Ante el desánimo, mucha Filosofía

Acaba un mes de enero terrible por la tercera ola de la pandemia, Filomena, los datos del desempleo, un Davos que ha supuesto el triunfo de los “tiranos digitales” (Harari)… y sin embargo en nuestro país se han publicado una serie de libros muy interesantes. He hablado de varios de ellos y sin embargo me quedan el de José Manuel Zapata sobre el poder de la Música, el de Mariana Mazzucato sobre las misiones, el de Peter Diamandis y Steven Jotler (El futuro va más rápido de lo que crees), el del premio Nobel Robert Shiller (Narrativas económicas). Incluso con el hábito de leer un libro diario, se está poniendo difícil alcanzar a las novedades valiosas. Mi gratitud y enhorabuena a los autores.

Ayer adquirí en la FNAC de La Vaguada el último de José Carlos Ruiz, ‘FILOSOFÍA ANTE EL DESÁNIMO. Pensamiento crítico para adquirir una personalidad sólida. El profesor José Carlos Ruiz (Universidad de Córdoba), Doctor en Filosofía Contemporánea con estudios en la Sorbona, se ha especializado en pensamiento crítico y su aplicación a los procesos formativos.

La tesis del libro es que la presión por destacar (“El sueño americano” de este capitalismo salvaje) en “el infierno de lo igual” y la “ideología de la personalidad” produce una brecha exponencialmente creciente entre el yo real y el virtual, y por ello la falta de autenticidad. Sin pensamiento sanamente crítico, la personalidad se ve abocada a sufrir de desánimo crónico (¿no la sufren -o la sufrimos- el 80% de nuestros semejantes?). Para reducirla o incluso eliminarla, José Carlos Ruiz nos propone buena Filosofía.

Ante los postulados, del profesor Ruiz, me atrevo a proponer 10 consejos para evitar el desánimo:

