Transversalidad frente a ideología

Ayer se celebraron elecciones gallegas y vascas. Sin ánimo de proyectar los resultados al conjunto del país, creo que hay cinco claves interesantes desde el punto de vista del Liderazgo.

  1. Transversalidad: la victoria de lo conocido. La victoria de Alberto Núñez Feijóo se ha sustentado en una campaña “Galicia, Galicia, Galicia” que no recogía las siglas de su partido sino el aval de su gestión previa. Ha sido su cuarta mayoría absoluta consecutiva, igualando los logros de Manuel Fraga. Pierde un diputado por Orense y por Pontevedra, gana uno por A Coruña y Lugo. 41 escaños y mejora porcentual, dejando lejos de representación a Cuidadanos y Vox. Por su parte, el PNV obtiene unos resultados históricos, creciendo en 3 escaños respecto a los anteriores.
  2. Caída de la radicalidad. Podemos no ha aprovechado la visibilidad que otorga la vicepresidencia del gobierno de la nación y los cuatro ministerios sociales. Sin representación en Galicia, con la mitad de lo que obtuvo hace cuatro años en el País Vasco. Luchas internas que han mostrado unos resultados incluso peores de los que mostraban las encuestas.
  3. Fracaso del partido del gobierno nacional, que sufre el “sorpasso” del BNG en Galicia y no mejora en el País Vasco. La debacle de Podemos lo ha recogido el Bloque Nacionalista en Galicia, con una buena candidata, y EH Bildu en Esukadi. No ha aprovechado el escaparate que suponen los medios nacionales.
  4. La carta nacionalista. En el País Vasco, PNV y Bildu suman 53 de los 75 escaños. Los constitucionalistas, 15 plazas (entre ellas, la diputada de Vox por Álava). En Galicia, además de que Feijóo ocupa el espacio nacionalista más moderado, el Bloque ha obtenido unos excelentes resultados.
  5. Abstención histórica. En las primeras elecciones TCV (Tras el CoronaVirus), 47% de abstención en el País Vasco (200.000 votantes menos que en 2016). En Galicia votó el 58’84% del electorado, cinco puntos menos que en 2016.

Ayer en XL Semanal, Fátima Uribarri escribía ‘Hacia un nuevo Humanismo’. “Ante un peligro extremo, la manada se une. ¿Hará eso la humanidad?”. Cita a la catedrática Amelia Valcárcel; “Se miraba a las pandemias como a las tormentas, pensando que ya pasarán. Como es algo que no podemos parar, no hacemos nada. Ahora la actitud es nueva, global. Por primera vez, el planeta entero ha reaccionado intentando salvar la salud de todo el mundo. Hemos parado todos”. “China es el facto global que hace que caigan los sueldos en el mundo”. Estamos en un punto de inflexión entre dos cosmovisiones: la occidental (la libertad) y la oriental (la armonía). El Talento ama la libertad.

Según el director de Negocio Responsable del BBVA, Antoni Ballabriga, “hemos aprendido tres cosas importantes: que las empresas deben invertir en resiliencia, que tenemos que escuchar a la ciencia y que nos necesitamos todos. La prueba del algodón será que lo aprendido se integre en las estrategias empresariales”.

El Liderazgo de hoy o es resiliente o no es Liderazgo. Necesita capacidad de aguante, ideas claras, paciencia y asertividad. Lo que hoy parece insuperable, con perspectiva se domina. Es un Liderazgo de Firmeza, que no de rigidez.

El maestro José Antonio Marina, en su holograma, defendía el Nominalismo político. “Conocer lo que ocurre es fácil, comprenderlo es complejo. Cada [email protected] debe poder elegir el nivel de comprensión en el que quiere moverse”. La Constitución española de 1978 oscila entre el nominalismo (conceptos abstractos) y el realismo (realidades concretas). Marina nos recuerda que el “nominalismo usado tácticamente como realismo” de Enrique Laclau en el origen de Podemos. Por ejemplo, “líder como categoría vacía que representa “el símbolo de la satisfacción de sus deseos (del pueblo) hechos demandas y convertidos en reivindicaciones” (Laclau, El pueblo, lo popular y el populismo, 2010, págs. 142-143). “”Durante el Terror, la preocupación abstracta por la Humanidad ignoró cualquier preocupación por los seres humanos” (Francesca Osborne, especialista en la Revolución Francesa).

Los conceptos son poderosos; si no los avalan las evidencias, quedan en mero populismo.

Mi gratitud una vez más a José Antonio Marina, a Fátima Uribarri, Amelia Valcárcel y Antoni Ballabriga.

HOY VAS A DESCUBRIR QUE EL MUNDO ES TODO PARA TI, de Bebe.

“Hoy es una mujer que se da cuenta de su alma”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.