del Muro (algo que nadie esperaba), tanto en la zona oriental como en la occidental. En casa de mis padres, guardo una pequeña parte de aquel terrible Muro a modo de recuerdo de lo que no debe volver a ocurrir. Hace pocos años he vuelto con Zoe a Berlín, una ciudad innovadora, tolerante, de vanguardia. Muy poco que ver con esa pesadilla totalitaria de gente desanimada, sin esperanza, confiada (o no) en que “Papá Estado” le resolviera los problemas. Entre mis películas favoritas sobre Berlín, ‘Uno, dos, tres’ (1961) de Billy Wilder, ‘Adiós a Berlín’ (2003), ‘El cielo sobre Berlín’ (1987) de Wim Wenders, ‘La vida de los otros’ (2006), ‘El hundimiento’ (2004) y ‘El puente de los espías’ (2015) de Steven Spielberg.

¿Qué tienen en común el Muro de Berlín y Barrio Sésamo? Que ofrecían realidades alternativas. El programa infantil, con fines didácticos (enseñando letras y números, así como competencias cívicas); la RDA, teniendo el capitalismo como enemigo para justificar el totalitarismo comunista. Evasión o victoria.

He estado leyendo en El Cultural del 8 al 14 de noviembre el artículo ‘Kojima tiende puentes en una sociedad dividida’. Hideo Kojima, portada del ‘Muy interesante’ (mencionado en este Blog) es uno de los pocos creadores de videojuegos con marca propia. Hablé de él el martes con Manuel del Campo, DG de Axel Springer, por un espléndido artículo en una de sus publicaciones, Hobby Consolas: “Un nuevo lugar para Hideo’. En El Cultural podemos leer que “los juegos de Hideo Kojima se caracterizan por su fuerte carga intelectual y sus innovaciones mecánicas, que le llevan a romper la cuarta pared”. Kojima (Tokio, 1961) stuvo con la franquicia de Metal Gear durante 30 años, desde 1987. Estableció un nuevo comienzo con Death Stranding, contando con directores como Guillermo del Toro y actores y actrices de primer nivel. El videojuego va sobre el reestablecimiento de las conexiones humanas en una sociedad profundamente polarizada. un paraje absolutamente desolador. Kobo Abe (1924-1993), escritor japonés al que se ha comparado con Kafka o Moravia, escribió un cuento (‘Nawa’, la soga) en el que decía que el primer invento humano fue el palo (para tener a los peligros a raya) y el segundo la cuerda (para no perder lo que más quieres). Pelea o vínculos. Kojima ha tomado su idea en Death Stranding, que se ha estrenado antes de ayer. Los protagonistas son Norman Reedus (The Walkind Dead), Léa Seydoux (‘Spectre’, ‘La vida de Adéle’), Lindsay Wagner (The Bionic Woman) y Mads Mikkelsen (Hannibal). La crítica le ha dado un 83 a este nuevo videojuego. Hideo Kojima explica que va sobre la comunicación.

En este mundo tan tecnológico, la comunicación (la verdadera, la de impacto, la de la escucha atenta, la influencia honesta, la colaboración y la imagen pública) es más importante que nunca.

Si quieres “ver” la Quinta Sinfonía de Beethoven como nunca antes, aquí tienes a Mark Riddel (Doodle Chaos)

En fin, nos queda ‘La esperanza’ (McClan)

“Y la Esperanza me empuja a seguir”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.