Economía de la Lealtad y análisis científico de la Cultura Corporativa

Ayer fuimos a ver la película ‘Bombshell’ (aquí traducida como “El Escándalo”, pero que más propiamente es “El Bombazo”), con Charlize Theron, Nicole Kidman y Margot Robbie. La historia de las presentadoras de Fox que demandaron por acoso sexual al otrora todopoderoso Roger Ailes. Más allá del indignante “sexual harassment” y el #MeToo de la sociedad actual, Ailes creó un sistema que aprovechó/fomentó la política como espectáculo e influyó decisivamente en la elección de los presidentes Nixon, Reagan, W. Bush y por supuesto Trump (¿no es curioso que el despido de Ailes coincidiera en el tiempo con la convención republicana que nominó a Donald Trump?). Roger Ailes renunció como CEO de Fox el 16 de julio de 2016, percibiendo 40 M $. Murió el 17 de mayo de 2017 por una caída (hematoma subdural) en su casa de Palm Beach. Le condenó la soberbia (especialmente su mala relación con los hijos de Murdoch); si la periodista Gretchen Carlson hubiera demandado a la cadena y no a su jefe, probablemente no habría ganado nunca, lo que da qué pensar.

Retomo el artículo del World Economic Forum del coach Paolo Gallo y el consultor Vlatka Hlupic: “En la Cuarta Revolución Industrial, la verdadera innovación es el Liderazgo humano“. Un alegato por el LIderazgo Saludable (Brain-Friendly Leadership) para la sostenibilidad de las personas, de la organización y del planeta.

Los datos son aterradores: en Estados Unidos, el ratio salarial entre el CEO y sus empleados es de 321 a 1. La mortalidad empresarial se ha multiplicado por cinco en los últimos 50 años. El retorno sobre activos (ROA) de las empresas ha caído un 75%. En la última década, a pesar de la inversión en desarrollo del Liderazgo, la calidad directiva no ha mejorado (de hecho, en España ha empeorado) y la implicación (engagement) de los profesionales está bajo mínimos. El 40% de los jefes son percibidos como tóxicos (2’5 veces más que los auténticos líderes). Con engagement (profesionales implicados), los ingresos aumentan un 33% y la rentabilidad más que se duplica (233%).

NeuroLiderazgo: Si no mides, no consigues. Si no desarrollas, la rentabilidad la pierdes y el coste de oportunidad se impone.

Este mes no me he referido todavía al número de Harvard Business Review, el primero de los años 20. En portada, ‘Cuándo los Datos crean ventaja competitiva… y cuándo no”. En realidad, el tema central es la “Economía de la Lealtad”.

Rob Markey (Bain & Co) se pregunta si no estamos infravalorando a nuestros clientes. Citando a Peter Drucker, precisamente ése es el propósito de un negocio: atraer y fidelizar clientes. Los “líderes en lealtad” hacen crecer sus ingresos dos veces y media más rápido que sus rivales y logran 2-5 veces más retorno para el accionista que ellos. Las nuevas tecnologías de “Design Thinking” y “Loyalty Earning” y los nuevos sistemas de contabilización permiten modelizar mejor el valor de los clientes y el impacto de las acciones hacia los mismos. Por el contrario, las culturas endogámicas (en las que tienen más peso los servicios centrales que el negocio y la relación con el cliente) destruyen valor. Liderar por Lealtad. “Sería irresponsable para cualquier directivo ignorar el valor del cliente como fuente principal del crecimiento rentable”.

Los profesores Daniel McCarthy (Emory UnIversity) y Peter Fader (Universidad de Pensilvania) nos enseñan a valorar una empresa analizando a sus clientes. Hay que mirar a los clientes desde dentro y desde fuera (“inside & outside”). La tendencia es la transparencia.

Con el tiempo, los mercados demandarán esta información“, una entrevista con el chairman emérito de Vanguardia (una mutua de fondos reconocida por la lealtad de sus clientes), Jack Brennan.

La nueva analítica de la Cultura. Lo que el email, Slack y Glassdoor revelan de tu organización‘, por los profesores Matthew Corritoro (McGill University), Amir Golberg (Stanford) y Sameer B. Srivastava (Berkeley). Análisis de adaptabilidad, encaje (pros y contras de encajar en la cultura), diversidad cultural y de la organización en términos holísticos (como un todo).

El CLO transformador. El rol del Chief Learning Officer ya no va de formación‘, por Abbie Lundberg y George Westerman (MIT). “Las organizaciones deberían cultivar el talento de cada [email protected], su capacidad de explorar, aprender y crecer, no sólo darles cursos de formación, para posicionar a la compañía para el éxito”. De la clase tradicional al aprendizaje personalizado y digital. Debemos distinguir muy bien qué aprender presencial y digitalmente y aplicar el aprendizaje a situaciones reales. ¿Tiene tu empresa un “Learning Board”, un comité de aprendizaje, o mantienes la formación como un departamento de RR HH?

