El Gap de la Ilustración y el problema de la Psicología

Domingo de Programa de Habilidades de Coaching en Valladolid, con [email protected] [email protected] de Rosa Montaña. Mi gratitud a Rosa, a Esther y a las decenas de participantes en sus programas de Desarrollo.

He estado leyendo en la web de Psychology Today el artículo de Gregg Henriques ‘El Gap de la Ilustración‘. Henriques, profesor de la James Madison University, está en la búsqueda de una “Teoría Unificada del Conocimiento“.

Para Gregg Henriques, la Ilustración (movimiento cultural e intelectual europeo desde mediados del XVIII a principios del XIX) dejó dos brechas abiertas: la relación entre la mente y la materia y la aparente desconexión entre el conocimiento científico y las ciencias sociales. Ambas confluyen, en su opinión, en el “problema de la psicología”. A diferencia de la Física, la Química, la Biología o la Neurociencia, la Psicología carece de un sujeto a estudiar. ¿Es la ciencia de la mente? ¿Es la ciencia del comportamiento? ¿O de ambas?

Gregg Henriques.com - Gregg Henriques

El profesor Henriques propone una “Teoría Unificada de la Psicología” desde el árbol del conocimiento.

Mi agradecimiento a Gregg Heriques por plantear este debate. Desde el enfoque de la Psicología positiva creado hace apenas 20 años por Martin Seligman y Mihalyi Csikmentmihalyi y específicamente desde el coaching como proceso de desarrollo del talento (del Liderazgo como talento para influir decisivamente en los demás desde la credibilidad, la autoridad moral y el ejemplo), la relación entre lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos es determinante, partiendo de la incompetencia inconsciente a la competencia inconsciente, natural (lograr fijar los hábitos que deseamos), la “segunda naturaleza” aristotélica. Las ciencias sociales ligadas al talento recogen el conocimiento científico y lo llevan a nuestras conductas cotidianas. Pensemos en la “teoría del caos”, por ejemplo, nos enseña a través del concepto de “atractor extraño” el valor de la paciencia: si sabemos lo que queremos y perseveramos en nuestros deseos y nuestra sana ambición antes o después los conseguiremos, por difícil que parezca la situación.

La unidad mínima del Liderazgo “Brain-Friendly” es el tándem porque es a través del diálogo, de la conversación, de la reflexión es como conseguimos nuestra mejor versión. Juntos generamos hábitos de dirección (desde la visión de futuro al optimismo inteligente), de cuidado (desde la alimentación al sueño pasando por el ejercicio físico), de relación (la conexión con personas tónicas, con el crecimiento, y desterrar a las personas tóxicas, los narcisistas manipuladores, victimistas y aprovechados que tratan de vampirizar nuestra energía).

Juan Carlos Cubeiro (@juancarcubeiro) | Twitter

“I`m walking on sunshine”, de Katrina and the waves.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.