Las 6 herramientas para acelerar la colaboración (exponencialmente)

El primer 20 del 2020. El 20, en francés ligado al vino (vingt, vin) y en castellano a que vengas (vente). El 2 es la dualidad, la unión, la armonía, dos gemelos del 10. En el Tarot el 20 es “el juicio” (la naturaleza espiritual del ser humano, en su cerebro saludable, en su corazón y en su alma trascendente). Representa al Arcangel San Gabriel, tres personas en una, y simboliza un momento de profunda transformación (personal, cultural, organizativa). Es propio de personas sensibles que buscan equilibrio y bienestar; el nº 20 es de excelentes [email protected] y en el amor se involucran especialmente (grandes alegrías y grandes decepciones). En general, 20 significa más lo espiritual que lo material; abrochaos los cinturones.

Hoy La Oreja de Van Gogh y su ’20 de enero” resulta imprescindible. “Pensé que era un buen momento,/ que al fin se hacía realidad”.

“Me pregunté qué sería sentir el resto de mi vida/ y desde entonces…”

Recupero el número de noviembre-diciembre 2019 del Harvard Business Review para resumir el artículo de portada (con una cigüeña sobre una tortuga, la rapidez del ave transformador sobre la lentitud de la cultura corporativa).

Las seis nuevas herramientas para formar a [email protected] profesionales en una mayor colaboración (según Francesca Gino, profesora de la Harvard Business School) son:

  1. Escuchar, más que hablar.
  2. Practicar la empatía
  3. Hacer que las personas se sientan más cómodas con el feedback
  4. Aprender a liderar y a ser seguidores (lealtad)
  5. Comunicar con claridad y evitar malos entendidos
  6. Generar interacciones de beneficio mutuo

Estoy con la profesora Francesca Gino. Todas las organizaciones suelen incluir la colaboración entre sus valores, directa o indirectamente. ¿Eso se implanta en la práctica? No tanto. El modelo i4 de NeuroLiderazgo (About My Brain institute) demuestra que la Colaboración está al nivel del Emporwerment, la Imaginación y la Agilidad en todo proceso de Transformación Cultural. En palabras de Francesca Gino, “en las compañías de éxito, la rigidez de juicio da paso a la curiosidad, de modo que las personas pueden sentir que las perspectivas de los demás pueden ser tan valiosas como las suyas”. Nada menos. Te recomiendo su ‘Talk at Google’ sobre el Talento Rebelde y sus libros ‘Rebel Talent: Why It Pays to Break the Rules at Work and in Life‘ (‘Talento Rebelde: Por qué es rentable romper las reglas en el trabajo y en la vida’, mayo de 2018) y ‘Sidetracked; Why our decisiones get derailed and how we can stick to the plan‘ (‘Desviado: Por qué nuestras decisiones descarrilan y cómo podemos mantener el plan’, de marzo de 2012).

En este número de HBR también podemos leer sobre ‘El ciclo de vida del CEO’, de James Citrin, Claudius Hildebrand y Robert Stark (Spencer Stuart). Cinco etapas: luna de miel (primer año), depresión del segundo año, recuperación (años 3 al 5), la trampa de la complacencia (del 6º año al 10ª) y años dorados (a partir del 10º). Una metodología valiosa para los Consejos de Administración. Te recomiendo el informe de SpencerStuart en el que se basa.

Ethan Bernstein (HBS) con Ben Waber (Humanyze) enumera las razones por las que las oficinas abiertas no logran las interacciones deseadas y Scott Anthony, Paul Coblan, Rahul Naïr y Nathalie Painchaud (Innosight) las barreras a la innovación desde los comportamientos. El/la Líder como Coach, por Herminia Ibarra (London Business School) y Anne Scoular (Meyler Campbell): liderago situacional y modelo GROW. La conexión entre el Propósito corporativo (el “para qué”) y el engagement, por Sally Blount (Kellog) y Paul Leinwand (PwC). Tu Propósito es tu promesa a los clientes, y más allá del discurso, tu organización cumple su propósito si y sólo si:

  • Es un imán para el talento adecuado (¿gente abnegada o servicial al cliente?)
  • Es capaz de superar las fronteras (silos)
  • Invierte de verdad en implantar el propósito
  • Se asegura de que el Modelo de Liderazgo es coherente con el propósito

Estoy con estos autores: el propósito es la clave de la motivación. Y conecta con el aprendizaje (maestría) y la autonomía, los otros dos motivadores intrínsecos (Daniel Pink).

Finalmente, ¿Cómo medimos la Economía Digital? por Erick Brynjolfsson y Avinash Collis (MIT): se trata de poner el foco en el valor que crea, no en el precio que las empresas pagan.

Mi gratitud, una vez más, a Adi Ignatius, a su espléndido equipo de la HBR (lo mejor de la verdad) y a [email protected] [email protected] que contribuyen en cada número.

La canción de hoy, ‘Someone you loved’. de Lewis Capaldi

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.