Andrei Hagiu (Questrom School of Business) y Julian Wright (Universidad de Singapur) distinguen cuándo los Datos crean una ventaja competitiva y cuándo no. Efectivamente, como te puedes imaginar, la diferencia estriba en el aprendizaje y en la lealtad de los clientes. “Data-enabled Learning”: de la reflexión a la decisión.

Liderazgo: ‘Los elementos del buen juicio. Cómo mejorar tu toma de decisiones‘, por Sir Andrew Likierman (London Business School). Las claves:

  • Escuchar con atención y ser ávidos lectores críticos (para captar la información y ver pautas donde otros no se enteran).
  • Buscar la diversidad y no la validación.
  • Experiencia: convertirla en relevante, no en rígida (las cosas siempre se han hecho así, en un mundo híperVUCA).
  • Desapego: cuidado con los sesgos inconscientes.
  • Opciones: Cuestiona las que te ofrecen (sé [email protected]).
  • Entrega: Analiza que la ejecución sea factible. Muévete rápido.

[email protected] líderes necesitan muchas cualidades, y en todas ellas subyace el buen juicio. Quienes tienen más ambición que criterio se cargan la compañía. Las personas con carisma y sin juicio llevan a su gente por la mala dirección. Las apasionadas no juiciosas se dañan a sí mismas por caminos equivocados. Si tienen drive (motivación interna) pero deciden mal yerran pronto. Hay cuente la suerte y haya factores que no controlamos, el buen juicio te dará cartas a tu favor” (Sir Andrew Likierman, que ha sido decano de la LBS y director del Banco de Inglaterra).

‘Domar la complejidad’, por Martin Reeves (BCG), Simon Levin (Princeton), el físico y matemático Thomas Fink y Ania Levina (BCG). Asegúrate de que los beneficios de cualquier aumento de la complejidad superan a los costes. “Las dinámicas organizativas tienden a resistirse al cambio. Las estructuras y los procesos se cosifican cuando los empleados se adaptan a ellas”.

Los profesores Henry Farrell y Abraham Williams (George Washington University) escriben sobre “Choke points” (puntos de ahogo). Las infraestructuras de los países como armas políticas, con el riesgo que supone para los negocios. Vulnerabilidad y exposición.

Construir una Carrera Ética, por Myriam Kouchaki (Northwestern) e Isaac H. Smith (BYU). Planifica la bondad, ten en cuenta la ética en tus decisiones, Reflexiona tras los hechos. “Un gran número de investigaciones desde la psicología a la informática pasando por la enfermería o la educación sugieren que la reflexión es un primer paso esencial para aprender de experiencias pasadas”. Consciencia.

El “case study” es si hemos de dar a nuestros colegas la evaluación que merecen o la que quieren, por Anthony Mayo, Joshua Margolis y Amy Gallo (HBS). Responden Dan Goldenberger (Activision) y la coach Aiko Bethea. Me temo que, una vez más, vence el principio aristotélico de que en el equilibrio está la virtud: ni “sincericidios” ni peloteos estériles, sino asertividad de la buena.

El legado del #MeToo, en libros como ‘She said’ de Kantor y Twohey, ‘Believe Me’ de Valenti y Friedman, ‘#METoo in the Corporate World’ de Sylvia Ann Hewlett o ‘The Fix’, de Michelle King.

Investigación: la publicidad nos hace infelices. Andrew Oswald y su equipo de la Universidad de Warwick han analizado a 900.000 ciudadanos de 27 países europeos de 1980 a 2011. Hay una correlación inversa entre inversión en publicidad y personas felices. Doblar la publicidad hace bajar un 3% en satisfacción con la vida (la mitad del coste emocional de un divorcio o un tercio de estar desempleado). “Deberíamos preguntarnos si la sociedad occidental ha hecho lo correcto permitiendo tanto gasto publicitario, casi sin regularlo, tomándolo como inevitable”.

Bienestar: lo que valoran los empleados

Resultado de imagen de the wellness factors employee actually value

Para qué se ofrecen los programas de Bienestar

Resultado de imagen de the wellness factors employee actually value

La canción ‘Bad Guy’ de Billie Eilish en el trailer de ‘El escándalo’

So you’re a tough guy
Like it really rough guy
Just can’t get enough guy
Chest always so puffed guy
I’m that bad type
Make your mama sad type
Make your girlfriend mad tight
Might seduce your dad type
I’m the bad guy, duh

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.