Por qué el estrés nos vuelve egoístas

Anoche estuvimos viendo en Amazon Prime Video ‘Luis, el sabio del éxito‘, un documental que repasa con imágenes y audio inéditos el triunfo de La Roja de Luis Aragonés en la Eurocopa 2008. Como probablemente sepas, la Dra. Leonor Gallardo y un servidor escribimos el libro ‘La Roja. El triunfo de un equipo: un sueño que no fue una quimera’, con prólogo del entonces presidente de la RFEF.

Resultado de imagen de la roja un sueño que no fue una quimera

El libro utiliza la metodología de las cinco disciplinas de Peter Senge para explicar que el sueño compartido de todo un país superó el vértigo emocional de “ganar, ganar y ganar” y dejó de ser una quimera (una ilusión que es muy improbable que se realice). Como dijo Luis Aragonés a su selección: “Si con ustedes no llego a la final es que soy una m…”. El sabio de Hortaleza, de naturaleza explosiva, supo gestionar seis crisis en 19 días de Eurocopa. Y por eso su equipo ganó el campeonato.

Siguiendo con libros en los que utilizamos el fútbol como metáfora del Liderazgo y de la Transformación, ayer me llegó la edición en japonés de ‘Liderazgo Zidane. El genio que susurraba a los milenials’.

Imagen

Muchas gracias a todas las personas que me habéis felicitado por este nuevo libro en Asia. Todo un honor, como pasó con ‘Liderazgo Guardiola’ y ‘Código Mourinho’ también en coreano.

He estado viendo el debate demócrata de la pasada noche. Seis candidatos: el senador Bernie Sanders (78 años), el ex alcalde de Nueva York Michael Blooomberg (78 años), el ex VP Joe Biden (77 años), la senadora Elizabeth Warren (70 años), la senadora Amy Klobuchar (59 años) y el alcalde de South Bend. Indiana, Pete Buttigieg (38 años). Estoy con el periodista José Ángel Abad (@desdemanhattan), “Y el ganador del debate demócrata esta noche es… Trump otra vez. Sigue sin verse cuál de estos candidatos podría plantarle cara. Fácil pensar que Trump se los merendaría. Y Bloomberg ha hecho lo mismo que Biden en el primer debate: caerse hasta quedar a la altura de los demás”. Ian Bremmer, fino analista y profesor de Columbia, ha destacado en el debate a Bernie Sanders y Elizabeth Warren, en el medio a Buttigieg y Klobuchar y por debajo de sus posibilidades a Biden y Bloomberg. En fin, que de momento Donald Trump lo tiene fácil para la reelección. Quién lo iba a decir.

Desde el NeuroLiderazgo (estoy seguro de que cada [email protected] de los [email protected] cuenta con centenares de asesores) deberían trabajar el “i4 Model” (Silvia Damiano). Ante la audiencia, ante los votantes, deberían ser realmente inspiradores respecto al futuro (que no está escrito; hay que construirlo con esfuerzo y claridad de ideas), integradores (de sus equipos, de la sociedad), [email protected] e [email protected] Y para ello, medir científicamente dónde están (fortalezas y oportunidades de mejora), así como los avances.

En la web de Psychology Today, la coach Diane Dreher, profesora en la Universidad de Santa Clara, publicó ayer un artículo en el que se preguntaba si el estrés nos convierte en egoístas (“Does stress makes us selfish?).

En un país tan polarizado como Estados Unidos (o como el nuestro, o como casi todos hoy en día), con insultos tóxicos en los medios y familiares y amigos que dejan de hablarse por tener ideologías antagónicas, parece imposible el diálogo, el consenso y los acuerdos. La gente está de los nervios y se nota.

La Asociación Americana de Psicología ha reportado que la mayoría de los estadounidenses sufre de estrés moderado a elevado, y que más del 75% de los ciudadanos de EE UU ha sufrido al menos un episodio de estrés en el último mes. Los temores por el cambio climático, por el coronavirus, por el enfriamiento de la economía, por el gobierno o la oposición, por la pérdida de empleos, por la violencia han provocado que las personas nos sintamos más inseguras y a la defensiva que nunca (Estrés en los Estados Unidos, APA, 2011, 2017, 2019). La polarizacíón política ha generado su propia variante de estrés, nos explica la Dra. Dreher, que cita el estudio de Smith, Hibbing, & Hibbing (2019) y el libro de la psicóloga de Seattle Meg Van Deusen ‘Stressed in the US’.

Stressed in the US Book Cover

Cuando el estrés es negativo (distrés), nos ponemos en “survival mood”, en modo supervivencia. La amígdala, que es el sistema de alarma en el cerebro, alerta al límbico, cierra nuestras capacidades cognitivas (las de pensar, las que nos hacen animales racionales) y activa el hipotálamo, regulador de hormonas. La adrenalina eleva la presión sanguínea y el ritmo cardíaco. El cortisol se dispara, colapsando el sistema digestivo y el inmune. Tensamos los músculos, respiramos más rápido, estamos [email protected] para la respuesta más instintiva (lucha, bloqueo o huida). Podríamos decir que “dejamos de ser personas y nos convertimos en reptiles”: no escuchamos con atención, no pensamos con claridad, no sabemos tratar adecuadamente los problemas complejos. A la defensiva, percibimos a los demás como enemigos. Polarización en la política, en la sociedad, en las empresas.

Afortunadamente, si somos conscientes de ello, hay solución. Meg Van Deusen nos recomienda reconocer y etiquetar” las reacciones emocionales que sentimos (es lo que hacemos [email protected] coaches con [email protected] [email protected]) y practicar “mindfulness”. También ayuda a un sano equilibrio tomarse las noticias y los puntos de vista políticos con calma, como sugiere el psicólogo de Minneapolis William Doherty (New opportunities for therapy in the age of Trump, en el libro ‘The dangerous case of Donald Trump’, una valoración del Presidente de los EE UU por 37 reconocidos psiquiatras). El Dr. Doherty aplica técnicas de terapia de pareja para que republicanos y demócratas vuelvan a hablarse.

Resultado de imagen de the dangerous case of donald trump

Ya sabes que mi truco personal para gestionar el estrés es un “chutazo” matinal de 3M: Meditación guiada de 10 minutos (“Cada día… es un nuevo comienzo”) y las maravillosas canciones de Maldita Nerea y Marta Soto en lugar de los apocalípticos “informativos”. Gracias una vez más, Marta y Jorge, por vuestra espléndida labor con la música. Hacéis mucho bien.

Johan Sebastian Bach compuso las Variaciones Goldberg BWV 988 en 1741 para liberar al conde Kaiserling (embajador de Rusia en Leipzig) de un terrible insomnio. Reciben el nombre de Johann Gottlieb Goldberg, maestro del clavicordio y discípulo de Bach. Se trata de una maravillosa repetición de una base armónica que sirve para reducir el estrés.

Para la banda sonora de ‘Hannibal’, la serie de TV (2013-2015) secuela de ‘El Silencio de los Corderos’, Brian Reitzell compuso ‘Mizumono’, una versión lenta de las Variaciones Goldberg. “Mizumono” viene de “ganar o perder es cuestión de suerte” (勝負は水物だ, shōbu wa mizumono da). Mizumono es “ser como el agua”, adaptable.

Porque la armonía es la clave.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.