La Gratitud, sentimiento subestimado

Maravillosa jornada en Alicante, que ya se está beneficiando como debe del turismo nacional. 32 vagones en el único AVE del que quedaban plazas, el de las 9,25 de la mañana (un vagón del silencio bastante respetado) y varios encuentros con [email protected] para agradecer la temporada y pensar en nuevos proyectos. Mi gratitud a ell|@s y al equipo tanto del Nou Manolín (espléndido arroz) como del CésarAnca (exquisitos platos de I+D).

En el número de julio-agosto de 2021 de ‘Mente y Cerebro’, Gratitud, un sentimiento subestimado. Hace unos días, mi buen amigo Guzmán Martínez (Brandty) me recordaba una frase de Silvia Damiano y un servidor en nuestro libro ‘Liderazgo Brain-Friendly’: “La gratitud es el abono de la alegría, porque nos conecta con el privilegio de estar vivos, de sentirnos plenos”.

Imagen

En la citada publicación, la psicóloga y periodista Corina Hartman explica ‘Los beneficios del agradecimiento‘. Nos permite apreciar lo más bello de la vida. Sin embargo, nos advierte, no es la panacea, porque las personas con depresión grave pueden sentirse aún peor cuando no hallan algo bueno en su vida. Corina nos anima a escribir (este verano, sin ir más lejos) una carta de gratitud porque es una autorrevelación de gran ayuda.

Gratitud

La Gratitud nos ayuda a centrarnos en lo bueno“, detallan los psicólogos Hanna Heckendorf y Dirk Lehr -entrevistados por Liesa Bauer-, que han desarrollado un eficaz “coaching online” para mitigar las consecuencias psicológicas de la pandemia. La Gratitud ayuda especialmente en tiempos de crisis, para lo que se necesita instinto y tiempo. “Es imposible que, al percibir los sentimientos negativos y aceptarlos, no los reemplacemos por otros positivos”. “Experimentar crecimiento tras las crisis es una posibilidad, no una obligación”.

En su libro de 2020 sobre la gratitud en la psicoterapia, el Dr, Dick Lehr (profesor de Psicología de la Salud en la Universidad de Leuphana en Lüneburg, Alemania) acuña el término “negligencia de la gratitud”. “En la psicoterapia nos ocupamos sobre todo de sentimientos negativos, como puede ser el miedo. Que se hable de sensaciones agradables es algo nuevo. Lo difícil en la gratitud es que con este concepto se encuentra relacionada la idea de que se ha logrado algo positivo, pero otras personas han colaborado para ello. Sin embargo, con frecuencia, los terapeutas buscan guiar a sus pacientes para que se centren en lo que han logrado por sí mismos con el fin de reforzar su autoestima. Creo que cuando se habla de gratitud, muchos tienen la sensación de que los pacientes atribuyen más éxito a los demás. Este podría ser el motivo por el que la gratitud hasta ahora ha recibido poca atención por parte de la psicoterapia. En general, la gratitud no encaja bien en una sociedad individualista en la que es importante lograr cosas notables por uno mismo.”

dirk lehr - Iberlibro

También podemos leer en el número 109 de ‘Mente y Cerebro’ sobre las “anteojeras mentales” en el artículo de Steve Ayan ‘Sin miedo a la ignorancia‘, con seis motivos para aplicar la ignorancia voluntaria. En su artículo “Homo ignorans” (2016), el psicólogo Ralph Hertwig y el economista Christoph Engel se propusieron averiguar cuándo y con qué objetivo nos gusta estar desinformados. La ignorancia voluntaria nos permite regular nuestras emociones, quedarnos con los momentos más positivos y dominar situaciones estresantes.

El Covid 19 persistente, un cansancio inexplicable‘, por el neurólogo Peter Berlit. Fatiga crónica que impide seguir con las rutinas habituales por disminución de la circulación sanguínea, infección directa sobre el bulbo raquídeo, reacciones inmunitarias dañinas, falta de oxígeno por daños pulmonares, barrera hematoencefálica dañada.

El paradigma del teletrabajo en tiempos de pandemia‘, por el profesor de psicología en el trabajo Alfredo Rodríguez Muñoz (UCM). Parece que el teletrabajo seguirá con nosotros, por lo que hay empresas que preparan “días sin videollamadas”. Un arma de doble filo, con efectos positivos de equilibrio de vida y sostenibilidad del planeta (Tammy D. Allen, Universidad del Sur de Florida) y perniciosos (Leslie B. Hammer et al).

Martin Hecht nos enseña a beneficiarnos del aburrimiento, gestionando eficazmente el tedio.

El Dr. Falk Kiefer (Instituto de Salud Mental de Mannheim) responde a si el alcohol ayuda a ahogar las penas: el alcohol acentúa nuestras emociones, sean de euforia o de tristeza. “Después de unas copas, nos solemos sentir más tranquilos, la tensión y los miedos se disipan y muchas de las preocupaciones momentáneas se desvanecen. Las personas muy temerosas o preocupadas, así como las que se encuentran con frecuencia bajo presión o que presentan dificultades para conciliar el sueño, a menudo consumen alcohol para «combatir» ese estado. Sin embargo, cualquier persona que se haya emborrachado alguna vez en un momento de «bajón» seguramente conoce el efecto contrario: el autocontrol disminuye, las preocupaciones y los problemas resurgen sin freno y aparecen sentimientos negativos.”

El caso clínico de Rosa, “paralizada por su inconsciente”. Tras el divorcio de sus padres, sufrió parálisis en ambas piernas. Pacientes con “conversión somática” que muestran una “bella indiferencia” que calma su angustia. Un trastorno que puede ser el 5% de las consultas hospitalarias. “Quiero a mi madre, pero me da miedo. Estoy molesta con ella por intentar suicidarse, Entiendo que mi padre se fuera. No quiero ser como ella”.

La microbiota es clave en el desarrollo del sistema nervioso“. Las microbiólogas Anne Judith Waligora y Marie-José Butel, entrevistadas por Bénédicte Salthun-Lassalle, explican por qué sucede y plantean los posibles beneficios terapéuticos de los llamados psicobióticos. Los niños que nacen por cesárea corren mayor riesgo de sufrir obesidad, alergias y enfermedades inflamatorias del intestino, por un retraso en el desarrollo de su microbiota. El intestino preconfigura nuestra psique.

El cerebro usa filtros, no un foco, para prestar atención‘, por Jordana Cepelewicz. Disponemos de un circuito cerebral que suprime la información sensorial que nos distrae.

Y Jean Gael Barbara escribe sobre los pioneros Magpun y Mourizzi, exploradores de la consciencia. Hasta 1949 no se sabía que estaba en el cerebro. El sistema reticular ascendente es el generador del “umbral de la consciencia”.

FORMACIÓN RETICULAR | Qué es, funciones, sistema y núcleos

Magnífico número el último de ‘Mente y Cerebro’. Mi gratitud a los autores del mismo.

La canción de hoy, ‘Jardin d’hiver’ (Jardín de invierno) por Keren Ann. La escuché el sábado pasado en El invernadero de Salvador Bachiller (Gran Vía).

y la versión de Luz Casal:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.