La alegría de Sorolla, la empatía de Rubens

Primer sábado de junio, a 15 días de la llegada del verano. Estamos viviendo la primavera más extraña de nuestras vidas, en la que, hoy aprendemos la lección del intercambio entre la crisis medioambiental (el planeta se rebela), la crisis sanitaria (el planeta se revela) y la crisis económica, de empleo (el PIB no es el indicador clave; el nivel de desempleo es esencial para el desarrollo y el bienestar de una sociedad) o tendremos que repetir el examen. ¿En otoño? El Talento es crecimiento personal y equilibrio global.

Como pequeña aportación personal, trato de “desconectar” los fines de semana de lo que suele ser la actividad laboral. Y busco en el arte la respuesta emocional que necesitamos.

Sigo con la colección “This is Art. Los artistas a través de las emociones”, dirigida por el divulgador Ramón Gener. El valenciano Joaquín Sorolla (1863-1923), el maestro de la luz en la pintura. “Los duelos con sol son menos”. Huérfano a los dos años, quedó fascinado por Velázquez y Goya en una visita al Museo del Prado. Con 21 años fue becado por la Diputación Provincial para estudiar en Roma y París. Su musa fue su esposa Clotilde: “Pintarte y amarte. Eso es todo”, con la que se casó a los 25 y tuvo tres hijos. Obtuvo el Gran Prix de la Exposición Universal de París. Para Sorolla, “la lumière c’est la vie. Por lo tanto, cuanto más luz en las pinturas más vida, más verdad y más belleza”. Triunfó en Londres y en Nueva York. A los 57 años sufrió una hemiplejia y se retiró a su casa de Cercedilla, en la Sierra madrileña, donde falleció tres años después.

Autorretrato con fondo de mar - Mis Museos

De su vastísma obra (más de 3.000 piezas), me quedo con:

  • Paseo a orillas del mar (1909), pintado en la playa de Valencia tras sus éxitos en París, Londres y NY (160.000 visitas en un mes). Un paseo elegante de turismo aristocrático que nos emociona, que nos alegra. En este lienzo de 2 m por 2 m, son su mujer y su hija María las que van paseando por la costa, y nos van a dejar atrás. Sorolla está en la cumbre de su carrera y es sumamente feliz. El blanco de los vestidos es tan tangible que podemos tocarlo y olerlo, un placer para los sentidos. Dignidad femenina en el paso y mar en calma; puro Mediterráneo.
Viaje a un cuadro: 'Paseo a orillas del mar', de Joaquín Sorolla
  • Chicos en la playa, pintado al año siguiente (1910). En el Museo del Prado. Sorolla pasa el verano del año anterior, tres meses, en la playa de Valencia. Desnudo infantil, despreocupado y alegre, que ya había interesado a Mariano Fortuny, Ignacio Picazo y el maestro Sargent. Destellos de luz sobre cuerpos con rojizo broncíneo. El jaleo alegre de la inocencia.
Chicos en la playa - Colección - Museo Nacional del Prado
  • Madre (1895), también en el Museo Sorolla. A los 32 años, el pintor fue padre por tercera y última vez. Aquí podemos ver a su amada Clotilde y su hija Elena en perfecta intimidad. Un blanco lechoso muy espiritual.
Madre, 1895 de Joaquin Sorolla Y Bastida (1863-1923, Spain ...
  • ¡Triste herencia! (1899) en la Fundación Bancaja (Bankia) de Valencia. Su último cuadro de realismo social, los niños del Hospital de San Juan de Dios en la playa de la Malvarrosa. Iba a llamarlo “Los hijos del placer” (los niños son enfermos de sífilis por sus padres, pero su amigo Vicente Blasco Ibáñez le sugirió el nuevo título. Grand Prix de la Exposición Universal de París 1900 y Medalla de Honor en la Exposición General de Bellas Artes de Madrid.
El Sorolla más internacional y cosmopolita en la casa museo del ...
  • Visión de España (1911-1919) en la Hispanic Society de Nueva York. 14 obras que representan “una España a punto de desaparecer”. Lienzos de 3’5 m de altura y 60 metros en total, que volvieron a España de noviembre de 2007 a febrero de 2010 y recorrieron Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, Barcelona y Madrid (más de 2 M de visitantes). La fiesta del pan en Castilla, los nazarenos sevillanos, la jota aragonesa, el concejo del Roncal en Navarra, los bolos en Guipúzoca, el encierro de los toros en Andalucía, las sevillanas y los toreros en la Maestranza, la romería gallega, la lonja del pescado en Cataluña, los naranjales de Alcira (Valencia), el mercado extremeño, el palmeral de Elche, la pesca del atún en Ayamonte. ¡Qué belleza! Te recomiendo este vídeo de Thomas Kitts, ¡emocionante!
Galería Visión de España de Sorolla | Hispanic Society of America

