Las conversaciones que NO tenemos

Sábado soleado pre-primaveral en Madrid. La naturaleza se está viniendo arriba, afortunadamente para la salud y tal vez para la economía. Anteanoche tuvimos el primer plenilunio del año, la “luna del lobo”, en la que los lobos, esos animales tan gregarios, pasan de aullar unos siete segundos a más de dos minutos.

Luna llena de enero 2021: por qué se le llama luna del lobo y qué otras  lunas habrá en el año | MARCA Claro México

Seguimos teniendo un enero maravilloso de nuevos libros. Ayer estuve disfrutando de ‘Las conversaciones que NO tenemos. Filosofía del encuentro’, de mi querido amigo el profesor del IESE Santiago Álvarez de Mon.

Santiago Álvarez de Mon:” No hay salida sin acción” | El Principio de un  Comienzo

El Dr. Álvarez de Mon es profesor del IESE, licenciado en Derecho por la UCM, Doctor en Sociología y Ciencia Política por la Universidad Pontificia de Salamanca, máster por el IESE. Consultor, coach, colaborador habitual de Expansión y uno de los mayores expertos en Liderazgo de nuestro país.

Me gustan mucho sus libros, desde El mito del líder, No soy Supermán y Desde la adversidad (compañeros de editorial de La Sensación de Fluidez) a La lógica del corazón (compañero editorial de Del Capitalismo al Talentismo) y Con ganas, ganas, Aprendiendo a perder y Mi agenda y yo (compañeros editoriales de Liderazgo Brain-Friendly). Santiago es un maestro con una enorme profundidad de pensamiento y una prosa prodigiosa, un humanista honesto y cabal.

El profesor Álvarez de Mon entiende la conversación como un lugar de encuentro con los demás que nos cambia y les cambia para sienpre. Las conversaciones forjan nuestra historia. Entonces, ¿por qué ese NO del título? Porque Santi piensa, con absoluta lucidez, que nos las estamos perdiendo en demasía.

Santiago Álvarez de Mon - EXECUTIVE EXCELLENCE, liderazgo, gestión  empresarial, negocios, directivos, noticias management, escuelas negocios,  cursos

En la Introducción, el autor parte de momentos esenciales de su vida (su llegada a Washington en 1983, Zaire en verano del 82, Bank of America en 1984 y ) para encuadrar el valor de las buenas conversaciones. Y cita a Marco Aurelio: “Actúa, habla y piensa como si fueras a abandonar la vida en cualquier momento”. Sin embargo, “si lo hubiera llamado, si lo hubiera escuchado, si hubiéramos compartido sueños, preocupaciones, encargos… sí, si, si…. una catarata de síes nostálgicos inunda nuestra alma”. Así es. “Desgraciadamente, a menudo los humanos necesitamos de golpes imprevistos, de despertadores sonoros, dolorosos, violentos, para cambiar de mentalidad y actitud”.

Para dormilones: Inventan una cama despertador | Te Leemos Las Noticias

Misión de SAM: “Lo que da sentido a mi trabajo es rastrear los misterios de la conversación humana, listar y ordenar sus componentes más básicos, denunciar sus sucedáneos y trampas, reivindicar la palabra amable, la escucha empática, la pregunta curiosa, el silencio activo, el tiempo generoso”.

“La guardia baja, interrupciones innecesarias, timbres de voz inadecuados, lenguaje corporal que habla por sí solo, tsunami verbal, prisas… suelen personarse en conversaciones con aquellas personas que precisamente más nos importan”. Terrible paradoja en el arte de conversar. “Conversación sincera, leal, libre, honesta y poder no acostumbran a ir de la mano. Este último suele empujar aquella hacia derivadas empobrecedoras”.

La foto icónica de Suárez y el Rey fue idea de Julio Iglesias. Y no lo  sabíamos | Verne EL PAÍS

Porque la palabra tiene dos caras. “El gap entre lo que decimos y lo que hacemos invita a la incredulidad y la desconfianza de una población perpleja. Liderazgo va mucho más de practicar que de predicar”. Sin generosidad no hay Calidad.

Jacinda Ardern y el triángulo oxidado | HABLEMOS DE TECNO TALENTO

La empatía es un todoterreno, un multiusos (“a menudo le damos una patada explícita, violenta y descarada a la empatía colgando etiqueta peyorativas a personas que no comparten nuestras opiniones y preferencias”, “Sin preguntas afinadas, sin interrogantes honestas, lúcidas, no hay conversación”, “conversación e impaciencia -que es desesperación con uno mismo- no casan bien”). El diálogo interior es una conversación esencial: “Vivir es sacudirse el polvo de lo superfluo y abrazar la grandeza que se insinúa en cada circunstancia y evento”. La vida humana ha de ser desde dentro hacia fuera, como nos aconsejan los viajeros más intrépidos. Más que analizar la vida, hemos de vivirla de verdad, auténticamente.

La sabiduría del silencio. Santiago Álvarez de Mon recoge muy acertadamente los versos de la Noche oscura del alma de San Juan de la Cruz y de Dios y los náufragos de José Ramón Ayllón (1955). “La soledad y el silencio son huéspedes del alm” (Augustin Guillerand). Del silencio a la palabra para generar encuentros gratificantes, iluminadores.

“El tiempo no es sino la corriente en la que estoy pescando” (Henry David Thoreau). “El universo digital completa, complementa, sustituye temporalmente, pero no puede ser el epicentro de la conversación humana.” En las tertulias amenas, divertidas sinceras, intensas, se produce la magia (que es una forma especial de comunicación). Aquí y ahora. “Igual que la nostalgia se alimenta de un pasado idealizado, de los buenos recuerdos oportunamente seleccionados, la ansiedad elige el futuro, un tiempo inasible, que no se deja cazar, para sacarnos del presente, distraernos, turbarnos, y amargarnos la existencia”. Una buena conversación deviene en largo encuentro cuando saborea cada segundo, libre de cargas del pasado o del futuro.

Aquí y Ahora

Finalmente, el maestro Álvarez de Mon nos propone “trabajo de campo”, para pasar de la reflexión a la acción (como excelente coach que es). “La inercia, el día a día, el discurrir de jornadas anodinas que se repiten como si el tiempo fuera un factor ilimitado, ocupa un lugar preminente. Causa silenciosa, en su discreción reside su fuerza”. Nos propone “imaginar la muerte para paladear la vida, paradoja inspiradora, sugerente, sabia. ¿Por qué perder la paz, hoy, por un gesto, comentario, decisión, palabra, que dentro de un tiempo se revelará irrelevante? ¿Por qué dejarnos chupar, envenenar la sangre, consumir nuestra energía, por una opinión, juicio, omisión, que en semanas, meses, se mostrarán superados, inocuos? ¿Y si viajáramos al futuro, al final de nuestro de viaje, para volver aquí, ahora, y descubrir la importancia real de las cosas que nos suceden? Perspectiva y trascendencia.

Gran libro. Muchas gracias, querido Santi, por tu fecunda reflexión y tus sabios consejos que me comprometo a poner en práctica, porque la vida es breve y hemos de convertirla en una obra de arte desde nuestro propio Liderazgo, con las buenas conversaciones como recurso principal.

Santiago Álvarez del Mon, el perfil de un líder · Comunicación Vitae

“Puede que el mundo esté roto porque no confiéis en nadie” (Raya y el último dragón). La última de Disney, en cines a partir del 5 de febrero.

La canción de hoy, ‘La playa”, de La Oreja de Van Gogh. Te voy a escribir la canción más bonita del mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.