  1. IDENTIDAD. Cuidado con el “exceso de identidad” , con la bulimia emocional. Hemos ido sustituyendo los rituales internos (hábitos saludables) por las ceremonias, que se orientan al exterior. El “conócete a ti [email protected]”, desde el Oráculo de Delfos a los libros de autoayuda”, como crueldad (debe ser origen, no destino). Mentalidad de crecimiento (Carol Dweck, Stanford). Sentido de aventura y “civilidad” (Richard Sennet).
  2. AMA CON LOCURA. “Nada es comparable al amor, nada”. Por ello, lo más doloroso es perder a un ser querido. “Amar implica activar la voluntad de saber sin prejuicios, de querer profundizar en el otro, de tratar de comprender su fondo.” Cada vez es más complicado vivir un Amor sereno e intenso. Necesidad la intensidad de vivir, el reconocimiento del Amor (más allá de la relación-conexión), el Amor sabio (curiosidad por el otro). Más Apolo y menos Dionisio.
  3. EDIFICA LA AMISTAD A TRAVÉS DE LAS VIVENCIAS. Hoy la amistad agoniza y proponemos las hiperamistades. Volvamos a los códigos de Amistad de Aristóteles (la virtud) y Cicerón (benevolencia, amor recíproco). Con la red estamos “en directo, pero no en vivo” (la vida es otra cosa, contacto y energía). De la independencia a la interdependencia. Cuidado, porque las pantallas logran “la soledad de Narciso”. Estamos narcotizados por la seducción de lo virtual.
  4. DIGNIFICA LOS AÑOS. La Sabiduría es acumular vida en los años. Debemos acabar con la juventocracia, con el “final de la edad” como moda, como tendencia, con la ligereza como indignidad con la edad. Cuidado con “después de nosotros, el diluvio”, la inexistencia de legado. Preocupémonos por la belleza de la ejemplaridad (Javier Goma), por hacer lo correcto. Hemos roto la dinámica maestro/discípulo. “¿En qué medida seremos motores de cambio de nuestros hijos?”.
  5. RECONOCE LA BELLEZA DE LO REAL. “No estáis aburridos porque las cosas sean aburridas. Al contrario, las cosas son aburridas porque estáis aburridos” (José Antonio Marina). La sociedad del espectáculo, del entretenimiento, es la del “aburrimiento agitado”, del tedio, de lo efímero en los desocupados. Necesitamos paciencia (“los impacientes somos intolerantes con lo que acontece”) y espera, tener Esperanza (lo último que sale de la caja de Pandora). Sufrimos de distracciones, de una agenda con recordatorios, de apremios en streaming. La Vida va de otra cosa; la Vida va en serio. “Séneca ya mostraba el camino”.
  6. CUIDA DE LO PÚBLICO. Es una prueba de Educación, frente a la ignorancia generalizada. La ideología como “tonto colectivo”, en un mundo ingobernable e incompleto, llevado por incompetentes. El idiota hipermoderno es una personalidad comodona gracias a la tecnología (Maurizio Ferranis). Cipolla ya definió los cuatro estereotipos de la estupidez humana. “Y luego está el imbécil”, sin báculo, sin bastón. Cree que no lo necesita. Ortega y Gasset ya demostró que los imbéciles son testarudos; desconocía lo que podían hacer con las redes sociales.
  7. SEPARA LOS SUEÑOS DE LOS DESEOS. Tenemos que resignificar los símbolos, porque hay nueva violencia y nuevas cadenas. Somos ilusos de voluntad débil, cuando no victimistas y masoquistas/sádicos (“crecer o morir”, que denuncia Ulrich Beck). Nos hemos vuelto unos desconfiandos, sin Fe.
  8. RECLAMA LA PROPIEDAD PRIVADA DEL PLACER. El Placer conecta con la identidad, con la rutina del propio placer. Ilusionémonos con el deseo, que es propiedad privada. Formamos parte de una sociedad de inconformistas desanimados. Aprendamos de Epicuro y volvamos al placer de la mirada, del tacto, el gusto, el olfato, el oído (el imperio de los sentidos). Y por supuesto del placer intelectual, hoy tan escaso.
  9. PRACTICA EL HÁBITO DE LA TRASHUMANCIA. En un mundo donde lo urgente resta tiempo a lo importante, donde vivimos como turistas, sedentarios, pobres y sin camino, hemos de convertirnos e peregrinos: salgamos a pensar y a caminar. Como nos enseña Nietzsche, tenemos que discernir. construir rutinas (Kant, Shelle) y vivir el tiempo de la vida (Thoreau).
  10. TENGAMOS UNA VIDA CON BIOGRAFÍA, como nos aconsejaban Platón, Aristóteles o San Agistín. Un relato auténtico, sobre la verdad. Frente al olvido, el legado con la naturalidad del caos. Controlemos la Atención y no caigamos enfermos de un optimismo absurdo por ingenuo.
José Carlos Ruiz: «El pensamiento crítico es la cara oculta de la  felicidad» – OtrasVocesenEducacion.org

Magnífico libro. Hemos de trabajar, para evitar el desámino, estos diez conceptos. Gracias, profesor José Carlos Ruiz.

La canción de hoy, ‘Self-control’ de Laura Brannigan.

Un comentario sobre “Ante el desánimo, mucha Filosofía

  1. Felicidades por el artículo, leí el libro hace 4 días y creo que su resumen es preciso. Compré el mismo día que salió a la venta, al igual que hice cuando salió su libro sobre Brain-friendly que me pareció un libro muy, pero muy útil para mi trabajo. Soy un lector y seguidor de su trabajo y puede que por eso me haya atrevido a escribirle de cara a pedirle una rectificación, o una aclarición más bien, en honor a la verdad. Soy un fiel lector de usted y de José CArlos Ruiz y me parece que la propiedad intelectual es muy importante de ahí que me gustaría que usted realizara un cambio que me parece esencial para que no haya confusiones leyendo el artículo. Supongo que a usted se le ha pasado, sin mala intención, pero la frase “ME ATRAVO A PROPONER 10 CONSEJO PARA EVITAR EL DESÁNIMO” me parece que no corresponde al nivel del artículo. La propuesta de los 10 temas es de José Carlos Ruiz, de hecho son los títulos de sus capítulos de ahí que crea imperioso que se le adjudiquen a él. Perdone mi atrevimiento, pero es que son cosas que pueden llevar a malentendidos y creo que es necesario dejarlo todo nítido.. Espero que esa frase sea rectificada, si no es mucho pedir. Reciba mi saludo y mi admiración.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.