D. Joaquín Sorolla y Bastida es uno de mis pintores favoritos. Como huérfano desde los dos años, al cuidado de sus tíos, pudo elegir la tristeza y el oficio de cerrajero. Sin embargo, escogió conscientemente la alegría, la luz, su vocación artística y el amor por Clotilde. Su legado es imperecedero. Tengo ganas de volver al Museo Sorolla de General Martínez Campos (Madrid), a la Fundación Bancaja (Valencia) y a la Hispanic Society de Nueva York para disfrutar in situ de sus cuadros, de esa conexión entre el amor y la alegría que proporciona la luz.

También en la colección ‘This is Art’ de Ramón Gener, ‘Rubens y la empatía’. El pintor estadista, llamado por Delacroix “el Homero de la pintura”. Hijo de un concejal municipal de Amberes, empezó a pintar a los 14 años. Con 23 hizo su “viaje italiano”. Recibió grandes encargos y pintó obras a miles. Mis favoritas: “La masacre de los inocentes” (Toronto), en la que se inspira el Guernica; “La adoración de los Magos” (El Prado) y por supuesto “Las tres gracias”, también en el Museo Nacional de El Prado, que cumple 200 años. Te recomiendo el libro ‘Rubens, diplomático español‘ de Gregorio Cruzada Villamil.

Rubens, el tesoro más preciado de Amberes

El arte es el don que transforma a quien lo recibe. En estos tiempos, necesitamos una mirada artística más que nunca.

Pintura y música. Aplaudo la concesión del Premio Princesa de Asturias a dos grandes compositores, Ennio Morricone y John Williams. Del maestro italiano me quedo con La Misión, Cinema Paradiso, Novecento, Malena y La Mejor Oferta. Del genio estadounidense, Star Wars, Superman, Indiana Jones, Tiburón y ET. Nadie como Morriconne ha compuesto para el cine con mayor sensibilidad ni como Williams con mayor grandeza.

Por la izquierda, Williams y Morricone.

Del gran maestro Morricone, que estará en Oviedo el 16 de octubre con 92 años, quiero compartir ‘La migliore oferta’, una película conmovedora sobre el arte y el amor.

y la banda sonora de ‘Malena’, la película de Giuseppe Tornatore con una espléndida Mónica Bellucci.

Finalmente, para este fin de semana quiero recomendar la serie ‘La Unidad’, dirigida por Dani de la Torre, en Movistar +. Un thriller policiaco basado en la lucha antiterrorista, contra la yihad islámica. Un proyecto de Dani de la Torre (que ya nos impresionó con sus películas ‘El desconocido’ y ‘La sombra de la ley’) y Alberto Marini, con espléndidos guiones de Alberto Marini y Amelia Mora, magníficas interpretaciones de las actrices y actores premiados con el Goya Nathalie Poza, Luis Zahera, Marian Alvarez, además del actor argentino Michel Noher, Fele Martínez o Francesc Orellá; una brillante dirección de fotografía de Josu Incháustegui, la espléndida dirección de arte de Julio Torrecilla, el montaje con un gran ritmo de Jorge Coira y Juan Galiñanes, los efectos diigtales de Felix Bergés y la banda sonora de Manuel Riveiro. Suma sinérgica de talentos; un proyecto redondo de principio a fin con localizaciones en Tánger, Perpignan, Girona, Madrid, Galicia, Nigeria y Toulouse. Mi gratitud a tan excelentes profesionales. Dani y su equipo tienen en mí a un fan.

Reparto de LA UNIDAD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.