En la noche de la ilusión. Sueños, Retos y Fluidez.

Esta noche es la de Reyes Magos (“La doceava noche”, en palabras de Shakespeare). En la tradición cristiana, tres personas sabios (Melchor, Gaspar y Baltasar) que siguieron la estrella de Belén para adorar al niño Jesús y ofrecerle oro, incienso y mirra.

Me gusta recordar que en griego “magoi” significaba personas con educación. Los tres reyes no son brujos, practicantes de la magia, sino personas con cultura, personas sabias. En esta sociedad del espectáculo, en este talentismo mediocrático, la educación es la inversión más rentable. Como hemos comprobado en el debate de investidura (sin comentarios), muy pocos intervinientes se han referido a ella, porque no está entre los principales de los españoles (datos del CIS). Ay, la educación, que ya está separando a las personas empleables (y a las sociedades con presente y futuro) de las que no lo tienen.

Esta mañana hemos estado Zoe y yo de compras en IKEA y en el CC Plaza Norte (en la FNAC y otras tiendas) y ayer celebramos su cumpleaños en el Palacio de Cibeles, donde esta noche llegarán SS MM los Reyes Magos de Oriente. Creo sinceramente que Javier Muñoz (Grupo Adolfo) es en estos momentos el mejor chef de la capital de España. Su propuesta gastronómica es sensacional, en el mejor sitio de Madrid. Aquí tienes una entrevista a Javier Muñoz. Estoy convencido de que 2020 será el año de su primera estrella Michelín (de momento, DiverXO cuenta con tres estrellas; Santceloni, La Terraza del Casino, Ramón Freixa Madrid, DSTAgE y Coque –con dos; El Club Allard, Kabuki, Kabuki Wellington, Álbora, Punto MX, Lúa, A’Barra, Gaytán, Cebo, Yugo The Bunker, La Tasquería, Clos Madrid, El Corral de la Morería Gastronómico, El Invernadero, 99 KŌ SUSHI BAR, Gofio,​ Chirón y Montia con una estrella). Mi enhorabuena al Grupo Adolfo por su 40º aniversario (1979-2019) y mi gratitud a mi amigo Javi, que empieza su mejor año en lo profesional y lo personal.

Noche de Reyes Magos. Silvia Leal, la referencia en tecnología y transformación digital, ha comentado en las redes que le pide a Melchor que las aulas de ingeniería se llenen. A Gaspar, mayor interés de las niñas por las STEM. A Baltasar, que entre tanta confrontación política no olvidemos que sin ciencia ni tecnología sólo vamos atrás. Efectivamente, la tecnología es un multiplicador, un trampolín del talento. Sin talento, la tecnología robotiza y el empleo se diluye. Gracias, Silvia, por estar siempre ahí abriéndonos los ojos.

Y Borja Vilaseca, otro admirado amigo, uno de los mayores expertos nacionales en el Eneagrama, nos recuerda en una entrada reciente de su Blog la importancia de ‘La Sensación de Fluidez‘. Mi amiga y compañera Montse Moliner lo conecta con mi libro de ese título, que cariñosamente considera imprescindible y que a lo largo de 20 años se ha considerado el libro de gestión empresarial y liderazgo preferido por [email protected] [email protected] españoles/as. Fue la primera obra de management novelado en castellano y ahí sigue.

Como sabes, tomé la definición de “Fuidez” (Flow) de Mihalyi Csikzentmihalyi, uno de los dos padres de la Psicología Positiva (el otro es Martin Seligman). Para que podamos fluir, necesitamos retos (sueños) y elevar nuestras capacidades (aprender) a la altura de esos retos. No hay Fluidez sin Challenge y sin Learnability. Es la “estrella de Belén” y el esfuerzo de los Reyes sabios por seguirla.

Como obstáculos, las distracciones. Hoy he comprado en la FNAC el libro ‘HyperFocus. Cómo centrar tu atención en un mundo de distracciones‘ de Chris Bayley (investigador de la productividad que vive en Ontario, Canadá). Sabemos por la neurociencia que nuestro cerebro acúa productivamente de dos modos: el de HíperFoco (centrando nuestra atención, en la consciencia) y el de “ScatterFocus” que conecta ideas y nos permite ser creativo. Reconozco que este segundo me apasiona y en el primero, el de HíperFoco, cuando me concentro me aporta muchísimo.

El autor nos propone:

  • Apagar el “piloto automático”
  • Limitar la atención
  • Aprovechar el poder del hiperenfoque
  • Controlar las distracciones
  • Convertir el hiperenfoque en un hábito
  • Aprovechar el modo creativo oculto de nuestro cerebro (“ScatterFocus”)
  • Recuperar la atención
  • Conectar puntos
  • Recopilar los puntos y
  • Combinar ambos enfoques (HíperFoco e HíperDistracción).

Un decálogo valioso de acciones. El libro está avalado por David Allen, el maestro de la productividad, Adam Grant (Dar y Recibir) y otros expertos como Chris Guillebeau, Laura Vanderkam y Neil Pascricha. Libro interesante para este comienzo de año.

España es “un enigma histórico” (como escribió el abulense Claudio Sánchez Albornoz) que, en su peor versión, se desangra en reinos de taifas (las guerras civiles de la Edad Media, la Independencia en América, los carlistas o la de los años 30 del siglo pasado). En su mejor versión es el Quijote, un ser humano con un ideal que influye poderosamente en todas las personas a las que trata por su hidalguía y generosidad. El Hombre de la Mancha: Soñar, lo imposible soñar. ‘El sueño imposible’, por José Sacristán (1997).

“Poder una estrella alcanzar”. Es de [email protected]

Y la versión en inglés de ‘Dulcinea’ por Plácido Domingo. ¡Qué belleza!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.